Legales

Uruguay abre registro para autocultivadores de marihuana legal


Solo podrán ser titulares de un cultivo doméstico las personas físicas capaces, mayores de edad, ciudadanos uruguayos naturales o legales, o los residentes permanentes en el país

thumbnail_img
Uruguay ha abierto este miércoles el registro para los cultivadores domésticos de marihuana para uso recreativo, dentro de su nueva política de producción y venta de esa droga con supervisión del Estado. "Acabo de hacer uso de mi derecho cívico de anotarme como autocultivador. Es un paso histórico para quienes luchamos desde hace muchos años por la desregulación del cannabis", ha dicho Juan Vaz, portavoz de la Asociación de Estudios del Cannabis, que tiene mas de seiscientos socios. Vaz fue el primer cultivador doméstico en presentarse este miércoles en las oficinas centrales del Correo Uruguayo, lugar elegido por el Gobierno para facilitar el registro. + Para la inscripción, que no tiene coste, se necesita presentar la cédula de identidad, aportar una fotocopia de la misma y una constancia de domicilio o factura de servicio público a nombre del interesado. La idea es "tener de forma legal en mi casa" las "seis plantas" que autoriza el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) de acuerdo con la nueva reglamentación, ha añadido. Para Vaz, casado y padre de tres hijos, esa cifra es "arbitraria" y por ello para las organizaciones defensoras de la "marihuana libre" la "lucha continúa" en busca de la "normalización total" del cannabis. A partir de la inscripción, el IRCCA dispone de 30 días para autorizar el cultivo doméstico y emitir la licencia correspondiente, que tendrá una vigencia de tres años. Condiciones y legislación Según señala la ley, solo podrán ser titulares de un cultivo doméstico las personas físicas capaces, mayores de edad, ciudadanos uruguayos naturales o legales, o los residentes permanentes en el país. La reglamentación señala que las personas registradas, tras recibir la habilitación del IRCCA, podrán cultivar en su vivienda "hasta seis" plantas hembras de marihuana "para uso recreativo personal o compartido en el hogar", sin que la cantidad de droga cosechada "supere los 480 gramos anuales". La nueva legislación, aprobada el 10 de diciembre e impulsada por el presidente uruguayo José Mujica, ha generado polémica a nivel internacional y nacional, al establecer taxativamente el "control y la regulación por parte del Estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la marihuana y sus derivados". Mujica ha señalado en varias oportunidades que lo que busca es una "alternativa" para luchar contra el narcotráfico a la vista de que, por la vía de la represión, "la batalla está perdida en todo el mundo y desde hace tiempo".                               https://www.youtube.com/watch?v=2eFWuJCp4eE
Legales

Ya casi sin bunkers, la venta de droga toma nuevas formas en los barrios


A 6 meses del desembarco de las fuerzas federales, el menudeo sigue vivito y coleando a través de diferentes maneras de comercialización.

thumbnail_img
Tras la saturación de las fuerzas federales en los barrios más peligrosos de Rosario, cuando se hizo hincapié en el derrumbe de bunkers de drogas y detención de personas vinculadas a la venta de sustancias, el menudeo –venta de drogas en pequeñas dosis–sigue en pie con normalidad, aunque presenta algunas modificaciones producto de esta presencia disuasiva que no ha logrado menguar la comercialización. Éste es el panorama que impera en las zonas marginales de la ciudad, de acuerdo a lo expuesto por especialistas en la problemática, quienes coincidieron sin embargo, en la disminución de los niveles de violencia y conflicto y además, en la utilización de niños y niñas en el negocio. El 9 de abril pasado, helicópteros cruzaron el cielo rosarino y abajo, los vecinos del sur fueron testigos del paso interminable de camiones y autos. Rosario se puso verde de gendarmes que protagonizaron un mega operativo para "controlar el territorio". Desde entonces, permanecieron en las calles a modo preventivo y derribaron bunkers de drogas, muchos de los cuales, eran atendidos por chicos menores de edad. Por esos días, la venta de marihuana, cocaína y otras sustancias quedó congelada. ¿Qué pasó con la comercialización de estupefacientes desde entonces? Eugenia Cozzi, una de las investigadores de la cátedra de Criminología y Control Social de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), quienes elaboraron un análisis sobre la situación de dos barrios rosarinos durante los primeros seis meses de trabajo de las fuerzas de seguridad federales. “Registramos las dificultades de los chicos para comprar droga. Los residentes de los barrios (de la zona sur) reflejan una reducción de gente y de horarios de comercialización en un principio, pero los relatos señalan que la venta empieza a normalizarse con las semanas”, indicó. “En un primer momento de la llegada de Gendarmería se presentan dificultades y empiezan a surgir otras metodologías, como por ejemplo el delivery. Pero los relatos sostienen que con las semanas esto se diluye y se vuelve a lo mismo de antes. No sólo a través de bunkers sino que están los kioscos de barrio, el tradicional kiosquito”, especificó para resumir: “Está claro que nadie dejó de consumir ni de vender. No duró mucho la saturación y en tres semanas se volvió a la normalidad”, destacó. Para el presidente de Asociación Rosarina de Estudios Culturales (Arec), Ignacio Canabal, “no se erradicaron los bunkers, sí existe una disminución ya que presencia de Gendarmería disuade porque se hace difícil vender o hacer una cola para comprar”, ejemplificó en cuanto a la actualidad del menudeo en la ciudad. “Hay un incremento en el modo delivery, que funciona como una casa de comidas”, remarcó y advirtió en ese sentido: “El bunker nunca fue el principal modo de comprar y vender drogas, ni el sitio donde la clase media alta compre. En el centro se vende cocaína y marihuana a través del delivery y puntos de encuentro”, apuntó. Luego, subrayó un aspecto positivo sobre el nuevo paisaje imperante: “Hoy los bunkers tienen menor incidencia, pero no desaparecieron. Disminuyó la gente que trabajaba, se usaban menores. Los niños ya no son tan necesarios en la venta. Tampoco los soldaditos”, dijo aunque consideró al respecto: “Creemos que la venta siempre se reconfigura, por eso el modelo represivo no funciona. Es ir al eslabón más débil, un fracaso radical. Perseguir el menudeo no afecta a la economía de los grandes narcos. En Rosario el negocio está en el puerto, en las rutas 11, 9 y 34. En Rosario hay traslado y ahí está el principal problema, la exportación desde Buenos Aires y Córdoba”, denunció. En tanto, el secretario de Seguridad Comunitaria provincial, Ángel Ruani, fue muy contundente al plantear: “No está más el prototipo de búnker sino que hay casas, kioscos, que funcionan con cierta regularidad pero sin franja de horarios. Se ha roto el lugar estanco y visible con tipos merodeando”, expresó. Para el funcionario provincial, “ha habido un cambio" desde el desembarco de Gendarmería en los barrios y mencionó que "hay menos cantidad de vendedores por la persecución del Estado” . Aseguró entonces que el comercio de drogas se concreta “por delivery, en moto o a pie” al tiempo que existen “casas de distribución”. Ruani resaltó que, gracias al fortalecimiento de la presencia estatal entre fuerzas federales y provinciales, “se ha logrado disminuir la violencia y la letalidad. Antes, teníamos constantes enfrentamientos y disputas territoriales” y manifestó: “Se les ha complicado vender drogas, no desaparece la venta porque existe una demanda constante, pero sí se logró bajar la letalidad”.   Macetitas Canabal fue muy crítico al referirse a las actuaciones desarrolladas por el Estado a través de Gendermería, Prefectura y Policía provincial a fin de darle combate al narcotráfico “Como política estatal se tiene que hacer (atacar el menudeo) pero no baja el consumo. Es por eso que proponemos que el Estado expenda cannabis, ya en Uruguay se está hablando sobre qué hacer con la cocaína”, observó. Si en los barrios más humildes se reconfigura la compra y venta de estupefacientes, en los sectores medios crece el autocultivo, según expuso el presidente de Arec. “En Rosario hay una gran tolerancia a la cosecha propia de cannabis, aunque es ilegal se entiende como una forma de desfinanciar al narcotráfico”, reveló. De acuerdo a lo que la experiencia en la materia le dicta, muchos rosarinos han optado por cultivar marihuana como una forma de resistir la criminalidad que genera el comercio. “Es no apoyar la venta ni el consumo de drogas manchadas de sangre”, explicó y añadió: “El autocultivo termina con la violencia asociada al narcotráfico, a las muertes y a la afectación de instituciones porque el problema no es la sustancia”, valoró. Finalmente, confió en que crece la tolerancia a la “maceta en la terraza”. Aunque se trata de una práctica ilícita, no abundan, según Canabal, quejas de vecinos al respecto, ni procedimientos policiales basados en denuncias de ciudadanos que advierten el verde de las hojas tomando el sol. Sabrina Ferrarese
Legales

Presentan proyecto para legalizar marihuana en Paraguay


Olvidemos todo esto de una vez, vamonos a navegar a Paraguay.

thumbnail_img
La iniciativa pretende incorporar diferencias sustanciales entre los que se considera de uso personal y lo que se considera de uso comercial, tanto en lo relativo al transporte de drogas naturales, cultivo, suministro, comercio y posesión, indica la propuesta de ley. “La legislación actual plantea dos vías: primero, la rehabilitación del adicto y luego el castigo. Sin embargo, la propuesta que hoy presentamos plantea que el adicto sea curado. En ella también se destaca el auto cultivo, es decir, que uno pueda plantar hasta 30 plantitas de marihuana al año, que es lo que una persona puede llegar a consumir en ese periodo de tiempo, según investigaciones”, fundamentó Ríos. La propuesta, “que modifica y actualiza varios artículos de las leyes N° 1.340/88 y 1.881/02, que reprimen el tráfico ilícito de estupefacientes y drogas peligrosas”, establece la modificación de los artículos 29, 30 y 33. En uno de los artículos del proyecto se establece que estará exento de pena el que tuviere en su poder marihuana que el médico le hubiere recetado o aquel que las tuviere para su exclusivo uso personal. Sin embargo, si la cantidad de la droga es mayor a la recetada médica o legalmente establecida para su cultivo, se le castigará con pena penitenciaria de dos a cuatro años y comiso. “Se considerará de exclusivo uso personal del farmacodependiente, la tenencia en su poder de sustancia suficiente para su uso diario, cantidad a ser determinada en cada caso por el médico forense y un médico especializado designado por el MSP y otro por el afectado, si lo solicitare, a su costa. En el caso de la cocaína, heroína y otros opiáceos, no sobrepasará los dos gramos”, explica el documento. Deberá darse entrada oficial al proyecto, y remitirse a las comisiones asesoras para el correspondiente estudio, en el reinicio de las actividades legislativas, luego del receso parlamentario, publica prensa de la Cámara de Diputados.
Cultivo

Calendario De Siembra Para Huerta (Hemisferio Sur)


La Naturaleza es cíclica y tiene sus tiempos para cada cosa, que tenemos que conocer y respetar para obtener los mejores resultados y sacar sus mejores frutos.

thumbnail_img
En esta nota compartimos con ustedes los calendarios anuales para las hortalizas (qué especies se pueden sembrar cada mes). Es importante tener en cuenta que son calendarios diseñados para los países del Hemisferio Sur. estos calendarios son guías generales para ayudarlo a planificar sus plantaciones, pero una vez que se decida por una especie u otra, debe informarse bien sobre las características de cultivo de cada una, así como sobre las particularidades de la zona en que vive, que pueden modificar en mayor o menor medida estas líneas generales. Este es el calendario de huerta de acuerdo a la información oficial del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria): ENERO Acelga Lechuga Papa Poroto Repollito de Bruselas y Col Zanahoria Zapallito FEBRERO Acelga Achicoria Ajo Brócoli Cebolla (de cabeza y de verdeo) Ciboulette Coliflor Escarola Espinaca Lechuga Papa Perejil Puerro Rabanito Repollito de Bruselas y Col Repollo Zanahoria MARZO  Acelga Achicoria Ajo Apio Cebolla Ciboulette Coliflor Escarola Espinaca Lechuga Nabo Perejil Puerro Rabanito Remolacha Repollo Prímula (invernadero) Zanahoria ABRIL Acelga Achicoria Ajo Cebolla Escarola Haba Lechuga Nabo Puerro Rabanito Remolacha Zanahoria MAYO Acelga Achicoria Arveja Escarola Espinaca Haba Lechuga Nabo Rabanito Remolacha Zanahoria JUNIO Acelga Arveja Espinaca Haba Lechuga Remolacha Zanahoria Coral JULIO Acelga Arveja Batata Espinaca Lechuga Orégano Pimiento Remolacha Tomate Zanahoria AGOSTO Acelga Achicoria Arveja Batata Berenjena Espinaca Lechuga Orégano Papa Pimiento Rabanito Remolacha Tomate Zanahoria SEPTIEMBRE  Acelga Albahaca Apio Coliflor Lechuga Maíz Orégano Pepino Perejil Rabanito Remolacha Repollo Sandía Tomate Zanahoria Zapallito OCTUBRE Acelga Achicoria Apio Batata Calabaza Coliflor Lechuga Maíz Melón Pepino Perejil Poroto Rabanito Remolacha Repollo Sandía Tomate Zanahoria Zapallito Zapallo y Calabaza NOVIEMBRE Acelga Apio Coliflor Lechuga Maíz Poroto Remolacha Tomate Zanahoria Zapallito Zapallo y Calabaza DICIEMBRE Acelga Apio Coliflor Lechuga Maíz Poroto Remolacha Tomate Zanahoria Zapallito
Legales

Comisión de Salud aprobaría el próximo lunes el autocultivo de Cannabis para fines medicinales y consumo privado en Chile


El diputado Juan Luis Castro espera que el próximo lunes 6 de abril el proyecto refundido sea aprobado en dicha comisión y pase a Sala de la Cámara.

thumbnail_img
El presidente de la Comisión de Salud de la Cámara, diputado Juan Luis Castro (PS), afirmó que el próximo lunes esta instancia parlamentaria aprobará los proyectos que legalizan el autocultivo de cannabis sativa para consumo privado y que despenalizan su cultivo y venta con fines medicinales. Al término de la sesión de este lunes, Castro destacó que en la comisión hay un acuerdo del 90% para aprobar los proyectos refundidos que modifican el Código Sanitario y la Ley 20.000 sobre tráfico de drogas, por lo cual sólo falta afinar algunos artículos que serán resueltos con asesorías de expertos, según dijo. Luego de estos avances, el diputado Castro espera que el próximo lunes 6 de abril el proyecto refundido sea aprobado en dicha comisión y pase a Sala de la Cámara. A juicio del diputado Castro, "este es un paso que ha contado con un amplio consenso en la comisión, lo que ha permitido revisar aspectos relevantes. De manera que vamos a profundizar algunas materias para ser más precisos y las reacciones sean concordantes". "En definitiva lo que queremos es asegurar que las personas puedan consumir cannabis en forma terapéutica, asegurar que esta ley sea compatible con la del tabaco, asegurar un porte máximo de 10 gramos y 6 plantas por metro cuadrado para el autocultivo", añadió. "Queremos asegurar que no se va a fomentar sino a perseguir el narcotráfico y aseguramos que el Ministerio de Salud asumirá un rol muy activo en la prevención y consumo de droga en Chile", recalcó el legislador PS. Además, el diputado Juan Luis Castro subrayó que "estamos dando los pasos en la línea correcta en este estrecho desfiladero que la Ley 20.000 impone y que es la ridiculez más grande de la historia, ya que permite el consumo privado pero si a alguien se le sorprende un gramo de cannabis en ese consumo privado, es acusado de narcotraficante. "Esa es la dualidad absurda que estamos eliminando, porque pareciera que la cannabis cayera del cielo y nosotros preferimos que nadie la compre, sino que la cultive para fines específicos. Sobre esa base me siento muy contento de lo que estamos aprobando en esta Comisión de Salud que presido", concluyó.
Medicinal

Así fue la multitudinaria marcha “Cultiva tus derechos”: Despenalización y contra la criminalización de la marihuana en Chile


thumbnail_img
Este domingo 7 de junio, cientos de miles se movilizaron desde Plaza Los Héroes bajo el slogan “Cultiva tus derechos”; despenalización y regulación de la marihuana son ejes centrales de las demandas, hoy, entrampadas en la ley 20.000. En su 11va versión, cientos miles de personas asistieron a la marcha “Cultiva tus derechos”, según datos de los organizadores, alrededor de 200 mil personas marcharon en Santiago, cifra que coincidió con la afirmada durante esa jornada por carabineros. Usuarios cannábicos medicinales, recreacionales, rituales y no consumidores se hicieron parte de la verde columna que tomó partida en Plaza Los Héroes teniendo a la cabeza usuarios medicinales y personajes históricos del movimiento cannábico; uno de ellos es Cecilia Heyder, que en señal de protesta fue a dejar una planta de cannabis a unos metros del palacio de La Moneda. Los manifestantes siguieron desplazándose por la calzada sur de la Alameda, para finalizar en avenida Andrés Bello con un acto cultural, otorgando la cuota de risa Fusión Humor y la musical Banda Conmoción y Aflora. En el escenario tuvieron la palabra diversas autoridades políticas y figuras del movimiento cannábico; entre los primeros estuvo Jaime Parada, concejal de Providencia, quien consignó: “Es necesaria una nueva ley de drogas para que no se siga criminalizando el autocultivo y que se tenga sensibilidad frente a la variante terapéutica y también su variante festiva. Somos ciudadanos adultos“  Entre los segundos se presentaron representantes de Mamá Cultiva, Fundación Daya, Cultiva Medicina, entre otros, abarcando su enfoque de la planta y apuntando a la necesidad de despenalizar el consumo, autocultivo y cultivo medicinal de la marihuana y la modificación de la ley 20.000, un dolor de cabeza a la hora de generar cambios en la política de drogas. También tuvo la palabra Cecilia Heyder quien dijo: “el gobierno no se ha puesto las pilas Ya basta de desidia, llegó el momento de cambiar la política de drogas y sobre el cannabis en particular” y como testimonio vivo, se presentó una pareja junto a su hijo, Luca Riffo, el consumidor de cannabis más joven del país, quien con 1 año y medio sufre de ataques de epilepsia; gracias a la marihuana, de 300 ataques diarios, pasó a 0. Desde tierras penquistas se presentó un representante de “Cultiva Conce” quien además de sumarse a las consignas anteriores, hizo una crítica a la normalización de otras sustancias como el alcohol y su función histórica de dopar la conciencia de las personas y hacer más “llevadera” las monótonas vidas que les imponen el sistema, además de señalar a Andrónico Luksic, dueño de CCU y una de las grandes productoras de alcohol. Desde la organización se llamó a la “desobediencia civil” a través del autocultivo y una actitud activa a la hora de presionar y luchar por los derechos del consumo y de autocultivo de la marihuana, ya que, como reza parte de su afiche “aún no es suficiente”.
Legales

Chile: Cámara aprobó proyecto de ley que autoriza el autocultivo de marihuana


La Cámara de Diputados de Chile aprobó en general el proyecto: ahora debe pasar por una serie de trámites legislativos y ser votado por el Senado.

thumbnail_img
Con 68 votos a favor, 39 en contra y 4 abstenciones, la Cámara de Diputados de Chile aprobó en general el proyecto de ley que aprueba el autocultivo de cannabis para el consumo privado y terapéutico, y la despenalización de su venta para fines medicinales. El proyecto volverá a la Comisión de salud para que sean evaluadas nuevas indicaciones y luego será votado finalmente en la Cámara del Senado. La diputada del Partido Comunista de Chile, Karol Cariola, declaró que se trata de un día histórico en la lucha contra el narcotráfico. “Hemos logrado dar un paso que es invaluable para las personas que viven todos los días lo que significan las consecuencias del narcotráfico en las poblaciones”, declaró. El proyecto de ley aprobado modifica el Código Sanitario y la Ley 20.000 sobre Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas. La moción parlamentaria permite que las personas porten libremente hasta 10 gramos de cualquier variedad decannabis. Sobre el autocultivo, el proyecto permite el cultivo de 6 plantas de marihuana, o un total de un metro cuadrado cultivado en algún interior. En medio de la discusión en el Parlamento, un grupo de personas concurrieron a apoyar el proyecto. Por otro lado, el diputado de Renovación Nacional —de tendencia centroderecha— Nicolás Monckeberg, sostuvo que “lo que está verdaderamente en juegoes qué valores queremos construir en nuestra sociedad. Escuchemos antes el clamor de miles de madres que quieren estas plantas alejadas de sus hijos”, sostuvo. El diputado de la Democracia Cristiana —centro—, Sergio Ojeda, en tanto, defendió el proyecto asegurando que “estamos por proteger la salud y la libertad individual de las personas. Este proyecto solo permite, no se impone la conducta, no estamos obligando a la gente que consuma”, sostuvo el legislador falangista, llamando a dejar de lado los estereotipos.
Legales

Narcos sí, drogas no


Los candidatos no se animan a discutir sobre adicciones y narcotráfico por temor a que el tema les reste votos. Al mismo tiempo en los últimos 30 meses más de un centenar de policías fueron detenidos.

thumbnail_img
Los candidatos no se animan a discutir sobre adicciones y narcotráfico por temor a que el tema les reste votos. Al mismo tiempo, en los últimos 30 meses más de un centenar de policías fueron detenidos por encubrir y comercializar sustancias ilegales. Las políticas de drogas respetuosas de los derechos humanos, basadas en la evidencia y la eficacia, ya no constituyen ejemplos en naciones ignotas, como la mano blanda aplicada en Holanda. Quienes compiten por gobernar Argentina en las próximas elecciones pueden desconocer los detalles pero saben que dos países vecinos ejercen posiciones soberanas al respecto, objetando el régimen de fiscalización internacional de estupefacientes.  Bolivia reglamentó la producción y circulación de las hojas de coca en su territorio, luego de un frustrado intento de sacarlas de las listas de sustancias controladas que la igualan en peligrosidad con la heroína o la cocaína. Uruguay, con demoras, está implementando la regulación del cannabis a través del cultivo, individual o compartido, y su venta en farmacias. Además, en estos últimos meses, Chile permitió un cultivo de marihuana con fines medicinales y ahora se debate en el Parlamento una ley que permita estos usos y resguarde el autocultivo de cannabis.  Nada de este espíritu regional crítico y revisionista del prohibicionismo, al que se sumó Ecuador, llegó a las campañas de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de Argentina. El silencio alrededor del consumo de drogas es usual en años electorales, lo sorprendente y peligroso son las ofertas de campaña para tapar la presencia de ese silencio. Por lo pronto, la ley argentina calza con el espíritu punitivista y supuestamente moral de los precandidatos mejor posicionados.    La droga en veda En elecciones está vedado hablar de sustancias ilegales en términos de derechos y, aun menos, arrimar propuestas afines. Y el que lo haya hecho podrá ser escarmentado en público. Le pasó al actual jefe de Gabinete de la Nación y precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, con más de un tercio del padrón electoral nacional. En 2012, se presentaron varios proyectos de distinto alcance y de varios partidos para despenalizar el consumo de ciertas sustancias. Aníbal Fernández sumó uno con sólidos fundamentos pero un articulado tímido, como el fallo de la Corte Suprema, que declaró inconstitucional penar la tenencia para uso personal en 2009.  Hace pocas semanas, Felipe Solá, precandidato bonaerense del Frente Renovador, difundió su primer spot televisivo aprovechando aquella iniciativa de Fernández y su postura de “no perseguir perejiles”, relacionándola con un presunto avance de la venta al menudeo. Alertó a padres y madres que de ganar su competidor manejaría la policía bonaerense. “Vos elegís, drogas sí o drogas no”, remata el video. El Frente Renovador representa la visión más cruenta de la paleta electoral en política de drogas. Su líder y precandidato presidencial, Sergio Massa, hace campaña prometiendo prisión perpetua para “los narcotraficantes y los violadores”. También propone el derribo de avionetas que trafican cannabis prensado de Paraguay y pasta base y cocaína de Bolivia, el uso de las Fuerzas Armadas para custodiar las fronteras y una nueva Agencia de Inteligencia exclusivamente para desarticular el crimen organizado vinculado al tráfico de drogas.  José Manuel de la Sota, su socio político y competidor en las PASO dentro de la alianza Unidos por una Nueva Alternativa, comparte cada una de las propuestas. Como Massa, De la Sota se asesoró personalmente en Washington con la agencia antidrogas estadounidense, la DEA. Daniel Scioli, el precandidato del oficialismo a nivel nacional, había abierto este flanco militar a principios del año pasado. “En algún momento habrá que ver un poco, por las características que toma el narcotráfico, el tema del rol de las Fuerzas Armadas, porque es un tema de seguridad interior”, dijo en una entrevista radial. Enseguida coincidió Mauricio Macri, el precandidato presidencial del frente Cambiemos.  El ministro de Defensa, Agustín Rossi, aclaró que eso estaba prohibido y explicó que involucrar a las Fuerzas Armadas no mejoraría la situación, “sino que la empeoraría”. Y mencionó a México y Colombia. Sin embargo, los principales precandidatos insisten en que debe endurecerse la guerra a las drogas y agigantar el aparato represivo y judicial. De sus bocas, decenas, centenas de veces salió ese insípido adjetivo, tan propio de la clase política: “Flagelo”. En este contexto, cualquier tipo de reclamo por el respeto a las libertades individuales probablemente sea tildado de “irresponsable”.  El destino del adicto Scioli, Macri y Massa coinciden en su rechazo público por la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal. Pero si se les pregunta si creen que el adicto debe ser criminalizado, probablemente dirán que no. Y acto seguido –ya lo han dicho o sugerido los tres– afirmarán que la despenalización constituye “un mensaje equivocado” a la sociedad y sobre todo a la juventud. Que no es el momento...  Esta contradicción flagrante tiene entre sus principales mentores a la Iglesia Católica. En 2013, monseñor Jorge Lozano, titular de la Comisión de Pastoral Social, presentó los lineamientos sobre “Políticas públicas sobre el consumo de drogas y contra el narcotráfico”, un documento consensuado entre los tres principales precandidatos y otros, como Ernesto Sanz, de Cambiemos, Margarita Stolbizer, de Progresistas, y Víctor de Gennaro, del Frente Popular. “Las personas que consumen estupefacientes tienen afectada su voluntad, por eso es importante no pretender pasar de lo represivo a lo permisivo y desentenderse de los efectos nocivos que tienen las drogas sobre ellos y sobre terceros inocentes”, dice el acta. El mismo argumento esgrimieron quienes se opusieron durante un plenario para tratar un proyecto de despenalización de varios legisladores del oficialismo y sectores de la oposición no derechizados, en 2012.  “Los adictos no deben ser penalizados con la cárcel sino con los tratamientos”, dijo en aquel debate Inés Valdéz, de la Fundación Manantiales, dedicada al negocio de la rehabilitación en Argentina y Uruguay. En la misma jornada de 2012, Gloria Martínez, de la ONG Honrando a la Vida, extendió el pensamiento eclesiástico: “Un adicto al paco no tiene libertad de elección, por eso no puede ser considerado un sujeto de derecho, como lo hace la Ley de Salud Mental”.  Esta última norma, sancionada en 2010, obliga a revisar las internaciones compulsivas impuestas desde los juzgados o clandestinamente y las plantea como medidas excepcionales, transitorias y, en lo posible, breves; y a la vez esta Ley desmiente a la de drogas. En el debate parlamentario, la senadora Sonia Escudero destacó que “por primera vez y por ley, se considera al adicto como un paciente del sistema de salud”, y aclaró que eso no despenaliza el tráfico ni el comercio, aunque sea para “pagar su adicción”. No mencionó la tenencia para consumo personal. La Ley de drogas sigue ahí, vigente, inderogable. Por lo tanto, quien consuma drogas ilegales en Argentina debe saber que su sola tenencia implica, como mínimo, una pena de un mes a dos años de cárcel en suspenso o de aplicarse la polémica figura de tenencia simple–ni para venta ni para uso personal– hasta seis años. A partir de los cuatro años, la pena siempre es efectiva. Si logra que se lo declare “consumidor” y acepta además que es “un adicto” puede conmutar la pena por un tratamiento. En caso de reincidir en su enfermedad, se impondrá la medida privativa de la libertad. El que comercie dosis de sustancias controladas puede recibir entre cuatro y quince años de prisión; el que trafique toneladas de ellas a Europa, también.    Una red de complicidades Otro ítem de aquella acta compromiso de la Iglesia indicaba que “Argentina es hoy no sólo un país de tránsito y consumo sino también de producción”, supuestamente de cocaína. Los candidatos pro guerra aún cabalgan sobre este argumento. Los medios masivos de comunicación hablan de la inminente colombianización de Argentina, pero el país no posee la materia prima: la hoja de coca.  Las cámaras enfocan las villas y las cocinas de “rebaje”. Hasta el momento, sólo se detectó un laboratorio para refinar la pasta base de clorhidrato de cocaína en la provincia de Santa Fe; el principal proveedor de acetona era una empresa bonaerense, Alconar, fundada en 1948.  Los decomisos de hoja de coca, en la provincia de Salta, por su volumen, no alcanzarían para fabricar ladrillos blancos. Sin embargo los pasadores son detenidos en “operativos antidrogas” por más obvio que sea el destino de la mercadería, dado el tradicional coqueo de las provincias del Norte. La tenencia de la coca destinada a succionar o para infusión no está prohibida, sí su cultivo y venta. Esto da lugar a un contrabando hormiga constante.  En este contexto, los pasadores comparten las mismas cárceles y comisarías sobrepobladas que las mulas, en su mayoría mujeres y hombres jóvenes en evidente estado de vulnerabilidad. La clase política evade constantemente esta realidad, más aun en épocas electorales, pese a las multitudinarias marchas a favor de la despenalización de la tenencia de todas las sustancias, cuando sean para consumo personal, y la regulación del mercado del cannabis. De hecho, la última marcha no tuvo dirigentes partidarios en la cabecera de su sede porteña, como ocurría en ediciones anteriores. Y el año pasado se vio a un solo precandidato a presidente de los trece actuales, el diputado nacional Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda de los Trabajadores. Los reclamos de estos miles de manifestantes, dijo entonces Del Caño, apuntan a “terminar con la criminalización de la juventud que hace la policía, la misma que está implicada en las redes de narcotráfico, como se demostró en Córdoba o Santa Fe”.  Un reciente artículo del diario La Nación, haciendo repaso de las filas policiales, señaló que en los últimos 30 meses hubo en total 111 efectivos procesados por delitos ligados al encubrimiento o la comercialización. La provincia de Buenos Aires quedó segunda en el ranking con 25 imputados, Santa Fe tiene 37 y Córdoba 21. Lo novedoso es que haya entre los detenidos media docena de jerarcas.  ¿Y en qué anda la Policía Federal? “Entre 2010 y 2012, entre el 20 y 25% de las detenciones de esa fuerza en todo el país fue por la Ley de drogas, la mayoría por prevención policial”, dijo Gastón Chillier, directivo del Centro de Estudios Legales y Sociales, al presentar a fines de julio el documento “El impacto de las políticas de drogas en los derechos humanos, la experiencia del continente americano”.  La mitad de esas detenciones se basaron en la actitud sospechosa (eufemismo para describir la actitud discriminatoria de los uniformados), el 38% por fumar en la vía pública, el 6% por llamados anónimos y sólo el 2% por orden judicial, es decir, con una investigación en curso. Sólo silenciando la realidad, alistar más policías y sumar fiscalías especializadas pueden convertirse en promesas electorales o propagandas de gestión. Hablar en serio, con evidencias, implica un costo electoral enorme para los principales candidatos: deberían admitir que su actual demagogia punitivista es parte del problema, no su solución.
Legales

Un tribunal de Canadá autoriza a los enfermos a cultivar su propia marihuana medicinal


thumbnail_img
La legislación que prohibía el cultivo de marihuana para uso medicinal o recreativo, fue revocada por el juez Michael Phelan del Tribunal Federal en Vancouver el miércoles último. Dicha ley, que impedía a los pacientes cultivar su propia planta de cannabis con fines medicinales, fue expedida por el anterior gobierno conservador; y ahora, el juez Phelan, elimina la ley, alegando que era “arbitraria y excesivamente amplia”. Además, en el fallo emitido por escrito por el Juez, se especifica que la ley se podrá en vigencia en seis meses; dando tiempo para que el Gobierno liberal, formule los reglamentos y régimen para el cultivo del cannabis medicinal legal. La decisión de legalizar el cultivo, habría nacido del hecho que cuatro habitantes de la provincia lanzaron la idea que la ley era inconstitucionalidad y, que bloqueaba el acceso medicamentos por parte de los pacientes. “Estoy de acuerdo en que los demandantes han demostrado (…) que el cannabis puede ser producido de forma consciente y segura y, con un mínimo riesgo para la seguridad pública”, manifestó el juez Phelan, quien habría seguido de cerca el caso en la Corte de Vancouver, entre febrero y mayo del año anterior. Durante el juicio, los abogados del gobierno y en defensa de la Ley, manifestaron que el régimen aseguraba a los pacientes el suministro de marihuana segura y, al mismo tiempo, que protegía a la ciudadanía de problemas potenciales que se formarían a partir del cultivo. Sin embargo, John Conroy, abogados de los demandantes, manifestó en la Corte, que la legislación afectó el acceso seguro a la marihuana medicinal y que algunas personas, no les quedó otra, que infringir la ley y comprar el cannabis en el mercado negro o cultivas su propia planta. A partir de esta situación, el Juez concluyó que el derechos de los demandantes para cultivar su planta de marihuana habría sido violado por la ley. “La aceptación por parte de los demandantes, de que el fuego, el moho, el desvío del producto, el robo y la violencia son riesgos que existen inherentemente hasta cierto punto, (…) hace pensar que la restricción significativa castiga a aquellos que son capaces de cultivar de manera segura la planta, siguiendo las leyes locales y tomando precauciones simples para reducir los riesgos”, agregó Phelan. Hasta el momento, el ministerio de Salud, no se ha pronunciado respecto al tema; aunque se podría decir, que el fallo del Juez no causaría problemas al sistema, debido a que en abril se legalizará la marihuana para uso recreativo en Canadá, según lo prometido por el primer ministro Justin Trudeau.
Medicinal

CHILE - Hoy se votan indicaciones a despenalización del autocultivo y uso medicinal de la marihuana


La antesala de la votación estuvo marcada por la iniciativa de diputados oficialistas para centralizar la distribución y prohibir el autocultivo.

thumbnail_img
La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados revisa este martes el proyecto de ley que busca despenalizar el autocultivo y el uso medicinal de la marihuana. La sesión está agendada a partir de las 17:30 horas y será liderada por el presidente de esa instancia, el diputado DC Víctor Torres. Durante la jornada se someterán a votación las 81 indicaciones que se han ingresado al proyecto, incluyendo aquellas que impulsa el Ejecutivo como el límite de plantas por hogar, que se reduciría a una respecto el proyecto original y la disminución a 2 gramos el límite de porte. La iniciativa original había sido aprobada el año pasado por dicha comisión, autorizando el porte de 10 gramos de cannabis y el autocultivo personal de 6 plantas, tras lo cual pasó a votación en sala. Fue en esa instancia que el Ejecutivo introdujo indicaciones que modificaron drásticamente lo aprobado: de 10 a 2 gramos en el primer caso y de 6 a una planta en el segundo. Si bien la Sala aprobó en general la idea de legislar, la iniciativa regresó a la comisión de Salud para revisar las nuevas indicaciones. Fue en ese contexto que el miércoles pasado un grupo de diputados oficialistas presentó un conjunto de indicaciones apuntando a que se prohiba el autocultivo y se centraliza la entrega de cannabis por medio de "proveedores". "Nosotros pensamos que el autocultivo es una medida absolutamente permisiva, que no puede ser controlada, pero sí puede ser que existan licencias autorizadas de laboratorios o distintas instituciones en que exista un registro de consumidores", explicó a T13.cl el PPD, Miguel Ángel Alvarado.
Eventos

Chile aprueba ley que despenaliza cultivo y consumo de marihuana


thumbnail_img
La Cámara de Diputados chilena aprobó el proyecto de ley que despenaliza el cultivo de marihuana y también su consumo privado, con fines espirituales, medicinales y recreativos. De esta manera, la norma permitirá a los ciudadanos portar cantidades inferiores a diez gramos de cualquier variante de la especie vegetal cannabis. Asimismo, se permitirá cultivar un máximo de seis plantas. Igualmente, las personas que necesiten consumir marihuana con fines medicinales deberán tener una prescripción médica. La iniciativa modifica el Código Sanitario y la Ley 20.000, que sustituía la Ley 19.366. Esta sancionaba el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas, reportó el portal británico BBC. En cuanto a la posesión de esta sustancia, Chile se suma a Uruguay, Jamaica, Colombia, Ecuador, Costa Rica y México con una cantidad característica de la misma. Sin embargo, en la región destaca Uruguay, país que creó un mercado legal de marihuana en 2013. A comienzos de este año, Jamaica siguió sus pasos.
Industrial

El mapa que muestra cómo Argentina persigue el (auto)cultivo de marihuana


thumbnail_img
En los últimos meses, el ministerio de Seguridad publicó las estadísticas criminales de los años 2014 y 2015. En una de las categorías aparece la cantidad de plantas secuestradas en el país. Solo las fuerzas provinciales secuestraron un total de 17.207 en dos años. Si a eso se le suman lo que secuestraron las fuerzas federales, da un total de 25.211. Cosecha Roja quiso saber a cuantos operativos corresponden esos números: no es lo mismo secuestrar cien plantas en diez operativos que mil en un solo lugar. Desde el Ministerio de Seguridad no quisieron dar esa información, a pesar de haber sido solicitada en varias ocasiones. El relevamiento de los casos en los medios de comunicación confirma la sospecha: la mayoría de los secuestros de plantas se hacen contra usuarios de cannabis, no contra vendedores. A partir de la información obtenida en el sitio del ministerio, armamos el mapa de secuestros de plantas durante 2015. Algunas provincias aparecen en cero: puede ser o bien porque no informaron de los operativos, o bien porque no los hubo. Se cultiva marihuana en todo el país. En terrazas, balcones, patios, a veces en baldios y hasta en placards.  Luz Juliano es hija de un juez penal y planta marihuana en Necochea. Hace unas semanas contó en Cosecha Roja por qué eligió la cultura cannábica: “Cultivo mis plantas porque no quiero recurrir a un transa que me va a vender un producto de mala calidad. El hecho de que tener plantas sea ilegal te obliga a convivir con ciertas dificultades y temores. Pero se que no estoy haciendo nada malo, no perjudicó a nadie. ¿Porque tengo que seguir una ley sin sentido?”. Algunos jóvenes bonaerense plantan para escapar a las drogas más fuertes. Es parte de una estrategia de reducción de daños. Esteban empezó a militar, dejó de tomar cocaína y jalar pegamento. Ahora sólo consume porro que cultiva. A Martín le dijeron: “las pastillas te queman la cabeza”. Ahora su mamá le cuida las plantas de marihuana cuando él no está en la casa. Horacio tiene 61 plantas en su casa de Salta. La semana pasada, después de una investigación judicial, lo sobreseyeron: a pesar de que la cantidad supera la de consumo personal, no encontraron indicios de comercio. “Voy a seguir cultivando. Estoy en mi derecho. Sé que hay mucha gente a la que la Cannabis le hace bien. Fomento el autocultivo entre mis conocidos y trabajo en conjunto con asociacioness de madres que tratar a sus hijos con marihuana medicinal”, dijo después del fallo. Las historias cómo esas se repiten en la mayoría de las provincias. Si cruzamos los datos disponibles de 2014 y 2015 con la cantidad de población de cada una de ellas, Mendoza, Tierra del Fuego, Catamarca y La Rioja son las la que tienen mayor índice de secuestros de plantas por habitantes: Secuestro de plantas cada mil habitantes: Mendoza 1,66 Tierra del Fuego 1,57 Catamarca 1,12 La Pampa 1,08 Entre Ríos 0,6 Salta 0,55 Santa Fe 0,54 Neuquén 0,49 Córdoba 0,47 Misiones 0,47 San Juan 0,46 Buenos Aires 0,42 Chubut 0,29 San Luis 0,29 Río Negro 0,26 La Rioja 0,17 Jujuy 0,14 Tucumán 0,14 Formosa 0,09 Santiago Del Estero 0,07 Chaco 0,02 Santa Cruz 0,02 Ciudad de Buenos Aires 0,01 Corrientes 0,01  
Legales

Más pedidos de cannabis medicinal


thumbnail_img
Laura se convirtió obligadamente en los últimos meses en una experta en botánica, química, industria farmacéutica y medicina para poder dar alivio a la dolencia que afecta a su hijo adolescente y que descubrieron cuando tenía apenas tres años. Pero también tuvo que involucrarse en temáticas legislativas, en el análisis de leyes vigentes en la Argentina, en las provincias y en otras partes del mundo y de proyectos que se debaten por estos días en el país. Palabras como ratio y vademécum, nombres científicos de especies vegetales, efectos, mezclas, denominaciones convencionales, forman parte de su vocabulario frecuente. Sin embargo, no sólo con lo científico y lo legislativo tuvo que ver su reciente capacitación, sino también con el derecho penal, el funcionamiento judicial y la seguridad, ya que los preparados que le mejoraron sensiblemente la calidad de vida a su hijo con autismo se producen con la flor de la cannabis, planta prohibida por las normas vigentes en la Argentina, lo que la obliga a transitar por fuera de la ley para poder proveerse de los aceites que su hijo necesita. Como Laura, son miles las madres y familiares de personas con diferentes padecimientos que están reclamando un nuevo marco normativo que las incluya. El reciente dictamen de comisión de la Cámara de Diputados de la Nación fue criticado por estos grupos, porque continuaría prohibiendo el autocultivo (ver aparte). La mujer, que tiene otros cuatro hijos de entre 6 y 16 años, estuvo la semana pasada en Neuquén, donde se presentaron en la Legislatura para también pedir iniciativas que avancen en ese sentido. Y aprovechó para recorrer sitios en los que se cultiva cannabis y laboratorios para la extracción y producción. “Nos cambió la vida conocer esta posibilidad. Desde que fuimos a un encuentro en Lamadrid en abril de este año y conocimos estos aceites, la conducta de mi hijo se modificó de manera notable”, explica Laura. Contó que el chico que padece autismo toma dos gotitas antes de ir a la escuela de una determinada variedad de aceite. Después consume otras al mediodía y las últimas para dormir. Esas pequeñas dosis regulan de manera natural su capacidad para comunicarse, para establecer relaciones, para aprender y descansar. “Ya no se autoagrede y puede dormir sin problemas”, explica la mujer. “Lo hablamos con el pediatra, con su terapeuta, con los demás profesionales y hasta lo conté en la escuela. Primero quedaron duros, pero ahora reconocen su sensible mejoría”, relata. En las redes sociales se incorporó a grupos de todo el país, además conectados con profesionales de todo el mundo. “La cultura cannábica es muy solidaria y sorprende la generosidad, a nosotros nos proveen los aceites sin costo, nos enseñan, hay toda una interrelación porque estamos todos frente al mismo desafío”, expresa. “Nuestra aspiración es que se permita el autocultivo, el cultivo solidario (es decir que otros cultiven para los que lo necesitamos) y el cultivo comunitario y que además el Estado se involucre a través del Anmat, el INTA, las instituciones, para garantizar la calidad de lo que damos a nuestros hijos”, sostuvo. Por el momento, lo que ellas y tantas madres más realizan para sus hijos estén mejor, es delito. Y lo saben. Laura dice que así como está redactada la ley se habilitaría la importación de una variedad de aceite y continuaría prohibiendo el autocultivo.
Medicinal

"Me llamó la secretaria de Michetti y me dijo que Macri no puede hacer nada ni interceder"


thumbnail_img
Un matrimonio de San Carlos Centro le escribió una carta al presidente pidiéndole por el uso de aceite de cannabis para sus mellizos que padecen epilepsia refractaria. La madre de Ignacio y Santiago, mellizos de un año y medio que padecen epilepsia refractaria. Junto a su marido Mauricio le escribió una carta al presidente de la Nación, Mauricio Macri, para que autorice el uso medicinal de aceite de cannabis. Sin embargo la respuesta no fue favorable. "Me llegó un email diciéndome que habían mandado (la carta) al Ministerio de Salud y a la vicepresidencia. Y ayer me llamó la secretaria de la vicepresidenta diciéndome que ellos no podían hacer nada ni interceder", contó la joven. En contacto con "El primero de la mañana" de La Ocho, habló de la intención de la carta a Macri: "No pretendo que salga ya autorizando esto, pero hace rato que se habla de esto y siempre queda en el mismo lugar". Los padres piden que el Congreso autorice el autocultivo y la elaboración local de este aceite. La joven madre relató que en abril pasado probaron con un aceite casero de cannabis en sus mellizos y los resultados fueron satisfactorios, al punto que las convulsiones de sus chicos no sólo eran menores, sino que incluso duraban menos tiempo. En un principio probaron con uno traído desde los Estados Unidos, pero como la composición era distinta los resultados era diferentes.  
Legales

Decomisan 4 toneladas de marihuana en California horas después de la legalización de la hierba


La legalización de la marihuana en el estado más rico y poblado de EEUU supone un contratiempo para el negocio de los narcotraficantes que envían la mercancía desde el sur de la frontera.

thumbnail_img
LOS ÁNGELES, California.- Antes de someter al camión de carga a una minuciosa revisión electrónica en la garita Otay Mesa, en el sur de California, un perro policía olfateó algo extraño. Al llegar al fondo del contenedor, agentes aduanales encontraron “el clavo”, el cargamento oculto según el argot del narco, casi cuatro toneladas de marihuana. El decomiso ocurrió la tarde del miércoles 9 de noviembre, solo horas después de que los votantes de California aprobaran la legalización del consumo de la hierba con fines recreativos, una enmienda que a decir de los expertos representaría un duro golpe a los narcotraficantes. Por dicha medida, los californianos mayores de 21 años podrán poseer, transportar y comprar 28.5 gramos de marihuana para consumirla por gusto. La sustancia será gravada con impuestos, como ocurre con el tabaco y el alcohol, y recaudaría más de 1,000 millones de dólares, según los proponentes. La aplicación oficial de este cambio legislativo entrará en vigor como muy tarde el 1 de enero de 2018, fecha para la que California ya tiene que tener organizado el marco legal para este tipo de negocio. De acuerdo a la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), el vehículo con el enorme cargamento de marihuana reportaba que en su interior había “electrónicos”, pero un inspector decidió remitir la unidad a una detallada revisión de rayos X. “Mientras el camión estaba formado para ser radiografiado, un agente del CBP con un perro entrenado para detectar humanos y narcóticos examinó el camión y el canino alertó por el remolque”, indicó la dependencia en un comunicado de prensa. Al inspeccionar el contenedor con rayos X se identificó una anomalía y tras una revisión manual se encontraron cajas que contenían otras cajas con paquetes envueltos en plástico. En total, los agentes de CBP hallaron 319 paquetes que contenían unas 7,600 libras o casi cuatro toneladas de marihuana. El valor aproximado de la hierba en el mercado negro es de 3.8 millones de dólares, según el CBP. “Mis oficiales usaron las herramientas disponibles para encontrar y decomisar este gran cargamento y potencialmente quitaron millones de dólares a una organización criminal”, dijo Rosa Hernández, directora de inspección de contenedores en Otay Mesa. “No solo hacen cumplir las leyes de importación y exportación, sino que también están atentos por intentos de contrabando de este tipo”, agregó la funcionaria. La dependencia decomisó la droga, el camión, el contenedor y el resto del cargamento. No está claro qué pasó con el chofer de la unidad.
Legales

Marcelo Morante: “Hay que ir ahora por el autocultivo”


Es médico, investigador y profesor en la Universidad Nacional de La Plata y uno de los propulsores del uso del cannabis medicinal.

thumbnail_img
"Esto era impensado en 2014”, dice  Marcelo Morante desde Colombia, donde participa de un congreso internacional sobre cannabis medicinal. Morante es docente en la Universidad Nacional de La Plata, donde dirige un departamento de investigación sobre el tema, y uno de los impulsores del uso terapéutico de esta sustancia. Llegó a la marihuana buscando un alivio para el dolor que le provocaban las convulsiones refractarias a su hermana. La legalización del cannabis medicinal obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y ahora deberá ser tratada en el Senado.   --¿Qué balance hace del tratamiento legislativo? --Es positivo. Empezamos a hablar de la sustancia en el ámbito medicinal, de sus capacidades terapéuticas. Algunos de los niños que padecen epilepsia refractaria tienen resuelto su tratamiento. Otros no. El aceite que va a ingresar por la ley aprobada no sirve para todos, hay que tener alternativas. Se va a poder investigar más, los médicos que hablamos del tema vamos a dejar de ser criminalizados. Salimos de la ilegalidad.  --¿Qué opina sobre la exclusión de los autocultivadores? --Si bien es un avance, es un proyecto que se queda corto. Se deja afuera el autocultivo y no va a poder cumplirse con la demanda.  --¿Por qué? --El 90 por ciento de las prescripciones tienen que ver con el dolor y el cáncer, no con la epilepsia refractaria. El Estado no va a poder responder ante la demanda. Espero que esta ley sea una transición para que el año que viene se discuta la regulación del autocultivo. --¿Cómo se debería regular? --En el mundo ya ni se discute esto. Estamos corriendo de atrás. En Chile, Colombia y México (y ni hablar de los países desarrollados) no se discute el autocultivo. Hay que crear un registro, con la cantidad de plantas necesarias para producir, y controlar la producción. Es más, el Estado debería producir el aceite. Se puede.   --También es cierto que los que ya cultivan no dejarán de cultivar. --Por eso mismo. Regulamos para permanecer en la ilegalidad. La verdad no tiene mucho sentido, pero insisto en que se tendrá que discutir sobre la necesidad del autocultivo porque no habrá forma de cubrir la demanda del aceite de cannabis con la importación.  --Usted comenzó a divulgar las propiedades del cannabis hace unos años, ¿se imaginaba esta situación? --Esto era impensado en 2014. El motor de todo fueron las mamás. Ellas tuvieron la fuerza para visibilizar el tema y llevarlo al Congreso. Ahora tenemos otro marco para investigar. Por más que haya respuestas tardías –porque las investigaciones llevan sus años-, dejamos de demonizar una planta y entendemos que tiene poderes terapéuticos; la podemos analizar desde ese lugar. Empieza a jugar el médico de verdad, con la prescripción y el acompañamiento. Antes, era infringir la ley de manera constante. Enseño hace dos años en la facultad sobre una sustancia que estaba prohibida. Era insólito.
Eventos

Multitudinaria marcha para pedir la despenalización del cannabis


thumbnail_img
Diversas organizaciones a favor de la despenalización de la marihuana marcharon este miércoles en la ciudad de Buenos Aires para pedir que el Estado autorice el cultivo personal y el uso medicinal del cannabis. Los manifestantes reclamaron que se permita el autocultivo de marihuana, que haya una regulación estatal para el acceso al cannabis y sus semillas, que no se penalice la tenencia de marihuana y que se apruebe su uso medicinal e industrial. El pasado 23 de noviembre, la Cámara de Diputados argentina dio su visto bueno a un proyecto para regular la importación y el consumo del aceite de cannabis en pacientes con patologías específicas, una iniciativa que deberá aprobar también el Senado para que se convierta en ley. Sin embargo, este proyecto no contempla el autocultivo, uno de los principales reclamos de asociaciones como Cannabicultores Necochea y Quequén, presentes en la marcha de este miércoles en la capital. La secretaria de esta organización, Luz Juliano, subrayó a Efe que este tipo de cultivo personal es la petición fundamental que el Gobierno no ha recogido en la iniciativa bajo tratamiento en el Parlamento. "Cada persona que pueda acceder al cultivo no va a ir al mercado negro", explicó Juliano, para quien el autoabastecimiento es una "lucha alternativa contra el narcotráfico".  Otra de las asociaciones que reclaman la legalización de la marihuana es Proyecto Cáñamo Argentina, cuyo objetivo es promover el uso del cáñamo como "alternativa sostenible" a la utilización de materias primas tradicionales, por ejemplo en la industria textil y la fabricación de papel. "Si pensamos un poco en verde, el futuro podría ser una revolución basada en el cáñamo y sustituiría a materias primas muy rápidamente. No habría que modificar el aparato industrial, habría solo que sustituir materiales", señaló Diego Meneses, del Proyecto Cáñamo Argentina. Meneses sostuvo que en Argentina se ha cultivado este arbusto "durante doscientos años", hasta que la última dictadura militar (1976-1983) prohibió su uso industrial.  La única provincia del país austral donde se ha aprobado el uso medicinal del aceite de marihuana es Neuquén (suroeste). "Esta mañana nos informaron unas mamás de la provincia de Salta (madres de enfermos que piden el uso del aceite de marihuana) que ya votaron por unanimidad los diputados de la Legislatura provincial", señaló Ana García, médica y fundadora de la asociación Cannabis Medicinal Argentina.
Eventos

1er Taller del año - Sábado 17 de Marzo - Taller de Floracion


Veni y enterate todos los cuidados necesarios para llevar adelante esta parte tan importante del cultivo.

thumbnail_img
Se viene el primer taller del año!! Sábado 17 de Marzo - Taller de Floración Zona: Villa Crespo, CABA Próximamente más información...   Info e Inscripciones: inscripciones@cogollosdeloeste.com.ar  
Medicinal

"La ley no termina de resolver varios temas, quizás el más importante para mí es el de los cultivadores solidarios porque tiene que ver con la adquisición, el poder tener el producto de cannabis"


Desde el equipo de comunicación de CODELO entrevistamos al Dr. Álvaro Sauri, encargado de la área de cuidados paliativos del Instituto de Oncología Angel H. Roffo.

thumbnail_img
Desde el equipo de comunicación de CODELO entrevistamos al Dr. Álvaro Sauri, encargado de la área de cuidados paliativos del Instituto de Oncología Angel H. Roffo. Conversamos sobre los tratamientos con cannabis que lleva adelante en el área de cuidados paliativos del hospital Roffo y sobre la situación de la política de drogas en la actualidad, especialmente con respecto al cannabis, su uso terapéutico y las perspectivas que se abren (o no) a partir de la sanción hace un año de la ley 27.350. "...El cannabis como producto de investigación es difícil porque no es un solo producto, son múltiples ellos que trabajan en cortejo"   -Codelo: Mi primera pregunta es ¿hay algún sustento científico para la prohibición del cannabis? -Alvaro Sauri: No, la prohibición es un tema de tabú, un tema político y está dentro de esas cosas donde sustancias médicas tiene que ser controladas por la policía, eso es un absurdo, no tiene sustento científico, sino ideológico, político y diría que infantil. Porque desde este punto de vista contradice el artículo 19 de nuestra constitución donde uno es responsable de sí mismo y en todo caso responderá ante dios si cree y nada más. Porque consumir cannabis al único que le afecta es al que lo consume. Podríamos discutir en ultima instancia si hubiera alguien que fuma un porro y esto pueda perjudicar al vecino que eventualmente aspira el humo, pero en última instancia eso sería secundario y no aspira cannabis directamente, tendríamos que discutir la polución ambiental, en la esquina de Junín y Paraguay, la esquina de la Facultad de Medicina, con la cantidad de colectivos que pasa alguien se fumó como once atados de cigarrillo a la vez, pero ese es otro tema. Desde el punto de vista legal, es un absurdo discutir un terma médico, entonces, no tiene sustento la prohibición desde el punto de vista científico ninguno. Ahora las drogas, las medicaciones, tienen efectos colaterales, la cannabis también lo tiene, incluso la cannabis es mucho menos peligrosa que otras drogas que sí usamos porque tiene dosis letal nivel 50 y la cannabis no tiene dosis letal 50, es decir, que ni siquiera mata. -C: ¿Qué sería la dosis letal 50? -AS: La dosis letal 50 serÍa la dosis que pone en peligro la vida de una persona, es del 50%, es una manera de explicar la dosis tóxica peligrosa que hace que de alguna manera te pueda matar; hay dosis letal 50 para diuréticos, dosis letal 50 para sedantes, pero la cannabis no, por algo muy sencillo no hay receptores de la cannabis en el cerebro donde está el centro cardiorrespiratorio, es la zona del ecencéfalo, la más primitiva del cerebro y en esa zona no hay receptores, en cambio,  sí en el resto del sistema nervioso, los receptores cb1 y cb2, mayormente cb1 que si interactúan con otros sistemas. Por supuesto la cannabis puede producir por ejemplo taquicardia, puede producir algunos problemas cardiovasculares, pero en sí no tiene dosis letal 50, eso si se trata de un paciente que está enfermo de algo, pero no per se. Entonces, policialmente cuando una persona ejecuta un acto, generalmente, no es solo el consumo de cannabis hay otras drogas que están detrás que son mucho más dañinas como la cocaína, aunque de la cocaína salen los analgésicos locales, así que todo es relativo. De todas maneras, no es comparable marihuana con cocaína en absoluto. Uno se cansa de ver artículos en la primera plana como el de la semana pasada en La Nación, el domingo, donde absurdamente ponen que el mayor consumo de marihuana está vinculado con el narcotráfico, etc., etc., y lo comparan con la cocaína, es un absurdo, es una estupidez. -C: Usted trata pacientes con cannabis y distintos derivados, ¿qué sería un cuidado o tratamiento paliativo con cannabis? ¿tiene total legitimidad en la comunidad médica? -As: La comunidad médica general es bastante pacata como dijo yo, no tiene tanta aprobación, pero eso sigue el régimen del miedo, el régimen de la estupidez y no el régimen científico al cual se deben atener los profesionales. Hablan de que no hay estudios con evidencias. Eso no es así, en varios países los hay y existen como producto medicinal, lo cual nosotros estamos atrasados 30, 40 años. Yo sí lo uso, indico y le doy una receta al enfermo que requiere medicina cannábica para tal o cual síntoma, nosotros lo usamos para la anorexia, para el dolor, para las nauseas y vómitos, para el estado de ánimo porque un poco de THC mejora el estado de ánimo, lógicamente no hay que tenerlo hiper excitado, para relajantes musculares. Tengo un paciente con una parálisis cerebral y le damos cannabis, algunos pacientes en la etapa de final de vida, con no solamente canceres sino con enfermedades de demencia, eso los tranquiliza. Pacientes con Parkinson, algunos pacientes pueden servirles y de hecho les sirve sintomáticamente, sirven en el control de síntomas que es lo que hacemos en cuidados paliativos, está el estudio científico del efecto antitumoral, el efecto antiinflamatorio donde hay evidencias clínicas de casos clínicos. El problema es, como esto es una sustancia prohibida lógicamente somos muy pocos los médicos que hemos hecho algún curso de cannabiologia. Hicimos en La Plata el año pasado; la comunidad médica en general habla de cierto reconocimiento cuando tiene experiencia. Nosotros que habitualmente manejamos en paliativos morfina, y otras sustancias, bueno, quizá tengamos cierta habilidad para manejar la cannabis como producto vegetal y como sustancia botánica en sí misma. Una medicina enfocada más naturista, pero aún así sin saber bien exactamente qué le estamos dando, nosotros hacemos un protocolo donde analizamos un mililitro de la sustancia que la persona toma para determinar qué relación hay de los principales cannabinoides que recibe como THC, CBD y CBN, esos tres en principio. -C: ¿Esa prueba donde la hacen? -AS: Esa prueba la hacemos en un convenio que tenemos con la Universidad de La Plata, la cátedra de toxicología,tenemos un vínculo donde nosotros le llevamos un mililitro de los distintos pacientes y tratamos de identificar los cultivadores para avisarles "bueno tu producto tiene esta proporción, esto y esto". También nos hemos llevado sorpresas, líquidos que no tenían absolutamente nada, por suerte no hemos encontrado en los pacientes que hemos analizados que tenga el producto insecticida o metales pesados que es otro de los temores, que no esté la planta bien cuidada, que no sea cultivada con la buena práctica, pero no hemos encontrado insecticidas ni otro producto peligroso en los que hemos mandado a analizar. Es como un producto médico en general, es nuestra indicación médica. Como se sabe hay mucha variedad genética de la planta, entonces podría ser que justo esa no era la apropiada para el enfermo, pero cuando uno controla y hace el trabajo consensuado, con cuidado de la persona, advierte las cosas y se modifica, lo genial de esto es que si hay un efecto colateral o alguna situación que no nos gusta con suspenderlo la situación se retrotrae. -C: No agrava otro cuadro. -AS: No agrava otro cuadro exactamente, es más peligroso en los pacientes que reciben quimioterapia que le pasan otras cosas y no tienen vuelta atrás. En cambio, con esto se puede volver. -C: Vos mismo me dijiste que el médico escucha al paciente y no al revés,¿por qué? ¿qué desafíos plantean para los profesionales de la salud los tratamientos con cannabis en este contexto? -AS: Claro, que el médico escuche al paciente es el abc elemental de la buena práctica médica, el relato del enfermo es lo primero porque el profesional lo que tiene que hacer en el texto que dice el enfermo ir descubriendo cómo es el síntoma que lo lleva a hacer la situación diagnosticada, entonces esto es un abc de la medicina. Lo que ocurre es que las personas tienen la experiencia de que los médicos no los escuchan, eso es real. Entonces, parece mentira que un enfermo tenga que decir le agradezco porque usted me escucha, cuando en realidad es el primer acto, escuchar y darle la mano al enfermo y escuchar. Bueno ¿qué te preocupa? Ahí empieza el relato y la historia clínica. Entonces, lo demás se acomoda solo, así tenemos pacientes convencidos de que tienen que tomar cannabis y nosotros le decimos, mira no has hecho esto, no has hecho aquello y si eso no funciona, genial a lo mejor lo que decís tener razón. Más de las veces estamos negando un tratamiento de lo que lo estamos aceptando porque también aceptar un tratamiento es un compromiso para uno por varias cosas: nos tenemos que fiar de los productos de los cannabis cultores. Los productos importado que muchos vienen de Chile o Uruguay tampoco estamos seguros de que tiene lo que dice que tiene, tenemos que ser cautelosos en ese sentido. En general es más de las veces que le decimos  que no es por esta situación, recreacionalmente ese es otro tema, sale del área médica. Podemos discutir la necesidad o no, pero eso ya es una opinión. Desde lo médico, desde lo científico muchas veces le decimos al enfermo "no", primero hace esta línea de tratamiento porque no se hizo bien y vemos, muchas veces tenemos pacientes que lo reubicamos en el tratamiento y no necesitan cannabis, también con un esquema clásico sin mucho problema; otros no, éste fracasa y vemos por qué es una buena opción. Esto es así por ahora porque nos falta investigación, yo estoy convencido que podría ser en tiempo potencial el cannabis tenga un efecto antinflamatorio, preferiría dárselo antes que un ibuprofeno, pero todavía no tengo evidencia clínica que me permite decir esto, vamos a investigar. Lo mismo con los efectos antitumorales, etc. etc. En la polimialgia reumática muchos enfermos toman y se sienten mejor, en algunas neuropatías, yo tengo un paciente con neuropatía lo ingiere y se siente mucho mejor y ha bajado el consumo de otras medicaciones. Lo vamos haciendo acorde, no le decimos a la gente tome cannabis y suspenda todo, pero lo vamos acompañando. En algunos casos la cannabis es complementaria y en algunos caso es central. En autismo la cannabis tiene un rol central para un tratamiento que traía mucha toxicidad y uno ve avances y progresos en chicos con autismo que uno se emociona de que sintomáticamente van respondiendo mucho mejor. Van adquiriendo cognición, van comunicándose mejor aparte de mejorarles el animo y la sociabilidad, ahí tenemos evidencia clínica que faltará corroborar con próximos trabajos, en todo el mundo funciono así. La gente tomó la sustancia y empezó a ver porque actuaba y más culpa de las prohibiciones que esto se acentúa,  basta prohibir algo que la gente lo va a hacer. Y entonces, de golpe puede ser útil y salimos a investigar, el cannabis como producto de investigación es difícil porque no es un solo producto, son múltiples ellos que trabajan en cortejo, la investigación de laboratorio típica estudia un solo producto de investigación… -C: Es una limitación de las teorías médicas. -As: Es una limitación del método de estudio, puede que algún día podamos estudiarlo mejor o encuadrarlo, dale la vuelta, como digo yo, de investigación más apropiada. Esta es la gran dificultad que hay, todo el mundo quiere hacer una sustancia y en esto se sabe que son muchas sustancias, que en realidad en el cuerpo esto pasa así todos los días ,no es una sola, probablemente no sea solamente la insulina, aunque la insulina lo demuestre, pero si no tiene determinadas proteínas, etc., etc. no termina de actuar. Esto es lo que pasa con la cannabis también. Ahora ¿por qué el cerebro humano tiene receptores para la cannabis? ¿por qué tiene receptores para la morfina? Después se descubre que existen endorfinas y ahora las magnofinas, 2AG que están vinculados. -C: Endocannabinoides. -AS: Claro, así como aparecen endorfinas, aparecen endocannabinoides, encima los endocannabinoides dentro del sistema nervioso están mucho, muchísimo más esparcidos que los opioides, lo cual es maravilloso. Pareciera que el sistema de endocannabinoides es un sistema de homeostasis, de equilibrio porque por un lado estimula, por otro inhibe y depende en que sector esté, en qué central por así decirlo es el efecto que produce. Así cuando estimula demasiado la corteza puede traer psicosis, delirios, excitación; por otro lado, mejora el ánimo, por eso todo esto tiene que estar en estudio, pero no por este efecto colateral en última instancia hay que prohibir. -C: ¿ A qué efecto te referís? -AS: Y cuando se produce algún cuadro de psicosis, de alucinaciones, de risa inmotivada, hiper excitación, bueno lógicamente no es un efecto deseado. A su vez yo a una paciente se lo tuve que suspender por un tema de dolor crónico con un manejo muy dificultoso por el efecto psicométrico que le producía, pero me reconoció que cuando estaba así tampoco sentía el dolor, pero ella no se sentía bien. Se suspendió porque le generaba hipertensión, hay un tiempo de adaptación y demás que a veces hay que esperar, son típicos los mareos; pero si se pone hipertenso una persona que no lo era hay que tener cuidado y saber manejarlo. Esa no era la planta apropiada para ella evidentemente y por eso la suspendimos lógicamente. Por eso los médicos tenemos que estar acompañando a los enfermos, a la pregunta anterior, es un descompromiso el profesional que no acompaña a su paciente si se entera que consume cannabis, lo que tiene que hacer consignarlo, nosotros lo anotamos en la historia clínica porque es importante para todos los profesionales y lo acompañamos. Estudiamos porque hay cosas que no sabemos y muchas veces saben más que nosotros.   "...la ley no termina de resolver varios temas, quizás el más importante para mí es el de los cultivadores solidarios..."   -C: Estamos un año que se haya aprobado la ley 27.350 de Cannabis Medicinal, ¿cómo caracteriza la ley, su posterior implementación y qué opina sobre su aplicación y el rol de los laboratorios? -As: El cannabis ha estado en un estado de prohibición, que aparezca una ley que lo permita es altamente positivo. En realidad para investigar y medicar no es necesario una ley, pero tuvo que ser porque estaba prohibida, se puede estudiar cualquier sustancia pero…; entonces es muy positivo.  Pero lógicamente la ley no termina de resolver varios temas, quizás el más importante para mí es el de los cultivadores solidarios porque tiene que ver con la adquisición, el poder tener el producto de cannabis. Es muchos países eso se resuelve no con facilidad, pero si tiene baja resolución efectiva, tomemos el modelo canadiense, el modelo de Uruguay que está al lado nuestro pero lo pusieron para uso recreativo. Paradójicamente les importa mucho el medicinal, y Chile, Colombia también tiene, son más de 40 países que tienen autorizada la cannabis. Entonces, la ley es un buen puntapié inicial, esto se hizo, el consejo en virtud de pacientes con convulsiones refractarías a los medicamentos, como son niños eso impacta y la política lo toma y circunscribió en principio a la epilepsia.  Pero hay autismo, hay un montón de cuadros para los cuales la cannabis tiene efecto medicinal. El consejo consultivo, que ya se tendría que haber reunido, tendría que haber definido la amplia gama de patologías que requiere el uso de la cannabis y acá hay un tema político porque si alguno dice que la cannabis es buena para la artrosis, entonces el estado tiene que hacerse cargo de todos los pacientes que tienen artrosis, son millones de pacientes y no les interesa. Que no interese no quiere decir que no sirva; así la cosa se puede sincerar, pero tomado de la Asociación Americana donde aceptan varios combinaciones de cannabis, puede haber otras más, ampliaría el abanico. Todo esto es resorte del consejo consultivo. El otro problema que tiene es que, dentro del consejo consultivo, por suerte, hay representante de los cannabiscultores para poderlos sacar del área de tráfico de drogas, que nada tiene que ver, es un absurdo. Sin embargo, un cultivador queda atado a esta situación legal que el artículo 8 deja muy flojo, sin inhibir claramente esto, porque esto inhibiría el autocultivo. El estado piensa que esto generaría una diáspora que generaría en todo el país, que de hecho habría que reconocer que posiblemente esté, entonces tendría que quemar todo El Bolsón, un montón de lugares.  Que no se les ocurra hacerlo jamás porque ahí tenemos una rebelión social directamente. En cambio, tendría que tomar el mando de facilitar, meterse y controlar el cultivo, la ley tiene falencias, pero es una apertura. Desde ese lado es positivo, lo que se hizo es positivo. Pasó un año, en este año se tiene que concientizar, se tiene que concientizar mucho más rápido a los profesionales, las asociaciones médicas como está haciendo Cameda, como está haciendo el Dr. Morante en La Plata, como hacemos nosotros cuando hablamos con los colegas. -C:  Dentro de las asociaciones médicas, ¿cómo crees que entra el debate político? -As: Y las asociaciones médicas son pacatas en general,  no pueden tomar una postura política son sociedades científicas, desde ese lado está bien. Pero no pueden estar de espaldas al pueblo, no pueden dar la espalda al objetivo de la salud, a la población que existe o que dicen servir. Entonces, como dicen "no hay suficiente evidencia, no hay suficiente trabajo." .En realidad sí los hay, no los hay completos, pero los hay; y/o hay que hacerlos. Podríamos tener la experiencia acá, pero entonces hay que permitir protocolos de investigación, para ello necesitamos productos, conocer ese producto y estandarizar ese producto para conocerlo un poquitito, tenemos una serie de trabajos; como eso no está definido, entonces toman una estrategia de no manifestarse demasiado o nada o poco. Y cuando uno no conoce, es una actitud prudente no tomar parte, pero si debería tomar la actitud de favorecer el estudio. La sociedad de neurología con el tema de las convulsiones están viendo con bastante seriedad el tema de la cannabis recién ahora y no es que era una novedad, esto se sabe hace 40 años, 30 años, 20 años, entonces la actitud como fue algo prohibido, “ay pero esto no esta permitido”. Porque lo dijo un americano en virtud de querer tirar el ultimo de cáñamo porque aparecía cultivos como el nylon y el plástico porque en el fondo eso facilito que tomaran el caso de un asesinato de una persona que mató una familia, y eso se lo atribuyeron al cannabis, entonces estimulo el crecimiento, después de la ley seca, estímulo el crecimiento del plástico y saco el cáñamo de circulación. Que en realidad no salió del todo porque el cáñamo se usa para un montón de cosas. De todas maneras, que haya reemplazado productos sintéticos, el plástico y el nylon, otros productos tipos de polímeros, también tiene su lado positivo, pero en realidad es todo una cuestión económica. -C: ¿El tema de la prohibición? -As: Y sí, claro, hay una cuestión política-económica. Entonces, cuando uno estudia esto y uno observa que han cerrado el cerebro, uno se indigna, habría que agarrar ese fulano y colgarlo de las pelotas. Fíjate de dónde arrancan las prohibiciones, arrancan de intereses, y cuando esto lo ejecutan en la medicina, se han perdido mucho tiempo, por eso no hay que tomar posturas del típico filosoficas- religiosas, han sido un poquitito el opio del pueblo.  El opio se decía porque te genera sueño, todos quemaron todos los cultivos de China, lo cual generó una crisis internacional porque en general del opio sale la morfina, entonces hay toda una zona protegida en Asía menor, la zona kurda de Turquía que se subvenciona para que siga cultivando opio, se siga cultivando la parasomnífero del cual salen el opio, la morfina para el resto del mundo. Pero fíjate hasta qué grado puede llegar la estupidez humana. La estupidez desde una base, la guerra del opio por el adormilamiento que producía, al absurdo de no ver las consecuencias positivas que producía. -C: Eso pasa con la gran mayoría de sustancias hoy prohibidas. -As: Son aspectos infantiles del ser humano. No sé, es mi pensamiento. -C: Estoy de acuerdo. No sé si infantiles, sino como que todo el tiempo hay una disputa. En: Infantil no como término peyorativo, sino como, no haber profundizado, un chico es directo, a medida que se va profundizando su sistema neurológico y demás va elaborando. En un chico es genial, un ser humano no tiene que perder la inocencia de lo infantil, pero son argumentos infantiles cuando no admiten discusión, cuando no cabe la duda, no hay pregunta, “ay no, esto es así” ¿cierto? Y con la cannabis hay muchos profesionales: “ay no, está prohibida entonces debe ser malo”, es un descompromiso. Entonces, su paciente a lo mejor no le dice que toma cannabis porque dice que lo va a dejar y lo necesita, necesita las dos cosas, el médico y la cannabis; entonces hay muchísimos pacientes, nosotros en el hospital no rascamos mucho porque si entramos a profundizar no tenemos cómo saciar la necesidad de saciar ese producto. Tratamos de delimitarnos a las personas que genuinamente lo necesitan más, porque si estuviera en todas las góndolas ¿qué problema hay? Vas a la farmacia, buscas el dibujo del ibuprofeno como el Valium. Entonces estaríamos medicando a quienes lo necesitan genuinamente y estaríamos sacándoselo a quienes no: esto no te sirve. -C: Algo ya dijiste al respecto, pero ¿cómo caracterizas las políticas de drogas en general en los últimos años? ¿Y cómo crees que pueden hacer del lado de los profesionales de la salud para lograr un cambio? ¿Qué política de drogas propondrías vos y qué estrategias para lograrlo? As: Vamos a decir lo positivo primero, lo positivo es que la menos se permite discutir esto y se pone sobre el tapete lo que es científico, lo que es médico. Lo que hay que superar es el miedo, las políticas de miedo, las políticas represivas generalmente generan más síntomas, generan más incomprensión, generan mucha más ignorancia. Aquello que es represivo, necesariamente anude lo que tiene que ser inverso, que es ver el desafío y tomar una actitud de escucha, de observación con respecto a las políticas frente a la cannabis. En nuestro país es incompleta y mala porque se persiguen a los cannabis cultores, desde ese lado es una conducta represiva. También con el cerebro que la dirige, el presidente que tenemos en este momento no cabe que puedan pensar de otra manera. Cuando piensa desde el punto de vista penal una sustancia de lo médico, es cortarle el camino por el miedo, por la imbecilidad, por las estupidez; asociarlo al narcotráfico no es la mejor política en absoluto. Entonces, las políticas de nuestro país son por supuesto deficientes, persecutorias y no resuelven nada. Así la Bullrich atrape 60 mil, aparte mentira esto, agarran un cannabis cultor y lo ponen dentro del narcotráfico como si fuera el mismo que extrae LSD o otras drogas que han matado gente, como psicoestimulantes, drogas de diseño. Me cago en la palabra diseño porque la estropean, efectos hiperestimulantes mucho más peligrosas que la cannabis. La cannabis no es peligrosa, saquémoslo del léxico, ¿es peligroso para quién? Para el libre albedrío, para el estúpido que en vez de meterse 10 pastillas de Superman que está por salir volando, no es la represión lo que lo va a resolver, no es la policía. Qué tiene que haber un control, sí tiene que haber; la policía podría, pero la actitud que tienen que tomar con los cannabiscultores no es la misma en absoluto que con aquellos que si trafican esas sustancias que sí son dañinas, efectivamente dañinas, al menos que se descubran que tienen algún efecto positivo. Yo te decía que de la cocaína salen los anestésicos locales, lo que pasa es que lógicamente hay muchos mejores productos que la cocaína entonces no se la necesita. ¿Vos viste algún coya que masca coca que tenga malos dientes? Tienen una dentadura de puta madre, y esto es porque mascan coca, aquellos mascan la planta. La aspirina viene de la corteza del sauce, del ácido acetilsalicilico, la corteza del sauce viene acompañada de muchas sustancias, una de ellas son las saponinas que protegen el estómago. Entonces, saber hacer un preparado de la corteza del sauce es menos lesivo que tomar una aspirina que produce gastritis en el estómago si no tomas un antiácido o no lo cuidas. Entonces, ¿qué es peor o peligroso? Porque de una hemorragia digestiva la gente se muere, de la cannabis no. Entonces, la represión lo que genera como base es ignorancia, porque aquello que se reprime no se analiza, esto está prohibido. Parece mentira que como sociedad tengamos que todavía que no pensar en la prohibición, claro la prohibición de no matar está buena, hace que podamos convivir, ahora es un desafío analizar que si uno quiere matar a alguien porqué no lo puede hacer, dónde eso vuelve hacia uno. Eso es lo que hay que hacer con todas las cosas que están prohibidas, explicar dónde vuelven hacía uno, entonces para mí, se debería tomar otra política, que es distinta, es de control y no de prohibición, pero es un compromiso. Entonces, qué hacen, encierran cannabis cultores, generan estadísticas, que bárbaro este ministerio necesita apoyo económico porque están logrando resultados, es una cuestión política, como yo demuestro que trabajo 100, necesito 1000; en realidad gente dañina ahí adentro habrá 10 que no son precisamente cannabis cultores, sino son los que negocian o trafican otra cosa. Si vos me decís el ministerio de seguridad, no es estúpido, es cómplice como los que tiran piedras, no se puede admitir que un moto pase arriba de un tipo cuando manejan son los canas, si necesitas a eso hay algo que está mal, ¿podrían no pasar eso y que las cosas estén mal? Sí, pero no con ese grado de violencia, con ese grado de estupidez. Hay que pensar desde que grado de vista, desde lo legal existe todavía es la persecución, es una genuina trabe a algo que tiene que ser científico y  estudiado, es salir de la ignorancia para pasar a la inclusión y ese es un desafío, para el gobierno es un desafío controlar los cultivos, pero es el desafío que tiene que hacer, entonces, le dice a Fulano ponele está tierra, esto sí, no pongas este insecticida, esto lo tienen que hacer es el trabajo del ministerio de salud, o del INTA o lo de quién mierda sea, pero eso es lo que hacen los países civilizados. Nosotros en ese sentido somos barbarie, entonces, terminan cayendo justos por pecadores y las legislaciones se hacen por la mayoría, basta uno que haya demostrado, un idiota que al propóleo le puso alcohol etílico y entonces el propóleo se prohibió, el propóleo tenía otras posibilidades, lógicamente no lo metas con algo que sabes que es tóxico para el hígado, pero como era más barato, en vez de ponerle alcohol, le pusieron otro tipo de alcohol. Cuando uno empieza a analizar porqué surgen las prohibiciones, surge porque teóricamente desde salud pública debe evitar que le pase a uno, entonces poner alcohol etílico que ya se sabe que está re contra prohibido para el ser humano, el que lo hace es porque es dañino, es criminal, no por eso hay que prohibir el alcohol etílico que se usa para otras cosas. Con la cannabis pasa lo mismo, la cannabis no mata bueno la cannabis pude traer un estado confusional, puede traer alteraciones en la memoria, puede traer, puede, pero eso no quiere decir que sea necesariamente peligroso, acá se trata de la persona. Entonces, las leyes toman en general, pero deben cubrir a cada persona, tienen que ir al particular si no, no tienen objeto, hay que sacar la palabra represión y ponerle desafío, duda, búsqueda, encuentro, consenso, consensuar con los profesionales, consensuar con los cultivadores, consensuar con las empresas, consensuar, buscar consenso. Esto puede ir en contra de muchos intereses, por ejemplo de un importador, a un importador no le interesa que la Argentina produzca cannabis, y a cierto lugares de la Argentina no le interesa que la cannabis la pueda producir cualquiera, le interesa que la produzcan dos o tres, o uno, como la luz, son todos muy amigos de la competencia, pero en realidad son muy amigos del monopolio, seamos honestos, no jodamos, yo creo que este es el desafío de los gobiernos si es que quieren actuar con justicia. Como vemos todos los estados represivos, generan ignorancia.