Medicinal

Así fue la multitudinaria marcha “Cultiva tus derechos”: Despenalización y contra la criminalización de la marihuana en Chile


thumbnail_img
Este domingo 7 de junio, cientos de miles se movilizaron desde Plaza Los Héroes bajo el slogan “Cultiva tus derechos”; despenalización y regulación de la marihuana son ejes centrales de las demandas, hoy, entrampadas en la ley 20.000. En su 11va versión, cientos miles de personas asistieron a la marcha “Cultiva tus derechos”, según datos de los organizadores, alrededor de 200 mil personas marcharon en Santiago, cifra que coincidió con la afirmada durante esa jornada por carabineros. Usuarios cannábicos medicinales, recreacionales, rituales y no consumidores se hicieron parte de la verde columna que tomó partida en Plaza Los Héroes teniendo a la cabeza usuarios medicinales y personajes históricos del movimiento cannábico; uno de ellos es Cecilia Heyder, que en señal de protesta fue a dejar una planta de cannabis a unos metros del palacio de La Moneda. Los manifestantes siguieron desplazándose por la calzada sur de la Alameda, para finalizar en avenida Andrés Bello con un acto cultural, otorgando la cuota de risa Fusión Humor y la musical Banda Conmoción y Aflora. En el escenario tuvieron la palabra diversas autoridades políticas y figuras del movimiento cannábico; entre los primeros estuvo Jaime Parada, concejal de Providencia, quien consignó: “Es necesaria una nueva ley de drogas para que no se siga criminalizando el autocultivo y que se tenga sensibilidad frente a la variante terapéutica y también su variante festiva. Somos ciudadanos adultos“  Entre los segundos se presentaron representantes de Mamá Cultiva, Fundación Daya, Cultiva Medicina, entre otros, abarcando su enfoque de la planta y apuntando a la necesidad de despenalizar el consumo, autocultivo y cultivo medicinal de la marihuana y la modificación de la ley 20.000, un dolor de cabeza a la hora de generar cambios en la política de drogas. También tuvo la palabra Cecilia Heyder quien dijo: “el gobierno no se ha puesto las pilas Ya basta de desidia, llegó el momento de cambiar la política de drogas y sobre el cannabis en particular” y como testimonio vivo, se presentó una pareja junto a su hijo, Luca Riffo, el consumidor de cannabis más joven del país, quien con 1 año y medio sufre de ataques de epilepsia; gracias a la marihuana, de 300 ataques diarios, pasó a 0. Desde tierras penquistas se presentó un representante de “Cultiva Conce” quien además de sumarse a las consignas anteriores, hizo una crítica a la normalización de otras sustancias como el alcohol y su función histórica de dopar la conciencia de las personas y hacer más “llevadera” las monótonas vidas que les imponen el sistema, además de señalar a Andrónico Luksic, dueño de CCU y una de las grandes productoras de alcohol. Desde la organización se llamó a la “desobediencia civil” a través del autocultivo y una actitud activa a la hora de presionar y luchar por los derechos del consumo y de autocultivo de la marihuana, ya que, como reza parte de su afiche “aún no es suficiente”.
Legales

Chile: Cámara aprobó proyecto de ley que autoriza el autocultivo de marihuana


La Cámara de Diputados de Chile aprobó en general el proyecto: ahora debe pasar por una serie de trámites legislativos y ser votado por el Senado.

thumbnail_img
Con 68 votos a favor, 39 en contra y 4 abstenciones, la Cámara de Diputados de Chile aprobó en general el proyecto de ley que aprueba el autocultivo de cannabis para el consumo privado y terapéutico, y la despenalización de su venta para fines medicinales. El proyecto volverá a la Comisión de salud para que sean evaluadas nuevas indicaciones y luego será votado finalmente en la Cámara del Senado. La diputada del Partido Comunista de Chile, Karol Cariola, declaró que se trata de un día histórico en la lucha contra el narcotráfico. “Hemos logrado dar un paso que es invaluable para las personas que viven todos los días lo que significan las consecuencias del narcotráfico en las poblaciones”, declaró. El proyecto de ley aprobado modifica el Código Sanitario y la Ley 20.000 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas. La moción parlamentaria permite que las personas porten libremente hasta 10 gramos de cualquier variedad decannabis. Sobre el autocultivo, el proyecto permite el cultivo de 6 plantas de marihuana, o un total de un metro cuadrado cultivado en algún interior. En medio de la discusión en el Parlamento, un grupo de personas concurrieron a apoyar el proyecto. Por otro lado, el diputado de Renovación Nacional —de tendencia centroderecha— Nicolás Monckeberg, sostuvo que “lo que está verdaderamente en juegoes qué valores queremos construir en nuestra sociedad. Escuchemos antes el clamor de miles de madres que quieren estas plantas alejadas de sus hijos”, sostuvo. El diputado de la Democracia Cristiana —centro—, Sergio Ojeda, en tanto, defendió el proyecto asegurando que “estamos por proteger la salud y la libertad individual de las personas. Este proyecto solo permite, no se impone la conducta, no estamos obligando a la gente que consuma”, sostuvo el legislador falangista, llamando a dejar de lado los estereotipos.
Medicinal

PRESENTACIÓN DE MAMÁ CULTIVA ARGENTINA


thumbnail_img
Miércoles 7 de abril de 2016 Hoy, en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), se presentó la asociación civil Mamá Cultiva Argentina. Sus principales objetivos son cultivar en forma individual y colectiva el cannabis que sus hijos necesitan, promover leyes que permitan y faciliten el uso del cannabis en forma medicinal y bregar por la libre información respecto al tema y la accesibilidad sin restricciones económicas a quienes necesitan de esta medicina. "Somos la voz de nuestros hijos. Ojalá yo tuviera las convulsiones, pero no las tengo. Y tengo que ser fuerte, no me dejo amedrentar. Muchas tenemos hijos con estas patologías desde que nacieron. Otras dejaron un hijo en la guardia y se llevaron otro: babeando, mirando a la nada. Y los médicos nos dicen que eso es normal. Hemos sufrido mucho. Pero mucho. El cannabis devuelve la calidad de vida a nuestros hijos. ¿Alguien puede mirarme a los ojos y decirme que esto tiene que estar prohibido?", sostuvo Valeria Saleth, madre de Emiliano.   Esta asociación se inspira en su homóloga chilena que, junto a la fundación Daya, lograron autorización estatal para cultivar y preparar aceite con extracto de cannabis, gratuito, para 4 mil pacientes con epilepsia, cáncer y dolor crónico. La titular de Daya, Ana María Gazmuri y Paulina Bobadilla, una de las fundadoras de Mamá Cultiva en Chile, expusieron frente a sus compañeras argentinas. "Muchos nos endeudamos, muchas familias se quedaron en la calle por médicos escrupulosos. En el cannabis encontramos un camino y no se lo queremos vender a los laboratorios y que la solución sea para algunos. Para los que puedan pagarlo. Mi hija Javiera va al colegio, sonríe, habla, canta. Antes la tenía dopada todo el día. Nos endeudamos y envenenamos a nuestra hija. Si tengo que ir presa no me importa. Cómo no voy a ayudar a una madre que pasa por lo mismo", dijo Bobadilla.        En la actualidad el tratamiento tradicional de la epilepsia refractaria involucra medicamentos con efectos secundarios que pueden involucrar la muerte, comentaron las madres. El aceite de cannabis logra en muchos de estos casos bajar el número y la intensidad de las convulsiones, aliviar dolores, mejorar el ánimo y el sueño. "Nosotros habíamos dejado de ir a eventos sociales, de recibir visitas en casa. Mi hija de 14 años tomaba 21 pastillas diarias, 500 al mes y para el neurólogo estaba bien", contó Mariana Quiroga, madre de Lara, integrante de Mamá Cultiva. "Después de darle aceite 7 días, disminuyeron las crisis, los espasmos, los temblores. Hoy duerme, la veo conectada. Hacemos planes para salir en familia. Mejoró enormemente su calidad de vida". Quiroga y Saleth destacaron el esfuerzo y la valentía de algunos cultivadores argentinos, que las proveen de aceite casero, pese a la ilegalidad. "Son seres de luz", dijo Quiroga.      "El cannabis es una herramienta eficaz, económica y segura. Ya organizamos en Chile charlas para 3000 personas. Hay que pensar que la prohibición negó el acceso a esta planta que podría haber aliviado a miles de personas y se originó por intereses económicos y de control social, nunca estuvo la salud como preocupación central", afirmó Gazmuri. La presentación estuvo coordinada por Luis Osler, director del Centro de Estudios de la Cultura Cannabica (CECCa), quien también refirió que la criminalización de los usuarios no involucra solo a los usuarios recreativos, también a los medicinales. Y detalló: “Las leyes argentinas no acompañan a las madres, pero sí las acompaña su derecho a la salud, su derecho a una mejor calidad de vida y sobre todo el derecho a producir la mejor medicina para sus hijos”. CULTIVANDO UNA VIDA MEJOR Apoyan a Mama Cultiva Argentina           
Institucional

Resumen audiovisual de lo sucedido en la Marcha Mundial de la Marihuana edición 2016


thumbnail_img
Desde ya, agradecemos a todas las instituciones y sus disertantes por los increíbles testimonios, y al público que año a año acompaña la protesta. Disfruten, aprendan, y COMPARTAN !!! Primer sábado de mayo, Marcha Mundial de la Marihuana. Fecha en la que cientos de miles de usuarios, en más veinte ciudades argentinas, y cien del resto del mundo, salen del Indoor a manifestarse. Padres, usuarios, cultivadores, defensores de la planta y de los derechos humanos, se reúnen para recordarle a la sociedad y el estado, tanto sus cinco mil años de uso MEDICINAL, industrial, y recreativo, como los atropellos que vivimos a diario por la injusta ley de drogas N° 23.737. Este año las asociaciones cannabicas argentinas notamos un punto de inflexión que marcó un antes y un después, gracias a la presencia de Mama Cultiva Argentina, Cameda, y tod@s los usuarios medicinales que colmaron la cabecera para manifestarle a un estado ausente y elitista, su sufrimiento y desamparo. Para comprender un poco más la complejidad del tema recomendamos ponerse en los zapatos de cada usuario medicinal que, al levantarse, piensa como volver a conseguir su aceite. O en los padres que ven convulsionar sin parar a su hij@, y no saben a quién recurrir para aliviarlo. Cuando los ataques pueden significar un atraso significativo en el desarrollo de un niño, el crimen es ser indiferente. “No más presos por plantar” y “El dolor no espera” fueron las consignas motor de las 150.000 personas que se unieron al reclamo. Felicitamos y agradecemos a todas las asociaciones Accion Cannabica , Cecca , Aco y Aaca que nos acompañan, a las madres, padres, médicos, y usuarios medicinales que se animan a llevar la bandera de la realidad del cannabis, y a la concurrencia que asistió reflejando conciencia en apoyo al reclamo.
Institucional

Mamá Cultiva Argentina presento este pedido en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación


thumbnail_img
Estimados diputados de la Comisión de Salud de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Somos madres y padres que conformamos la organización Mamá Cultiva Argentina. Nos aúna la problemática de tener hijos que, entre otras patologías, sufren de epilepsia refractaria. Esta enfermedad les produce un gran número de convulsiones a nuestros hijos (en muchos casos más de 600 convulsiones diarias) y cada una de estas convulsiones tiene consecuencias irreversibles en su vida. A este tipo de epilepsia se le dice refractaria porque no responde satisfactoriamente a los tratamientos médicos tradicionales. Si bien les damos a nuestros hijos un gran número de medicamentos (en muchos casos más de 50 pastillas diarias), estos fármacos no mejoran su situación y, en contrapartida, se ven afectados por los sus numerosos efectos adversos que incluyen retraso madurativo, estados violentos, desordenes psiquiátricos, desconexión del entorno, ceguera, ataques hepáticos, entre muchos otros. En el año 2013 se hizo público que el extracto producido con los principios activos de la planta de cannabis sirve para tratar la epilepsia refractaria. Nosotros lo probamos y vimos a nuestros hijos mejorar de forma radical. Vimos cómo el extracto de cannabis detiene las convulsiones y mejora su estado general, vimos cómo volvieron a poder desarrollarse, conectarse con el entorno, sonreír, jugar y en muchos casos los escuchamos decir, por primera vez, "mamá". Hay una gran cantidad de documentación científica en todo el mundo acerca de la utilidad del extracto de cannabis y muchas legislaciones hace años que lo contemplan como una alternativa para mejorar la salud de los ciudadanos. Algunos casos paradigmáticos pueden verse en Israel, Canadá, en un gran número de estados de los Estados Unidos, entre muchos otros países. Sin embargo, la ley Argentina 23.737 pena con prisión la simple tenencia de cannabis y sus productos derivados, lo que genera grandes trabas y dificultades para que las familias que lo necesitan puedan acceder a los extractos de cannabis y así mejorar su vida. Por otro lado, muchas familias ya estamos cultivando cannabis y haciendo nuestros propios extractos, corriendo el riesgo de ser detenidos y encarcelados por cultivar la planta que necesitan nuestros hijos para tener una vida digna. En definitiva, después de años de desesperanza, hemos encontrado un camino para que nuestros hijos dejen de sufrir, pero nos enfrentamos a que dicho camino se encuentra bloqueado por la legislación vigente en Argentina. Es por eso que queremos solicitarles encarecidamente que, como miembros de la Comisión de Salud, traten el tema, analicen y discutan los proyectos de ley presentados y nos permitan reunirnos con ustedes para contarles más detalladamente cuál es nuestra situación y cuáles son las necesidades de miles de familias argentinas que padecemos está problemática. Necesitamos su ayuda. Por favor, no nos dejen solas.
Medicinal

El debate sobre el uso medicinal del cannabis desembarcó en el Congreso


thumbnail_img
Ayer se realizó la primera reunión informativa en la cámara baja. Participaron ONGs, familiares de pacientes, médicos e investigadores, quienes reclamaron el avance de los distintos proyectos que permitirían el tratamiento de patologías como la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, entre otras. El uso de cannabis para uso medicinal dio un primer paso en la Cámara de Diputados al realizarse ayer la primera reunión informativa sobre los proyectos que pretenden modificar la ley de Estupefacientes, que hoy penaliza el cultivo o la tenencia de la planta. Organizaciones sociales, familiares de pacientes, médicos e investigadores expusieron sobre los distintos proyectos que proponen el uso medicinal del cannabis para el tratamiento de patologías como la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, entre otras, explicó la presidente de la Comisión de Salud de la cámara baja, Carolina Gaillard (FPV Entre Ríos). Fueron protagonistas del debate madres de pacientes que reclaman la despenalización de la marihuana para uso medicinal, quienes brindaron algunos de los testimonios. Valeria Salech, integrante de la organización Mamá Cultiva, relató que el cambio en los nenes que se tratan con aceite de cannabis es "radical". "La prueba son ellos, nuestros hijos", aseguró y advirtió que van a "seguir cultivando" porque "la mirada prohibicionista nunca tiene en cuenta la salud ni a los chicos". María Laura Alasi, integrante de Cameda (Cannabis Medicinal Argentina) y mamá de Josefina, una nena con epilepsia que logró la autorización del ANMAT para importar el aceite de cannabis, relató el caso de su hija, que experimentó visibles mejoras en su calidad de vida y pidió que el aceite de cannabis "se pueda fabricar libremente en Argentina". "No vengo a pedir permiso para utilizar el aceite sino para que analicen cómo crear regulación que muestre un Estado presente y que prime la razón y no el prejuicio", sostuvo. Durante la reunión expusieron además Marcelo Morante, médico, profesor e investigador de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP); las diputadas nacionales Diana Conti (FpV), Soledad Sosa Capurro (Frente de Izquierda), Araceli Ferreyra (FpV), Victoria Donda (Libres del Sur) y Héctor Gutiérrez (UCR), la doctora Silvia Kochen, directora del Instituto de Biología Celular y Neurociencia "Prof. E. De Robertis" (IBCN) dependiente del Conicet y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA); Roberto Esteban Moro, secretario de la Sedronar; y Carlos Alberto Chiale, administrador nacional de la Anmat. También estuvo presente, entre otros invitados, el intendente de General Lamadrid, Martín Randazzo (Cambiemos), que impulsa un proyecto para establecer en esa localidad bonaerense un cultivo estatal para producir cannabis medicinal. En ese contexto, Conti -autora de una de las iniciativas- pidió dejar de lado "los prejuicios y que se abra a las necesidades de nuestro pueblo", y cuestionó la ley de estupefacientes, a la que calificó de "vetusta, retrógrada y autoritaria". Para Araceli Ferreyra, "no hay razones para seguir dilatando el tratamiento" de este proyecto, y recordó que "hay resultados científicos que demuestran la veracidad de lo que dicen estos papás". En tanto, Sosa Capurro destacó la necesidad de avanzar con el tratamiento de los proyectos "porque los familiares tienen que pasar por trabas que le impone el Estado para mejorar su calidad de vida". Recientemente, la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnologías (Anmat) informó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que en lo que va del año autorizó el ingreso de 85 frascos de un aceite con cannabidiol producido en los Estados Unidos para uso compasivo, esto es, que si bien la legislación local no contempla ese medicamento en su ficha técnica, se considera indispensable para un paciente concreto. En los últimos años se observó una tendencia a nivel mundial respecto de la autorización del uso de esta planta con fines medicinales. Chile es un país pionero en la región, al igual que  Uruguay, que al legalizar el comercio de la marihuana en 2013 autorizó el uso de la planta con fines medicinales. Brasil aprobó el uso de un derivado de cannabis para uso médico, el cannabidiol, en 2015. Ese mismo año, Colombia reglamentó el cultivo, la posesión de semillas para la siembra, la producción, exportación, importación y uso de cannabis y sus derivados, con fines médicos y científicos.
Medicinal

Argentina. Desde el pueblo surge el cambio


thumbnail_img
En la localidad de La Madrid, situada a unos 450 km de la capital de la República Argentina, se instauró el debate sobre el uso medicinal del cannabis. Desde el pequeño poblado, el Dr. Marcelo Morante (1), profesor de la Universidad de La Plata, junto con el Intendente Martin Randazzo y otros miembros de la comunidad, lograron romper el hielo y hacer el ruido que hacía falta, para que en el país resonara la noticia y se iniciara la educación cannábica de la sociedad. Argentina desde hace años viene luchando por los derechos humanos. La dictadura dejó un velo de miedo que encegueció y adoctrinó a la mayoría de la sociedad bajo el dominio de la información, el control mediático y la censura, sin ahondar en las cuestiones de lesa humanidad. Con todo este manejo de “La Verdad”, -la educación y el saber-, la planta de cannabis fue transmutando en el inconsciente colectivo, de ser una planta medicinal e industrial de uso cotidiano a ser un demonio destructor de la sociedad. En la actualidad, con muchos golpes y dolor, se intenta despegar ese manto de ignorancia programada, para poder seguir con una calidad de vida más acorde a lo natural. Dentro de estas luchas está la del reconocimiento y descriminalización de los usuarios de cannabis. Debido a la idiosincrasia conservadora del pueblo, conjuntamente con una Ley como la 23.737 que criminaliza y persigue a todo aquel que cultive posea o transporte Cannabis y un Estado ausente, es lo que llevaron a que Argentina aún esté en la edad de piedra de la carrera cannábica, en materia legal. No obstante, el resurgir de esta planta está ligado si o si a una concientización de los ciudadanos y la educación del sistema de salud público conjuntamente con los sectores de la producción y la industria. Dentro de las iniciativas que surgieron en el país, la localidad de La Madrid, viene realizando activamente la vinculación entre el pueblo y el gobierno donde el Intendente del mismo, Martin Randazzo conjuntamente con el médico Marcelo Morante, están haciendo campañas de concientización y educación desde su pueblo para el país. Asimismo solicitando un permiso que autorice a llevar a cabo el cultivo de cannabis y la producción de aceite para poder realizar los estudios clínicos que recaben datos necesarios para el aval de un cambio en la ley argentina, que tanto hace falta. El modelo propuesto por la gente de La Madrid, está ligado a la fundación DAYA de Chile y a la agrupación Mamá Cultiva, los cuales sentaron precedente en Sudamérica y hoy colaboran por la lucha contra el dolor, y para el tratamiento y la cura de diversas patologías. En Argentina se constituyó CAMEDA, un grupo de pacientes, cannabicultores, padres, profesionales de la salud, biólogos, químicos y médicos, unidos con el propósito de conseguir la regulación del uso del cannabis para fines medicinales, terapéuticos y científicos. Desde este espacio se busca dar claridad y contención a la gente que necesita de la medicina y no sabe cómo adquirirla, así mismo informar y educar a la sociedad, que es desde donde inicia y termina el cambio. Es una ardua tarea la de educar, más cuando el tema es tabú y presenta grandes problemas de prejuicios e ignorancia, como es este caso. Argentina es grande en extensión y posee una población aproximada de 40 millones, y partiendo desde este dato, solo se puede estimar cuantos de los habitantes del país han usado o utilizan actualmente el cannabis como terapéutico o recreacional. El hecho de que la planta sea ilegal y la tenencia para consumo este criminalizada, convierte a toda posible estadística en un dato más del sistema judicial y no figura en los registros de salud pública, con los cuales además de la estadística en si generada, se lograría poder tener información fehaciente sobre el uso y el impacto en la sociedad. A pesar de que no se contemple un número exacto de los usuarios, y que se puede estimar un numero de posibles pacientes de tratamientos canàbicos, en diversos puntos del territorio se busca repetir el modelo de producción del aceite con fines medicinales. En las diversas agrupaciones, que desde hace años vienen militando y luchando por el auto cultivo, se gestan reuniones informativas y talleres donde capacitan a las personas a poder preparar sus propios extractos, sin necesidad de recurrir a importaciones costosas, que de por cierto ya son posibles en el país. Otra modalidad que se presenta en el Distrito Federal, y buscan la legalidad y el reconocimiento inherente son los clubes de cultivo, que fueron los cimientos de la solidaridad entre los cultivadores y primeros usuarios medicinales de la planta. Si bien se ha extendido por todo el territorio nacional, los clubes “de hecho”, ya que no pueden inscribirse como tales, desde la comunidad cannábica se pretende la expansión y aprovechamiento de la planta en su totalidad. Si bien el uso medicinal es uno de los más noble que posee la planta, es deber el informar de todo el potencial de la misma, ya que, debido a la forma de vivir, producir y contaminar, hoy estamos paleando las enfermedades de ese estilo de vida con Marihuana, pero… si pudiésemos evitar esa contaminación, para así evitar las enfermedades o por lo menos disminuir su incidencia en la sociedad. Lindos pensamientos utópicos dirían muchos, pero con cannabis es algo real, que está pasando en el mundo y como parte de ello puede pasar aquí. No es utópico pensar el basar las economías productivas y la industria en un recurso renovable, que no contamina y que, es más, limpia y absorbe contaminantes de los suelos y el agua. Aproximadamente el 18 % del peso de un auto de alta gama es fibra de cáñamo, se construyen casas ecológicas y confortables, se realizan compuestos bio-platicos y combustibles como biodiesel o etanol. Básicamente todo lo que se hace con petróleo puede ser hecho con la planta de cannabis. Estamos parado ante la revolución verde, la verdadera. El potencial productivo del cáñamo es infinito, y con esta industria sin límites, viene de la mano un planeta sano, con sistemas de producción basados en economías de carbono en el que el balance sea positivo para el ambiente y la sociedad. Generando empleos y nuevas oportunidades para toda la sociedad que no solamente necesita salud en cuanto a enfermedades, sino funcional y emocionalmente, los argentinos necesitan un cambio de aire, una calada y volver a encarar este tema de la prohibición con otros ojos, más compasivos y basados en datos científicos no en supuestos experimentos mal realizados que ya son historia ante la nueva evidencia y no tan nueva, que la comunidad científica ha brindado y sigue brindando día a día. Es hora de que argentina inicie la participación en este juego como lo está haciendo, abriendo la importación de aceite y como próximo paso, permitir el cultivo y producción de aceite nacional. Será cuestión de tiempo, de trabajo y educación, hoy está en la mano de profesionales, cultivadores y expertos el llevar a cabo esta importante tarea de concientizar, para que, desde el pueblo informado, sigan surgiendo las revoluciones, los cambios que la sociedad quiere y necesita y solamente ella puede generarse solo si está abierta a mejorar. En InfoCannabis hemos querido ahondar más sobre esta y otras iniciativas que se están planteando en Argentina y reunimos a Martin Randazzo, Intendente de la Municipalidad de La Madrid y al Doctor Marcelo Morante en un mismo chat para hacerles a ambos las mismas preguntas: InfoCannabis – Por qué se han decidido a dar este paso? (solicitar un permiso que autorice a llevar a cabo el cultivo de cannabis) Marcelo Morante: El paso dado por gral La Madrid surgió como respuesta natural a una gran duda que algunos siembran de si la comunidad está preparada para dar el debate del Cannabis Medicinal. InfoCannabis – Como ven el panorama actual del cannabis en Argentina? InfoCannabis – Que supondría para La Madrid una regulación del cannabis en Argentina? Marcelo Morante: Para La Madrid es un gran desafío comunitario donde se visualizan los valores solidarios pero que también recuperan en productividad y fuentes laborales, y seguro deberán trabajar todas las instituciones en educación InfoCannabis – Han recibido críticas de los sectores más conservadores? Marcelo Morante: Los sectores más conservadores critican el proyecto y ven un futuro muy oscuro, un pueblo lleno de narcotraficantes y una juventud muy enferma. InfoCannabis – Cual ha sido su respuesta? InfoCannabis – Hay ya unos plazos para iniciar el cultivo? Marcelo Morante: Los plazos creo que comenzarán a correr desde la autorización del ejecutivo para un cultivo que resuelva la fuente de la sustancia para los ensayos clínicos. InfoCannabis – Cual es el siguiente paso? Marcelo Morante: El siguiente paso, es seguir trabajando en educación médica comunitaria y lograr rápidamente las modificaciones de la ley de drogas que haga que el modelo Gral La Madrid se replique en muchos municipios. InfoCannabis – Quieren añadir algo más? Marcelo Morante: Espero que se pueda generar la evidencia que las sociedades científicas exigen y se ponga fin a esta discusión sobre seguridad y eficacia, ya sin moralidad ni preconceptos de los cuales todos fuimos víctimas. (1) Marcelo Morante. Médico Rural nacido en General La Madrid. Especialista Universitario Jerarquizado en Medicina Interna, Profesor Adjunto Interino de La Cátedra de Medicina Interna (UNLP). Coordinador del Servicio Universitario de Medicina Interna con sede en el Instituto Médico Platense. El Dr. Morante es el responsable de estudiar los efectos terapéuticos de los cannabinoides en la Universidad de La Plata y uno de los máximos referentes e impulsores del proyecto Cannabis Medicinal en Argentina. Fotos: Prensa Municipalidad de General La Madrid
Industrial

Familias aprendieron a fabricar medicina cannábica


thumbnail_img
Doce familias, entre las cuales se encontraba una proveniente de Malargüe, Argentina, aprendieron a fabricar medicina cannábica gracias a un taller realizado por Fundación Mamá Cultiva en Las Vizcachas, Chile.  Las familias asistentes al taller, quienes tienen hijos con epilepsia refractaria, se encuentran ya cultivando cannabis, y el objetivo ahora era conocer el procedimiento de extracción y preparaciones medicinales, y así poder tratar las patologías. “Muy contentos por esta nueva oportunidad”, comentó la Presidenta de Mamá Cultiva, Paulina Bobadilla. “A estas doce nuevas familias se les abrió una luz de esperanza para tratar a sus hijos, y pensar que alguien cruzó la frontera y viajó durante casi ocho horas para asistir al taller nos indica que vamos por buen camino, pero también que tenemos una gran responsabilidad”, agregó Bobadilla. La representante sostuvo que “esto demuestra lo urgente que se hace una nueva política de drogas y que se democratice el acceso al cannabis, tanto en Chile, como en Argentina y el resto del mundo”. “Como siempre, las familias se van contentas y esperanzadas, y les aseguramos que el uso medicinal de cannabis ayudará en la epilepsia refractaria de sus hijos, sin la necesidad de sobreendeudarse con fármacos”, agregó Bobadilla. Mamá Cultiva aprovechó de agradecer a la agrupación Amigos del Cannabis por enseñar una nueva técnica de extracción de resina a los pacientes. 
Eventos

Generó interés la charla sobre el uso de cannabis medicinal


Los presentes escucharon a los dos paneles que expusieron sobre el tema en el Teatro Municipal

thumbnail_img
Ayer, en las instalaciones del Teatro Municipal, se llevó a cabo una jornada denominada "Cannabis Medicinal, Actualidad y Ley", con entrada libre y gratuita, que causó gran interés por parte del público que asistió, ocupándose todos los asientos. Se pudo ver a muchos jóvenes y adultos, quienes se acercaron para conocer más acerca del cannabis. Si bien, se había anunciado que iba a presentarse entre los disertantes el doctor Marcelo Morante, médico especialista en medicina interna y profesor de la Universidad de La Plata, los organizadores del evento señalaron que por razones personales no pudo asistir, exponiendo en su lugar el médico David Lencina. A medida que la gente fue llegando al teatro, los integrantes de la Asociación Civil de estudios de cultura cannabica de Necochea y Quequén, organizadores del evento junto a la asociación Pensamiento Penal, los invitaban a realizar una encuesta y entregaron folletería informativa. En primer término, la Asociación Civil presentó a los disertantes y destacó que "como asociación queremos informar sobre el Cannabis, sobre sus diferentes usos medicinales, industriales, terapéuticos y lúdicos, modos de administración y su evolución en la historia de la humanidad”. Se añadió que "queremos que la planta se empiece a ver como una planta y sus beneficios y no como una droga”. La asociación civil tiene como línea de acción realizar actividades públicas, ofrecer charlas, conferencias, documentales, como en esta oportunidad, para brindar más información con respecto a este tema. Disertantes  Para comenzar la jornada se presentó el panel Nº 1, donde expusieron Diego Nutre, Camada - Cannabis Medicinal Argentina; luego fue el turno de Ana Flor Sclani Horrac, Licenciada en Geografía y becaria CIC - GBA. Docente de la UNLP. A continuación, estuvo Matías Faray de  La Aco; Facundo Rivadeneira de Cogollos del oeste y Maximiliano Yunes, de la asociación local Cannabicultores Necochea. Después de un receso de cinco minutos, se presentó el panel Nº 2, donde expuso Mario Alberto Juliano, Juez Tribunal Oral Criminal de Necochea y Director Ejecutivo de Asociación Pensamiento Penal. A continuación, lo hizo Sebastián Basalo, director de la Revista THC. En tanto, para culminar la jornada hizo uso de la palabra David Lencina, médico universitario de posgrado de medicina interna, quien comenzó exponiendo ante la pregunta ¿Estamos realmente frente a un problema sanitario o es una herramienta útil el cannabis medicinal?. El profesional destacó que "esta molécula nueva todavía requiere estudios pero tendría utilidad en muchas enfermedades, como cuidados paliativos frente al dolor por cánceres entre otros síntomas”. El doctor resaltó que hay evidencia probada que el cannabis se utiliza para la esclerosis múltiple, anorexia, en pacientes con HIV, artritis rematoidea,  epilepsia refractaria, etc. "Muchos pacientes me dicen que tienen un conocido o un amigo que les aconsejan probar con el cannabis, pero si lo receto, estaría fuera de la ley. Entonces necesitamos una ley que nos permita recetar cannabis como recetamos paracetamol”, detalló. En el ámbito médico hay profesionales a favor y en contra del uso del cannabis. En este sentido, Lencina señaló que "arrancamos en 2014 y éramos pocos médicos a favor del cannabis medicinal, algunos nos miraban de reojo, y ahora nos preguntan al respecto. Creo que se va a ampliar el caudal de médicos en un futuro”.  Por otro lado, el profesional aclaró que primero se administran medicamentos a los pacientes y luego se usaría el cannabis, como medicina complementaria y no alternativa. Lencina detalló que "el cannabis es de baja toxicidad, pero como cualquier otro medicamento, no se administra en embarazadas y lactantes o con alguna enfermedad cardiovascular activa”. En este sentido, mencionó que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó el ingreso del aceite de  Cannabis Charlotte´s para utilizarlo en casos de epilepsia refractaria, pero no para el dolor. "La justicia tiene otros tiempos y hay que respetarlos, pero no son los tiempos de las madres con hijos con epilepsia. Asimismo, la gente pregunta cuáles son los efectos del cannabis, los beneficios y efectos adversos, y muchas veces tienen un preconcepto de que cura todo y no es así. Quisiéramos asistir a pacientes para mejorarles la calidad de vida”. Para culminar la jornada se abrió el debate y el público realizó preguntas.///  
Eventos

Debatieron sobre el uso medicinal de la marihuana en Paraná


thumbnail_img
- En la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) se realizó una jornada de debate sobre cannabis medicinal; La iniciativa fue impulsada por los diputados nacionales del Frente para la Victoria, Carolina Gaillard y Juan Manuel Huss; El objetivo principal fue abordar la actualidad legal del uso y cultivo  Junto con los organizadores, participaron del panel de expositores el Dr. Ariel De la Rosa, ministro de Salud y Acción Social de Entre Ríos; la senadora nacional Sigrid Kunath (FpV); el Dr. Marcelo Morante, director de proyectos de investigación del uso medicinal del cannabis en la Universidad Nacional de La Plata; la Dra. María Rosana Ramírez, investigadora del CONICET; el Dr. Carlos Magdalena, Director del servicio de Neurología Infantil del Hospital Gutiérrez (CABA); Ana María García Nicora, presidenta de Cannabis Medicinal de Argentina (CAMEDA); Judith Pavani, mamá de Santiago e integrante de CAMEDA; y Valeria Salech, Presidenta de Mamá Cultiva Argentina. Ante un auditorio colmado, el rector Sattler agradeció a los asistentes y expositores por su presencia: “este auditorio es una muestra de lo importante que es el tema”, manifestó, y celebró que este debate se diera en la UADER que “tiene un gran vínculo con el territorio”. En el mismo sentido, el ministro de Salud, Ariel De la Rosa, señaló que “las investigaciones están muy avanzadas en el país; ahora falta la tarea legislativa”. La diputada Gaillard planteó un debate serio, con las complejidades que un tema “tabú” tiene, y para el que es necesario tener mucha información, por eso “no podemos encerrarnos en el Congreso, tenemos que salir a dar el debate a las provincias y a los pueblos. Hoy hay una ley que es injusta, vetusta y anacrónica”, expresó. A su vez, la Presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación aclaró la voluntad de discutir la despenalización o autorización del cannabis para uso terapéutico, “no una ley de la marihuana con fines recreativos”. “Hoy una mamá que cultiva para darle a su chiquito puede ir presa; hoy el Dr. Morante que prescribe cannabis puede ser considerado un delincuente; aquí hay una doctora (Dra. Ramírez) que no pudo investigar porque no había financiamiento porque es ilegal. Hay cuestiones legales, pero no legítimas y cuando el hecho sobrepasa a la ley es algo injusto. Nuestra responsabilidad es modificar la Ley. Ese es nuestro compromiso con la comunidad”, explicó Gaillard. “Nos pareció oportuno hacer un debate en Paraná y seguramente tendremos que replicarlo en otros lugares de la provincia y del país”, relató el diputado nacional Juan Manuel Huss y remarcó que “era muy importante para los legisladores poder generar el debate en la sociedad. Muchas veces esta temática está atravesada por prejuicios y también por intereses de aquellos que no quieren avanzar sobre tratamientos, pero sabemos que cuanto mayor sea el debate, mejores serán las soluciones.” Finalmente, la senadora nacional Sigrid Kunath celebró el debate y “la apertura que tiene que ver con discutir en lugares como este lo que nos ocupa en el Congreso.”   Perspectiva médica y científica  El Dr. Marcelo Morante hizo un llamado a la sociedad científica que “hoy está dividida y se tiene que reunir y atender a los sectores que están preocupados por la evidencia científica, y atender a los que están del otro lado, los que sufren”. Y en este sentido, explicó que hace falta “generar un tipo de médico que se anime y que tenga claro que su enemigo es el dolor”. Médico, profesor e investigador del área de dolor de la UNLP, Morante habló del caso canadiense, donde el Estado asegura la calidad del producto y los médicos –con la preparación necesaria- son los que llevan la relación con el paciente: “el médico debe estar muy pendiente de los resultados del tratamiento.” La Dra. María Rosana Ramírez, investigadora del Consejo Argentino de Investigaciones (CONICET), señaló la necesidad de “más estudios farmacológicos en animales y en personas” y volvió a plantear la falta de una política nacional que garantice el acceso seguro a los medicamentos y el uso racional, en el contexto de una cadena productiva conformada por productores nacionales. Por su parte, el Dr. Carlos Magdalena recordó que entró “al mundo del cannabis medicinal por una de las madres de CAMEDA”. Retomó el caso de un chico que comenzó a tratarse con cannabis, estuvo mejor y luego de un tiempo, los padres del niño le plantearon que “antes lo compraban en Uruguay, pero ahora está muy caro”, por lo que el doctor se preguntó “¿por qué acá no podemos hacerlo?”, Respecto del rol de los médicos, coincidió con Morante en la cercanía que debe tener el profesional de la salud con el paciente, “cuidando muy poco, atenuando a veces y acompañado siempre”. Testimonios de las familias Ana María García Nicora, presidenta de Cannabis Medicinal de Argentina (CAMEDA), destacó el contexto internacional de investigaciones, “en Israel, en Alemania, en Francia, y este año en Uruguay se realizó el primer seminario para médicos que trabajan con cannabis. En Argentina necesitamos que regulen, por eso fuimos a la marcha de la despenalización del cannabis el 7 de mayo”. Y manifestó el alto nivel de solicitudes y mensajes que reciben a diario, cuyas dos terceras partes se deben a consultas por epilepsia refractaria, “estamos desbordados de pedidos de médicos, de tratamientos”. Judith Pavani, mamá de Santiago, integrante de CAMEDA y de la ciudad de Victoria, Entre Ríos, pidió un esfuerzo conjunto para “dar una respuesta a nuestros hijos”. Y agregó: “es necesario que los médicos y farmacéuticos se formen y que los diputados legislen porque necesitamos salir de la ilegalidad; el dolor no puede esperar”. En el cierre de la jornada, Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina, explicó que “buscamos calidad de vida para nuestros hijos. No hay persona en el mundo que haga eso, sólo que nosotros lo hacemos con más ahínco porque nuestros hijos están enfermos. Todos los casos son únicos”. Y recordó que llegaron al cannabis “porque vieron que estaba habilitado en muchos países del mundo menos en Argentina”. Salech, explicó que Mamá Cultiva es una organización que promueve el autocultivo porque “la medicina actual no está a la altura de la enfermedad de nuestros hijos”, y señaló que todas las madres se acuerdan de la primera vez que usaron el aceite en sus chicos “porque hubo un cambio impactante”. “Gracias al aceite pudimos conocer las voces de nuestros hijas e hijos, su risa, su llanto, su personalidad”, expresó. “Démonos la posibilidad de hacer algo que es ilegal pero su uso es serio, es responsable, es conciente, y es con todo el amor que una madre le puede dar a un hijo”, concluyó. 
Legales

Chubut: Se aprobó la ley para utilizar aceite de cannabis (Obra Social SEROS)


thumbnail_img
Con una fuerte discusión y una votación dividida con 15 votos afirmativos del PJ-FpV y de Manuel Pagliaroni de Cambiemos y la abstención del resto, la diputada de Chubut Somos Todos, Alejandra Taccari planteó que sería oportuno que el proyecto de ley vuelva a comisión y esperar las sugerencias del Ministerio de Salud.  En su propuesta, el Diputado Provincial Gustavo Fita planteaba incorporar el aceite de cannabis al vademécum de salud pública de la provincia. Además, de que por intermedio de la obra social SEROS, el Ministerio de Salud de la provincia se convierta en la autoridad de aplicación que garantice los tratamientos con la planta. La aprobación del proyecto, permitirá que luego de reglamentado, este tipo de terapia pueda ser aplicada con prescripción médica para distintas patologías. En Comodoro, puede citarse el caso de Micaela, una niña de 12 años que padece síndrome de Dravet (epilepsia). En tanto, su par, Adrián López dijo que se reunió con las autoridades de Seros y le manifestaron que los medicamentos para esa enfermedad estaban cubiertos por la obra social, “el medico solicita la medicación a Seros y la Asociación de Médicos de la Asociación Privada AMAP lo tramita según el origen el medicamento, por lo que todo está cubierto”. Para la diputada de ChS.T, Zulema Anden es un tema de mucha sensibilidad y extremadamente delicado y que requiere de atención y prudencia, “sería digno que esta ley salga por unanimidad porque para esto no hay que usar la política”. Asimismo, el diputado de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, a diferencia de sus pares que se abstuvieron, adelantó su acompañamiento argumentando que es inoportuno cuando el proyecto llega al recinto opinar cuando se han emitido los despachos, “entiendo debe darse el tratamiento porque hemos tenido contacto con las familias que padecen esta enfermedad y nos han hablado de las virtudes que tiene el aceite de cannabis, de esta manera estaremos evitando también que haya un comercio irregular con lo que llegaría a afectar más la salud de los que lo necesitan”.  
Industrial

“Nos quitan el derecho de cuidar a nuestros chicos”


thumbnail_img
Un grupo de madres de nenes con epilepsia piden a las autoridades la modificación de la ley 23.737 de estupefacientes, que impide el cultivo legal de marihuana con fines medicinales. "Nos pusieron a la altura de un narco", denunció Valeria de Mamá Cultiva. "Estamos luchando cuerpo a cuerpo contra el narcotráfico por eso no podemos cambiar la ley”, fue la respuesta que desde el Ministerio de Seguridad de la Nación le brindaron a un grupo de madres que ruega continuar con el cultivo de marihuana con fines medicinales para sus hijos que sufren de epilepsia. Angustiadas, las mujeres acudieron a las autoridades para pedir que revean su condición. Sucede que el cultivo de cannabis es considerado un delito aun cuando ellas lo destinen a la producción de aceite, que mejora notablemente la calidad de vida de sus chicos. Por lo tanto, en caso de ser denunciadas, podrían quedar detenidas. En las últimas horas, el grupo Mamá Cultiva se presentó en el Ministerio de Seguridad. Pero no tuvieron la suerte de ser recibidas por la titular de la cartera, Patricia Bullrich, y en su representación, estuvieron Enrique Thomas, funcionario del ministerio, el subadministrador nacional del Anmat, Roberto Lede, y el director nacional de Salud Mental y Adicciones, Andrew Blake, del Ministerio de Salud de la Nación. Tampoco contaron con la fortuna de obtener una respuesta, o al menos un compromiso satisfactorio para resolver su pedido. “Queremos que nos den la seguridad de seguir cultivando porque si alguien nos denuncia, quedamos detenidas, sin que nos pregunten por qué lo estamos haciendo, que también es otro problema”,señaló Valeria Salech, mamá de un niño de 10 años, que sufre de epilepsia y experimentó una mejoría sorprendente desde que comenzó a tratarse con aceite de marihuana. En contraposición, las autoridades se comprometieron a “abrir un protocolo de investigación en cuatro meses”, indicó Salech y agregó: “Además, nos dijeron que iban a producir diez variedades de aceite para toda la población, pero es imposible”. Las mamás del grupo pidieron la modificación de la ley 23.737 de estupefacientes para que deje de ser considerado como ilegal el cultivo de cannabis con fines medicinales. La respuesta fue contundente: “No vamos a cambiar la ley porque estamos luchando cuerpo a cuerpo contra el narcotráfico”, le dijo Thomas. “Nos pusieron a la altura de un narco, nos están quitando el derecho de proteger la salud de nuestros hijos”, indicó Valeria. Y es que la normativa vigente establece una pena de entre cuatro y quince años de prisión a quien “siembre o cultive plantas o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes o materias primas, o elementos destinados a su producción o fabricación”. “No puedo creer que nos estén criminalizando”, agregó con dolor Valeria, cuya vida cambió “al ciento por ciento” desde que su hijo comenzó a consumir el aceite. “A esa planta le debemos la vida de nuestros hijos y la vamos a defender”, concluyó.
Medicinal

Famosos a favor del cannabis medicinal y el autocultivo de marihuana


Junto a la ONG “Mamá Cultiva”, reconocidas figuras del espectáculo como Mónica Antonópulos, Dady Brieva, Cecilia Roth y Víctor Hugo Morales realizaron un video para concientizar.

thumbnail_img
El debate por la despenalización de la marihuana tiene sus mixturas. Una de ellas es la que representa el cannabis medicinal. Este martes por la tarde apareció un video donde una serie de famosos se manifiesta a favor del autocultivo para este tipo de fines bajo el hashtag #YoMePongoEnSusZapatos con la idea de pensar en las personas que sufren de epilepsia refractaria. Según el sitio dietaparaepilepsia.com.ar, el 30% de los pacientes con epilepsia no responden de forma adecuada a las drogas anticonvulsivantes. Es por eso que -así lo plantean los famosos en el video de Mamá Cultiva- el cannabis medicinal puede ser una respuesta satisfactoria a este tipo de problemática, la de la epilepsia refractaria. Mónica Antonópulos, Federica Pais, Sebastián Presta, Víctor Hugo Morales, Rita Cortese, Silvia Martínez Cassina, Julia Mengolini, Gisela Marziotta, Dady Brieva, Marco Antonio Caponi, Juan di Natale, Daniel Malnatti y Cecilia Roth son las celebridades que aparecen en el video brindando su imagen y su voz para apoyar esta causa. En el sitio web de la ONG aclaran que "como organización nuestro único interés es hacer visible y promover la legalización de cannabis para usuarios medicinales".
Medicinal

"Madres de la marihuana": cultivan para curar a sus hijos y por amor desafían la ley


Son más de cien y muchas de ellas ni siquiera fumaron jamás un cigarrillo. Pero, aunque es ilegal, producen el aceite de cannabis con el que tratan las enfermedades de sus chicos.

thumbnail_img
La vida para Roxana Peressut, su marido Elio y sus dos hijos se había vuelto tan desesperante que llegaron a pensar en matarse. Fue cuando los médicos les dijeron que ya no había medicamento que ayudara a Marco (14 años) con su autismo, mientras su otro niño, Luca (13), sufría una epilepsia tan difícil de controlar que lo mandaba cinco veces por mes al hospital. "Pensamos en serio en suicidarnos. No tenía sentido la vida. Estábamos alejados de la realidad", cuenta Roxana, de una época -hace seis años- donde la angustia había tomado todo. Pero prevaleció la pulsión de vida. Y la familia Peressut buscó hasta encontrar. Se informó sobre cannabis y en 2014 se animó a probar cuando una amiga le dio cogollos de marihuana con una sugerencia: hacer manteca para Marco. Su hijo mayor era un torbellino de violencia centrífuga. Su tormenta interior lo llevaba a golpearse la cabeza contra la pared, a revolear cosas. Un día de berrinche llegó a sacarle tres dientes a su madre de un rodillazo en el maxilar. Tanto padeció por amor Roxana que no olvidará jamás el momento en que untó la manteca sobre una galletita de agua y se la dio. Media hora más tarde lo encontró mirando cómo giraba el lavarropas mientras comía un pan con mermelada. Hasta ese día nunca, en doce años, madre e hijo habían sostenido un diálogo. Roxana le preguntó si estaba bien. Y él respondió: "Sí, mamá, gracias". Desde ese momento en su casa crecen plantas de cannabis hembras cuyos cogollos ella transforma -con un método sencillo-en aceites para ensaladas o mantecas o licuados hiperconcentrados. Según la ciencia, lo que ayuda en enfermedades como autismo, epilepsia, cáncer, esclerosis son los componentes químicos (THC o CBD) de la flor (marihuana) y la relación que tienen éstas con unos receptores en el cerebro llamados endocannabinoides. Frente a escenarios como el de Roxana, cada vez más familias se convencen de que existe una relación natural entre el cuerpo humano y la planta. Eso aprenden las madres, antes de comenzar a cultivar cannabis en sus casas, algo que hoy es ilegal en la Argentina. El temor a ir presas les resulta insignificante al lado de la nueva chance de vida. A Peressut le fue bien con el autismo de Marco y también con la epilepsia y la dificultad cognitiva de Luca, quien ocho meses después de la experiencia de su hermano comenzó a usar cannabis. Sesenta días más tarde dejó de sufrir convulsiones: "Ahora nos mira a los ojos, entiende los chistes, interactúa". Son muchas las familias destrozadas cuyas vidas dan un giro desde que empiezan a cultivar. "No es sólo que mejora la salud de ellos. Todo el entorno se recompone", reflexiona Valeria Salech, fundadora de la organización Mamá Cultiva, que nuclea a 50 familias con diversos dramas. El objetivo de la organización es enseñar a cultivar de manera solidaria y fabricar la medicina de sus hijos. En muchos casos porque no tienen dinero para importar el aceite (actualmente permitido sólo para casos de epilepsia) y en otros porque no cualquier aceite les da resultado. Ellas, acompañadas por cultivadores expertos,saben qué tipo de semilla ayuda a cada enfermedad. Pero tener cannabis es ilegal. La ley de drogas castiga a quien siembre o cultive plantas con entre cuatro y 15 años de prisión. Posiblemente esta semana, Diputados debata la legalización del uso medicinal de la marihuana. Pero el proyecto que obtuvo dictamen -de Cambiemos- no contempla permitir el autocultivo. "Les falta abrir los ojos", dice Salech. Sus palabras durante la última audiencia pública en la Cámara baja fueron terminantes. "Si alguien entra a mi casa a robar o me viola no puedo denunciar porque tengo 30 plantas. Igual les digo algo. Las voy a seguir teniendo", les dijo a los legisladores. "No tengo miedo que me allanen pero sí de ver a mis hijos mal. Prefiero ir presa, pero que no les quiten su medicina", se endurece a tono Roxana. Valeria es mamá de Ariadna (13) y de Emiliano (10), quien llegó a sufrir hasta 200 convulsiones por día. Tomaba un cocktail de medicamentos que, con el fin de parar su epilepsia, le provocó un retraso cognitivo y un autismo violento. "Lo doparon demasiado", cuenta su mamá. Salech empezó a investigar las propiedades medicinales del cannabis . El aceite transformó la vida de Emiliano. "El primer cambio fue su risa. Se puso a mirar La Pantera Rosa y se reía. Y su conexión con nosotros, nos empezó a mirar a los ojos,me trae su vaso si tiene sed", se emociona Valeria. Antes de la marihuana, Emiliano era violento.No controlaba su motricidad fina. "De pronto puede acariciarnos. Tenemos una vida agobiante, estresante, y el aceite nos da calidad. Voy a defender hasta el día que me muera a la planta", avisa Salech, que sólo alguna vez fumó marihuana. Roxana aclara que nunca tuvo prejuicios pero jamás fumó: "Algunos dicen que el cannabis le quita el sentido a la vida, aleja de la realidad y acerca a otras drogas. ¡Pero así era como estaba mi familia antes de darle cannabis a mis hijos! Es una planta terapéutica, aun si la usás de forma recreativa. El tema es que hay casos donde una convulsión más y el chico muere. Y en eso los políticos, que muchos fuman, no pueden mirar para otro lado. La necesidad es urgente".