Eventos

El kirchnerismo busca regular la venta de semillas de cannabis en Buenos Aires


thumbnail_img
La regulación por el mercado de semillas de cannabis llegará al recinto de la legislatura en los próximos días. El proyecto pertenece a la diputada Gabriela Cerrutti (Nuevo Encuentro) en el parlamento porteño y defensora de la despenalización del consumo de marihuana. El proyecto, también contempla la prevención del consumo problemático de cannabis, y tiene como fin “promover en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la protección, promoción y mejora de la salud pública de la población mediante una política orientada a minimizar los riesgos y reducir los daños” de su uso. Con ese propósito, el Ministerio de Salud porteño difunda información sobre el uso problemático del cannabis y sus riesgos a la salud. En tanto, plantea que, junto con la cartera educativa implemente políticas educativas para la promoción de la salud y la prevención del uso problemático del mismo. También, el proyecto contempla la regulación del mercado de semillas de cannabis para plantación, cultivo y cosecha doméstica. La propuesta de Cerrutti apunta a que el Gobierno de la Ciudad asuma el control de la comercialización “Con el objetivo de proteger, promover y mejorar la salud pública de los habitantes de la Ciudad”. El texto propone que las semillas puedan ser adquiridas por quienes acrediten tener domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sean mayores de 18 años, en locales inscriptos en el Registro de locales. Para poder comparar se deberá presentar un certificado de compra emitido por la autoridad de aplicación. Allí se deberá consignar el nombre completo de su titular y su domicilio. En cada transacción se deberá incluir en el documento: fecha de la compra; cantidad de semillas adquiridas, nombre y domicilio del local; y firma y aclaración de la persona encargada del local. Otro de los puntos de la iniciativa establece un límite a la comercialización. Sólo podrá adquirirse un máximo de tres semillas por persona por año calendario.
Legales

Sedronar y la Unasur buscan avanzar en una posición regional en materia de drogas


Juan Carlos Molina y Ernesto Samper, titulares de ambos organismos, mantuvieron una reunión para avanzar en una posición regional común en materia de drogas.

thumbnail_img
En el encuentro, que se realizó en la sede de la Sedronar, los funcionarios abordaron la problemática de las adicciones "desde la inclusión y los derechos humanos en contraposición a la ya fracasada 'guerra contra las drogas'", precisaron desde el organismo. Samper insistió en la no persecución del usuario y pidió que "el consumidor no se convierta en un efecto colateral o chivo expiatorio" de la problemática, mientras que Molina destacó la importancia del concepto de "salud social" para "derribar prejuicios y mitos que vinculan automáticamente el consumo de sustancias con el delito". "En Argentina dejamos de lado los conceptos de 'enfermo' y 'delincuente' para mirar al consumidor de sustancias como un sujeto de derecho, que debe reponer su proyecto de vida como parte de un enfoque que va mucho más allá de la sustancia como problema", enfatizó el secretario de la Sedronar. Y agregó: "Otros ejemplos de políticas públicas se están tomando en varios países de la región con buenos resultados, y creo que deben ser tenidas en cuenta, evaluadas y difundidas en los organismos internacionales. Se lo debemos a nuestros pueblos y a todos los que se encuentran afectados por el problema mundial de las drogas".
Legales

El macrismo apeló el fallo que permitía el uso de cannabis medicinal


Una vez más, el PRO muestra sus raíces prohibicionistas y conservadoras.

thumbnail_img
El caso de Alejandro Cibotti fue resonante luego de que el Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 13 le permitió cultivar marihuana con fines medicinales. La decisión de la Justicia se dio luego de conocer el caso de este hombre, que solo pudo mitigar los dolores que sufría luego de contraer VIH con cannabis medicinal, ya que fue diagnosticado con una polineuritis sensitiva en los nervios periféricos. O sea, falta de mielina en los nervios. Ya en 2009 el gobierno de Mauricio Macri lo había dejado en la calle al cerrar la dirección en la que trabajaba, tal como consigno hace pocos días el periodista Ramiro Barreiro en Tiempo Argentino. Parece que la suerte no está de su lado, o mejor dicho, el gobierno porteño no lo está. Ya que, ahora los abogados del PRO desconocieron el derecho que Alejandro había ganado y apelaron a los argumentos prohibicionistas que los caracterizan. Para el PRO no está probado que Cibotti pueda automedicarse. Incluso, en el escrito presentado por el macrismo, se afirma que "más allá de la difícil situación traída a juicio, no deja de ser cierto que nada se ha probado en el expediente al respecto". El texto concluye: "Sólo se cuenta en autos con una declaración subjetiva del actor respecto del consumo de cannabis y el alivio de su dolencia atribuida por él a dicha sustancia, y la declaración de la médica que lo atiende que no hace más que repetir los dichos del actor en tal sentido".  
Industrial

Producción de Fibra de Cáñamo


thumbnail_img
Introducción Analizando la morfología de las fibras de tallo de varias especies vegetales, se observa que hay una gran semejanza entre el lino y el cáñamo. Por lo que no es casual entonces, que las tecnologías productivas de una sean generalmente adaptables a la otra. Varios estados y firmas privadas contribuyeron al desarrollo de tecnologías productivas para el cáñamo. En la actualidad Europa y China están liderando la producción industrial de esta fibra. La producción de cáñamo tiene en el presente fundadas espectativas de crecimientoa nivel mundial. Pero para lograrlo deben resolverse (junto a otras medidas complementarias) cuatro puntos fundamentales para tener éxito. Ellos son:   1. El material se debe producido a gran escala. 2. Debe tener un precio bajo, para ser competitivo. 3. Las características de la fibra deben adecuarse al uso final. 4. Deberá disponerse de una moderna tecnología para el procesamiento. La fibra del cáñamo es en potencia un substituto perfecto para las aplicaciones de otras fibras biológicas o bio-fibras, pero también puede competir a veces con minerales tales como la fibra de vidrio y el acero para uso no textiles. Etapas en la producción Las fibras de mejor característica para el uso en textil, se encuentran en los tejidos externos asociados al líber o floema, que no son otra cosa que los tubos vasculares que transportan las sustancias elaboradas de las hojas hacía otros tejidos, debajo de la corteza. ENRIADO El primer paso en la extracción de la fibra sigue siendo el enriado. Como en el caso del lino, consiste en quitar las partes más suaves de la planta, exponiendo los tallos cortados a la descomposición microbiana.  En el enriado la planta es sometida a un proceso de fermentación que lleva consigo la putrefacción de su parte leñosa sin que resulten dañadas las fibras. Esto es realizado de dos formas: Enriado con rocío Realizado en el suelo del campo, generalmente en los mismos lugares donde se extraen las plantas. Es la forma más antigua y tradicional donde se produce la fermentación natural que lleva a la separación de las fibras del liber, dado por un estacionamiento de entre 2 y 3 semanas. La limitación más importante para éste método es la variable climática. Esto se debe a que durante el tiempo de putrefacción las condiciones deben permanecer dentro de ciertos patrones de invariabilidad y durante la recolección el clima no debe ser excesivamente húmedo. Esto solo se logra en determinadas regiones. Enriado con agua Hay dos formas conocidas de practicarlo según las tradiciones particulares del lugar. ENRIADO EN ZANJAS Sumergiendo los tallos en zanjas con agua, realizado actualmente en China y en Hungría. El resultado es remover la parte externa del tallo y aflojar la parte leñosa interna de las fibras de líber, llamadas frecuentemente cañamizas. El enriado por inmersión en agua se ha abandonado en gran parte de países donde la mano de obra es cara o existen regulaciones ambientales. ENRIADO EN TANQUES El enriado en tanques más amigable con el medio ambiente que en aguas de superficie abiertas, ya que es una manera de controlar los efluentes. Pero tiene una ventaja adicional: se producen fibras de alta calidad. A diferencia del lino, la fibra larga del cáñamo requiere del enriado por inmersión, para la obtención de mejores fibras que son empleadas para la producción de textiles finos. ENRIADO ALTERNATIVO Hay formas menos difundidas de producir el enriado del cáñamo, alguna de ellas son: Enriado por enzimas o microorganismos Dependiendo del desarrollo de los agentes microbiológicos específicos, y del precio de los mismos, es una técnica que puede tener importancia en un futuro próximo, considerando los terribles problemas de contaminación que aquejan al planeta. Enriado por vapor La extracción por vapor es otra tecnología potencial que ha sido aplicada a la planta de cáñamo de manera experimental, algunos años atrás. El material desprovisto de la corteza, separado como una fibra grosera, es la materia prima empleada para su procesamiento. El tallo del cáñamo es sometido a la acción del vapor bajo presión y temperatura creciente hasta que se separen las fibras. Pero lamentablemente las mismas son bastantes desparejas, de modo que para obtener fibras de alta calidad, el enriado por inmersión en agua sigue siendo la mejor alternativa. SECADO Y EMBALADO Una vez que concluyó el proceso de enriado, las fibras son recolectadas, secadas y embaladas para pasar a la próxima etapa donde se realiza la extracción de las fibras propiamente dicha. MACHACADO Todavía las fibras útiles se encuentran dentro de haces conteniendo una diversidad de restos de corteza y otros materiales que deben ser eliminados, cosa que se logra con la  etapa llevada a continuación, denominada machacado. En la misma, los haces de tallos secos son introducidos en una máquina llamada machacadora, en la que se los obliga a pasar entre dos pesados rodillos en donde son aplastados, partiendo a las fibras leñosas en pequeños pedazos, obteniéndose la denominada cañamiza. En el proceso artesanal esta operación se realiza en forma manual, machacando con fuertes golpes de pesados martillos de madera, sacudiendo luego los haces. AGRAMADO En esta operación las fibras cortas denominadas estopa, se separan de las fibras largas que se clasifican en dos tipos: fibra de hilo y fibra de hilo larga. Las fibras son dispuestas sobre la barra de madera y a modo de guillotina se las golpea con una barra móvil, que de alguna manera sigue machacando las fibras, rompiendo las fibras leñosas. Estas se separan con sucesivos golpes y cambios de posición del haz. El procedimiento es similar al que se realiza para las fibras de lino. .
Industrial

Instructivo: Como realizar el trámite para importar aceite de cannabis rico en CBD


Guía para solicitar en el ANMAT la importación de aceite de cannabis como suplemento dietario para uso compasivo.

thumbnail_img
Cuando un suplemento dietario, como el aceite de cannabis rico en cannabidiol (CBD),no ha sido todavía aprobado por la ANMAT para uso general de la población, se puede solicitar el permiso para importarlo para su uso individual por razones humanitarias o compasivas. Dado que los aceites de cannabis ricos en CBD son comercializados por varios países como suplemento dietario, la solicitud para que se apruebe su ingreso al país por uso compasivo hay que tramitarla en el Instituto Nacional de Alimentos (INAL), el cual es parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y tecnología Médica (ANMAT), que a su vez depende del Ministerio de Salud de la Nación. Una vez aprobada la solicitud, la ANMAT emite un certificado mediante el cual informa a la Administración Nacional de Aduanas que el ingreso del producto al país está avalado por la autoridad sanitaria. Dicho certificado hay que presentarlo en la aduana para retirar el producto.   Para realizar el trámite previamente hay que: A. Contar con la receta médica en original, firmada y sellada por un médico matriculado en Argentina, con 30 días de emisión. La misma debe indicar: el detalle de la composición y gramaje del producto que se importa, la cantidad solicitada, el nombre del paciente y su diagnóstico. B. Haber realizado la compra del producto y contar con su factura de compra y el comprobante de envío del producto, que puede ser: guía aérea, guía de correo, conocimiento de embarque o carta de porte por carretera. En este caso suele ser una guía de correo. C. Realizar el pago de un arancel de trámite ($190 en enero 2016). Para pagar hay que concurrir a la tesorería de la ANMAT ubicada en Av. De Mayo 896 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), de 10 a 13hs. Su teléfono para consultas es (011) 4340-0800. En caso  de encontrarse a más de 100 km de CABA se puede enviar un mail a gestionelectronica@anmat.gov.ar para coordinar el pago mediante depósito o transferencia bancaria, indicando que el motivo del pago es para realizar el tramite ante el INAL para ingresar al país un suplemento dietario por uso compasivo.   Para iniciar el trámite hay que presentar la siguiente documentación en la mesa de entrada del INAI (calle Estados Unidos 25, CABA),de 10 a 13hs. O, en caso estar a más de 100km enviarla por mail a librecirculacion@anmat.gov.ar y por correo postal a la Bioquímica Patricia Andreo del servicio de libre circulación, a la calle Estados Unidos 25, CABA, CP 1101.    A. Declaración jurada dirigida al INAL detallando los datos del paciente, del solicitante, del médico y del producto. Se puede descargar una nota modelo ANMAT en el sitio www.revistathc.com/aceiteDeCannabis/ B. Receta médica en original. (ver punto 1 A) C. Fotocopia de la factura de compra del producto y del documento de transporte, la cual puede ser: conocimiento de embarque, carta de aporte por carretera, guía aérea o guía de correo, siendo la guía  de correo la más utilizada. (ver punto 1B) D. Comprobante de pago del arancel de trámite. (ver punto 1C) E. Fotocopia del frente y reverso de DNI tarjeta (o la primera y segunda hoja del DNI libreta) del paciente. F. Teléfono de contacto, fax donde el INAL pueda enviar el certificado de autorización y dirección de correo postal donde desea recibir el certificado original. Todas las hojas presentadas deberán contar con la firma y aclaración del solicitante. El INAL agradece la presentación de la documentación detallada foliada (numerada consecutivamente a partir de la primera página) y sujeta mediante arandela de cartón y broche tipo mariposa. Importante: es de vital impotancia coordinar bien los tiempos de los tramites, para evitar que se venza  la receta o que el producto quede mucho tiempo en aduana, lo que podría generar más costos o que el producto se eche a perder por un defectuoso almacenamiento  
Medicinal

PRESENTACIÓN DE MAMÁ CULTIVA ARGENTINA


thumbnail_img
Miércoles 7 de abril de 2016 Hoy, en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), se presentó la asociación civil Mamá Cultiva Argentina. Sus principales objetivos son cultivar en forma individual y colectiva el cannabis que sus hijos necesitan, promover leyes que permitan y faciliten el uso del cannabis en forma medicinal y bregar por la libre información respecto al tema y la accesibilidad sin restricciones económicas a quienes necesitan de esta medicina. "Somos la voz de nuestros hijos. Ojalá yo tuviera las convulsiones, pero no las tengo. Y tengo que ser fuerte, no me dejo amedrentar. Muchas tenemos hijos con estas patologías desde que nacieron. Otras dejaron un hijo en la guardia y se llevaron otro: babeando, mirando a la nada. Y los médicos nos dicen que eso es normal. Hemos sufrido mucho. Pero mucho. El cannabis devuelve la calidad de vida a nuestros hijos. ¿Alguien puede mirarme a los ojos y decirme que esto tiene que estar prohibido?", sostuvo Valeria Saleth, madre de Emiliano.   Esta asociación se inspira en su homóloga chilena que, junto a la fundación Daya, lograron autorización estatal para cultivar y preparar aceite con extracto de cannabis, gratuito, para 4 mil pacientes con epilepsia, cáncer y dolor crónico. La titular de Daya, Ana María Gazmuri y Paulina Bobadilla, una de las fundadoras de Mamá Cultiva en Chile, expusieron frente a sus compañeras argentinas. "Muchos nos endeudamos, muchas familias se quedaron en la calle por médicos escrupulosos. En el cannabis encontramos un camino y no se lo queremos vender a los laboratorios y que la solución sea para algunos. Para los que puedan pagarlo. Mi hija Javiera va al colegio, sonríe, habla, canta. Antes la tenía dopada todo el día. Nos endeudamos y envenenamos a nuestra hija. Si tengo que ir presa no me importa. Cómo no voy a ayudar a una madre que pasa por lo mismo", dijo Bobadilla.        En la actualidad el tratamiento tradicional de la epilepsia refractaria involucra medicamentos con efectos secundarios que pueden involucrar la muerte, comentaron las madres. El aceite de cannabis logra en muchos de estos casos bajar el número y la intensidad de las convulsiones, aliviar dolores, mejorar el ánimo y el sueño. "Nosotros habíamos dejado de ir a eventos sociales, de recibir visitas en casa. Mi hija de 14 años tomaba 21 pastillas diarias, 500 al mes y para el neurólogo estaba bien", contó Mariana Quiroga, madre de Lara, integrante de Mamá Cultiva. "Después de darle aceite 7 días, disminuyeron las crisis, los espasmos, los temblores. Hoy duerme, la veo conectada. Hacemos planes para salir en familia. Mejoró enormemente su calidad de vida". Quiroga y Saleth destacaron el esfuerzo y la valentía de algunos cultivadores argentinos, que las proveen de aceite casero, pese a la ilegalidad. "Son seres de luz", dijo Quiroga.      "El cannabis es una herramienta eficaz, económica y segura. Ya organizamos en Chile charlas para 3000 personas. Hay que pensar que la prohibición negó el acceso a esta planta que podría haber aliviado a miles de personas y se originó por intereses económicos y de control social, nunca estuvo la salud como preocupación central", afirmó Gazmuri. La presentación estuvo coordinada por Luis Osler, director del Centro de Estudios de la Cultura Cannabica (CECCa), quien también refirió que la criminalización de los usuarios no involucra solo a los usuarios recreativos, también a los medicinales. Y detalló: “Las leyes argentinas no acompañan a las madres, pero sí las acompaña su derecho a la salud, su derecho a una mejor calidad de vida y sobre todo el derecho a producir la mejor medicina para sus hijos”. CULTIVANDO UNA VIDA MEJOR Apoyan a Mama Cultiva Argentina           
Medicinal

¿Argentina le abre las puertas a la Marihuana Medicinal?


thumbnail_img
Mientras que en el Congreso Nacional se discute un proyecto para la despenalización terapéutica, una localidad bonaerense quiere ser pionera en la producción de cannabis para usos médicos. DIARIO POPULAR charló con la diputada Diana Conti, autora del proyecto para modificar la actual Ley de Drogas (N° 23.737); el intendente del pueblo de La Madrid, Martín Randazzo, donde se realiza el Primer Seminario Internacional de Cannabis Medicinal"; el Dr. Marcelo Morante; y el abogado Mariano Fusero. ¿Argentina le abre las puertas a la Cannabis Medicinal?Mientras que en España o Estados Unidos los apoyos estatales y legislativos a la marihuana medicinal datan de finales de los ochenta, en Latinoamérica comenzaron recién en los últimos años. Al margen de Uruguay, donde se encuentra totalmente regulada e incluso se estima que para fines de 2016 se vendería en farmacias, en Chile, México y Colombia desde 2015 cuentan con leyes que habilitan el uso terapéutico. Si bien en la última época en Argentina hubo casos de usuarios medicinales que incluso llegaron a la Justicia, como el de Alejandro Cibotti (persona que vive con VIH que solicitó que se lo autorice al autocultivo o que el Estado le provea cannabis para calmar sus dolores), fue la historia de una beba de tres años que sufre encefalopatía epiléptica la que conmovió al país y abrió el debate. Los padres de Josefina, María Laura Alasi y Fernando Vilumbrares, probaron todos los métodos posibles para tratar la grave enfermedad que sufre la nena. Hasta que a fines de 2015 el Gobierno, a través de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), les autorizó la entrada legal a la Argentina de un aceite hecho a base de marihuana. A finales de marzo, la diputada Diana Conti del FPV junto a representantes de otros bloques opositores, presentaron un proyecto para modificar la actual Ley de Drogas (N° 23.737). El mismo considera "legítimo" y "autorizado" el consumo, tenencia y producción de la planta de Cannabis Sativa con fines terapéuticos o para la investigación de su posible eficiencia como medicación, el control de síntomas o cuidados paliativos. "Los hechos concretos de los casos de estos chicos con epilepsia donde el aceite cannábico mejora su calidad de vida son contundentes para sensibilizar al Congreso, que baje prejuicios y que los diputados cumplan con las expectativas de nuestros pueblos", afirmó la autora del proyecto, Diana Conti, a DIARIO POPULAR. Y a la hora de analizar la presentación en ambas cámaras y la diversidad de bloques la autora del proyecto, se mostró optimista: "Contamos con el apoyo de varios partidos, en todos los bloques hay legisladores que acompañan la iniciativa".  A su vez, el doctor Marcelo Morante -profesor de la Universidad Nacional de La Plata, especialista en cannabis, y médico que impulsa el proyecto de investigación- "Teníamos que romper el silencio, salir del ámbito debate académico porque se estaba necesitando información médica para que el debate sea real e informado. Uno habla de marihuana medicinal en contextos paliativos. Hay pacientes que la están pasando muy mal, que tienen una muy mala calidad de vida. El cannabis no viene a sustituir, viene a complementar la medicina tradicional. Con la marihuana medicinal serán muchos los pacientes que van a vivir mejor", aseguró Morante. Actualmente este proyecto está siendo discutido en las Comisiones de Salud y de Legislación Penal del Congreso Nacional. La Madrid, el pueblo que se planta General La Madrid, pueblo ubicado al sudoeste de Buenos Aires a 450 km de la Capital, fue noticia cuando el Concejo Deliberante local aprobó una resolución en la que solicitaba al Congreso Nacional la despenalización de la siembra, el cultivo y la producción de elementos en base a marihuana con fines medicinales. Uno de los impulsores de la petición meses más tarde llegaría a la alcaldía de esa localidad: El dr.Martín Randazzo, quien asumió en diciembre como intendente de La Madrid por el Frente Cambiemos. Y Randazzo ya piensa en activar: "Buscamos ser el primer pueblo que cultive marihuana terapéutica y realice un ensayo clínico con epilepsia refractaria", remarcó Randazzo a Diario Popular. Además el intendente reconoció que "la población de General La Madrid tomó como propia la iniciativa"; y contó que ayer y hoy, "la ciudad tiene el orgullo de ser sede del Primer Seminario Internacional de Cannabis Medicinal" donde confluyen especialistas e investigadores de Chile, Uruguay y Argentina.  Opiniones de profesionales especialistas *El proyecto de ley es para darle un marco legal como para que los médicos nos animemos a interrelacionar, y empecemos a hacer uso de la sustancia. Uno no deja de dejar de sentir que está en la ilegalidad. El reparo legal era necesario como pasó en todos los países que adaptaron las leyes prohibicionistas a la realidad actual. Argentina venía relegada en este tema. ¿Si es posible la aprobación? Algunos de los funcionarios dijeron que la comunidad no estaba preparada; pero encontramos una ciudad ganadera como La Madrid que dice "nosotros estamos dispuestos a hacer un centro de producción de cannabis medicinal". No es la comunidad la que no está preparada, seguramente hay otro tipo de intereses que quizás tengan que ver con la legislación o poderes políticos. Pero no lo que la gente piensa. Lo veo muy posible, el gran paso fue presentar un proyecto para la modificación de la Ley de Drogas. "El dolor no espera" *A los siete meses de vida, Josefina fue diagnosticada con un tipo de epilepsia infantil grave conocida como síndrome de West. Luego de haber vivido parte de su infancia padeciendo 700 convulsiones por día y el consumo de una batería de medicamentos legales que no arrojaron mayor resultado que efectos adversos, la preocupación y amor de sus padres los condujo a adquirir información y coraje respecto del uso medicinal del cannabis. Mediante tal sustancia, a la edad de tres años, Josefina no llega a 20 convulsiones diarias y redujo sustancialmente el uso de otros medicamentos a menos de la mitad. La ANMAT ha autorizado desde el año 2015, la importación de un aceite cannábico mediante el sistema de importación de medicamentos de uso compasivo (Disposición ANMAT N° 840/95), que es el utilizado por Josefina para mejorar su calidad vida.  A los 71 años de vida, Alcides Pacífico Hilbe, un jubilado del rubro siderúrgico, tiene padecimientos de salud que incluyen acúfenos, dolores cervicales, lumbalgia, disminución auditiva, cuadro depresivo y problemas para comer, motivo principalmente de largos años de trabajo en aquel rubro. A fin de paliar los efectos de sus enfermedades y padecimientos, ha consumido toda clase de medicamentos tradicionales, pero nada le ha producido mejoras ni resultados positivos sustanciales. Como consecuencia de esta situación, desde hace algunos años utiliza el cannabis de forma terapéutica para paliar sus dolencias, procediendo a abastecer su propio consumo mediante el cultivo de plantas en el interior de su hogar. Una supuesta denuncia anónima y la posterior orden de allanamiento de su casa, en donde encontraron cinco plantas con escasa cantidad de THC (según peritaje), determinaron que actualmente se encuentre procesado por un delito que contempla una pena de 4 a 15 años de prisión. Misma pena que puede corresponder a un narcotraficante. La situación del cannabis en Argentina y buena parte del mundo, está atravesada por tales realidades y muchas otras, que precisan de forma urgente una revisión institucional y normativa que contemple que detrás de la retórica de la "guerra contra las drogas", hay personas que sufren innecesariamente. Altos organismos de las Naciones Unidas, que dedicaron sus esfuerzos históricos en materia represiva y lesiva, reconocen hoy en día que "el sufrimiento innecesario por falta de medicación adecuada debido a la inacción y al exceso de requisitos administrativos es una situación que nos avergüenza a todos" (JIFE, 2016). No basta con el reconocimiento de derechos humanos elementales como ser el derecho a la vida, autodeterminación y salud integral de las personas, sino se reconocen las vías de acceso a las sustancias que garanticen o coadyuven en el pleno goce de tales derechos.  Sin dejar de reconocer la importancia y avance que ello significa, no deja de ser limitante la necesidad de realizar engorrosos trámites para acceder a la importación de sustancias desde EEUU o Europa, con los costos en dólares que ello conlleva. Más aún cuando existe un interés local como el expresado por la comunidad de Gral. La Madrid, donde se solicitó autorización para realizar un cultivo estandarizado de cannabis a fines de investigación y eventual producción de sus derivados bajo estricta supervisión médica, científica e institucional. Dicha posibilidad, en su correcta puesta en marcha, deberá tender a sociabilizar el acceso a dicha sustancia para todo aquel que la precise, haciendo perdurar el criterio de solidaridad que la impulsa desde sus inicios.  Asimismo, la vía del cultivo para consumo personal (autocultivo) debiera ser garantizada como otra forma clara y legítima de provisión. Ello se debe a que el cannabis y sus derivados pueden ser de fácil producción doméstica, sin necesidad de incurrir en gastos exorbitantes de importación y sin necesidad de aguardar la eventual habilitación de producción local de cannabis que brinde mayor accesibilidad a la sustancia. El dolor no entiende de gastos, de trámites burocráticos, ni de tiempos o contratiempos políticos. La iniciativa parlamentaria representada por la diputada nacional Diana Conti, en conjunto con otros legisladores, encuentra en este contexto cierta oportunidad de debate y aprobación. Cabe destacar que al menos en apariencia, son varios y diversos los bloques parlamentarios que históricamente han presentado iniciativas que abarcan la no criminalización del autocultivo, sin especificar los fines medicinales, terapéuticos o meramente recreativos del mismo. Desde el año 2009 (fallo "Arriola" de la CSJN), trece proyectos de los más diversos bloques han propuesto la no criminalización del autocultivo por considerar a dicha figura como una acción privada de las personas que se encuentra protegida por la Constitución Nacional (Art. 19). Entre ellos, se incluye el proyecto de reforma al Código Penal de la Nación en el cual ha participado como representante del actual partido de gobierno, el senador Federico Pinedo. En tal sentido, pareciera poco viable ejercer una oposición racional a iniciativas menos pretenciosas (sólo uso medicinal) a aquellas que fueron propuestas oportunamente por gran parte del arco político legislativo de nuestro país. Pero, en el oportunismo político y la retórica punitiva contra las "drogas" como enemigo de consenso, todo es posible de esperar. Quienes no pueden esperar son Josefina, Alcides y tantos otros usuarios de una sustanciacon amplio reconocimiento internacional en sus facultades terapéuticas, quienes precisan de la misma a fines medicinales o meramente paliativos. Ellos necesitan acceder a la sustancia de la forma más ágil y efectiva, sin trabas burocráticas innecesarias, y necesitan no correr riesgo de ser criminalizados por ejercer actos cuyo único fin es disminuir la injusticia de sus dolores.  Sin dejar de lado otros reclamos, ni olvidarnos que la guerra a "la guerra contra las drogas" es más abarcativa que esta batalla, cada paso para desenmascarar la irracionalidad del poder punitivo bajo el prohibicionismo totalizante, es un hecho que debemos apoyar quienes bregamos por el respeto y reconocimiento de los derechos humanos. La situación del cannabis en Argentina y buena parte del mundo, está atravesada por realidades que precisan de forma urgente una revisión institucional y normativa que contemple que detrás de la retórica de la "guerra contra las drogas", hay personas que sufren innecesariamente. El dolor no espera.  *Mariano Fusero, miembro de la Asociación Pensamiento Penal (APP).  
Legales

DECRETO - HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE VILLA GESELL


thumbnail_img
FECHA DE SANCIÓN: 18 de Abril de 2016.- NUMERO DE REGISTRO: 4198 EXPEDIENTE H.C.D. Nº: M-10366/15.- El Expediente N° M-10366/15, en que se solicita a este Concejo Deliberante legisle respecto a la solicitud al Congreso de la Nación Argentina el tratamiento del tema de CANNABIS MEDICINAL, y CONSIDERANDO:  Que en nuestro país no hay legislación vigente que autorice el uso medicinal de sustancias derivadas del cannabis como medicina alternativa; Que el uso del cannabis según numerosos reportes científicos, realizados desde hace aproximadamente treinta años en distintos lugares del mundo, han permitido evidenciar que resulta una medicación alternativa, de eficiencia y a la vez extremadamente segura, de baja toxicidad, con mucho poder paliativo del dolor y que además permite mejorar la calidad de vida de los pacientes; Que en Canadá, desde el año 2001 se aplican las moléculas cannabiniodes como tratamientos paliativos del dolor de diversas enfermedades, contando con más de 40.000 pacientes tratados y habiéndose regulado su uso en un principio para pacientes con enfermedades terminales para extenderse posteriormente al tratamiento de espasmos dolorosos de esclerosis múltiple, artritis reumatoidea, pacientes con fibromialgia, epilepsia, entre otros; Que distintos países de la región han realizado modificaciones en sus legislaciones con la finalidad de permitir el estudio, y aplicación de éste tipo de tratamientos alternativos; Que actualmente en nuestro país, en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, se está realizando el primer estudio sobre las aplicaciones terapéuticas del cannabis; Que la Ley Nacional 26.688 de investigación y producción de medicamentos, materias primas para la producción pública de medicamentos, vacunas y productos médicos que declara en su artículo 6° entre sus objetivos fija en el inciso e) promover la investigación, desarrollo y producción de medicamentos huérfanos; Que en nuestra ciudad vive una niña de 3 años de edad, Josefina, que gracias a la lucha de su familia, ha logrado después de un difícil peregrinar, contar con la aprobación del ANMAT, la autorización para importar el ACEITE DE CANNABIS para el tratamiento de su enfermedad convulsivante, autorización que debe tramitar cada vez que debe adquirir la mencionada medicina; Que desde que Josefina comenzó su tratamiento con el ACEITE DE CANNABIS, logró notables mejoras en su patología, pudiendo reducir la medicación que se le venía suministrando la cual podía traerle trastornos de otra índole. Que la Jueza de Paz de nuestra ciudad, la Doctora Graciela Jofré, resolvió hacer lugar a la medida cautelar dentro del recurso de amparo solicitado por la familia ante IOMA, obra social de la mamá de la paciente geselina, para que se haga cargo del tratamiento y medicación necesarias; Que la Sección de Amparos de la Obra Social IOMA, ha decidido cumplir con la cautelar expedida por la Jueza de Paz de Villa Gesell para prestar la cobertura total del medicamento aceite de CBD Charlotte´s Web suplemento dietario a razón de un frasco cada 90 días; Que el caso y los logros de la familia de Josefina ha tenido repercusión nacional, incluyendo una exposición de la mamá en el Congreso Nacional;   Por ello, el Honorable Concejo Deliberante sanciona la siguiente: R E S O L U C I Ó N PRIMERO: Solicitamos al Honorable Congreso de la Nación Argentina, tome vistas lo adjuntado a la presente con el objeto de dar consideración y efecto el uso del cannabis con fines medicinales, teniendo en cuenta lo manifestado en los Considerandos de la presente, con la finalidad de realizar las modificaciones que resulten pertinentes en la legislación vigente, a efectos de despenalizar la siembra, el cultivo y la producción de cannabis, cuando el mismo se realice con fines de investigación científica y uso medicinal. Dicha actividad sólo deberían poder realizarla personas de existencia física e ideal, públicas o privadas autorizados por el Estado Nacional Argentina conforme a la regulación que el mismo establezca.   SEGUNDO: Remítase copia desde la Presidencia del Honorable Concejo Deliberante de Villa Gesell de la presente resolución a todos los Honorables Concejos Deliberantes de los Municipios de la Provincia de Buenos Aires, y solicitarles la adhesión que desde la presidencia sean promotores y adhieran a dicha campaña de estudio y despenalización de la siembra, del cultivo y producción del cannabis, cuando el mismo se realice con fines de investigación científica y uso medicinal y será realizada por personas de existencia física e ideal, públicas o privadas autorizados por el Estado Nacional Argentina.   TERCERO: Remítase copia de la presente resolución a las Comisiones de Legislación Penal y de Acción Social y Salud Pública de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.   CUARTO: Remítase copia de la presente resolución a las Comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Salud de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación.
Medicinal

Madres argentinas marcharán por el cannabis medicinal en sintonía con la MMM 2016


thumbnail_img
MADRES ARGENTINAS QUE IMPULSAN LA LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS MEDICINAL PARA SUS HIJOS QUE VIVEN CON PATOLOGÍAS SEVERAS MARCHARÁN EL PRÓXIMO SÁBADO EN BUENOS AIRES, EN RECLAMO DE LA REGULACIÓN DE LA MARIHUANA. "Necesitamos que el Estado nos contenga, que el Congreso avance en el tratamiento de la ley que autoriza la investigación y producción del aceite en base a cannabis para nuestros hijos", pidió en diálogo con Télam Laura Alasi, la primera en conseguir autorización oficial para ingresar la medicina al país. Ella también es pionera en lograr que su obra social compre el producto estadounidense en base a la planta de marihuana, gracias a un amparo favorable firmado por la jueza Graciela Jofré, de Villa Gesell. Por orden judicial, la obra social de los empleados públicos bonaerense (IOMA) "va a comprar el aceite y también se hará cargo de cubrir el tratamiento de mi hija, algo que no habíamos logrado sin recurrir a la justicia", señaló la mujer. Aclaró que "aún no me devolvieron el dinero por las prestaciones y todavía no recibí el aceite". Cada paso para tratar en su hija el síndrome de West, un tipo de epilepsia infantil que provoca convulsiones permanentes, es "agotador", definió la mamá. Por eso "vamos a marchar el sábado a partir del mediodía en Plaza de Mayo, porque si bien el Anmat -la Administración Nacional de Medicamentos- está autorizando el ingreso del aceite y en IOMA mostraron predisposición y me aceptaron todos los papeles, no podemos vivir envueltos en burocracia". Laura necesita su tiempo para ocuparse de Josefina y de su otro hijo "para disfrutar nuestra vida junto a mi marido, porque el aceite ha mejorado mucho a nuestra hija. Los médicos están sorprendidos". Ella no reniega de la medicina tradicional, pero es consciente de que los médicos "también necesitan una ley, ya que algunos tienen temor cuando les decimos que estamos suministrando medicamento cannábico". "Somos 'mamás coraje', todo lo vamos haciendo solas: necesitamos sentirnos acompañadas e involucrar a la sociedad", compartió la mujer que disfruta contar los avances de Josefina desde que el aceite en base a cannabis acompaña el tratamiento médico tradicional de la niña de tres años. Anoche, el Senado de Connecticut, Estados Unidos, aprobó el uso de la marihuana con fines medicinales para menores de edad, si bien la decisión final será del gobernador Dan Malloy,  para saber si se sumará a la lista de 23 estados que tienen leyes que permiten el consumo médico cannábico. En Argentina, la diputada Diana Conti, del Frente para la Victoria, presentó en marzo último un proyecto en ese sentido que espera a ser debatido en el Parlamento.    
Legales

Se mete en el Concejo debate por la marihuana


Un proyecto de resolución promete abrir en el Concejo la polémica sobre apoyar o no el uso medicinal de la marihuana

thumbnail_img
Un proyecto de resolución para impulsar en el Congreso de la Nación el debate para la legalización del uso medicinal del cannabis fue presentado la semana pasada en el Concejo Deliberante local. La iniciativa busca instalar el debate en la Ciudad pero, además, propone la realización desde el Ejecutivo de una campaña de adhesión por parte de la ciudadanía. La resolución presentada por la concejal vecinalista Marcela Farroni se hace eco de una iniciativa similar aprobada en el Concejo Deliberante General Lamadrid, por impulso del intendente de Cambiemos, Martín Randazzo. Es que si bien los cuerpos deliberativos locales no tienen competencia sobre esa legislación, lo que se propone es el pronunciamiento para que el Congreso debata los proyectos de ley de despenalización del cannabis para uso medicinal presentados en la Cámara de Diputados . Según explicó Farroni, autora de la iniciativa, “la idea es comenzar un largo análisis en comisión para, de estar de acuerdo, apoyar el impulso de la marihuana exclusivamente para uso medicinal”. En ese sentido, anunció que en las próximas semanas promoverá una jornada de concientización sobre el tema en la que convocará a especialistas médicos, investigadores y miembros del Poder Judicial y la comunidad local a debatir e informarse. “Hace más de 30 años que los estudios de investigación muestran los beneficios del empleo del cannabis en distintas terapias medicinales”, indicó. Y mencionó el trabajo como investigador que viene realizando en la UNLP el médicoMarcelo Morantes. “Está comprobado que el aceite de cannabis es muy beneficioso para el tratamiento del dolor y enfermedades como la epilepsia”, señaló y advirtió que “en países como Canadá se utiliza con gran éxito”. La edil remarcó que “sólo estamos hablando de impulsar un debate serio para la despenalización para el uso medicinal, incorporando un fuerte control en una hipotética implementación”. Y ejemplificó: “Debe haber una vigilancia absoluta sobre su producción, así como qué tipo de pacientes podrían comprarlas y qué médicos recetarlas”. Consultada sobre la reciente marcha en favor de la despenalización de esta droga para el consumo personal, Farroni advirtió: “Esto no tiene nada que ver. Ese es otro debate que no alcanza para nada con una marcha. Esta iniciativa trata pura y exclusivamente el uso medicinal de esta sustancia”. El proyecto de ley que se propone apoyar fue presentado en marzo en el Congreso por la diputada del Frente para la Victoria Diana Conti, para modificar el artículo 29 de la ley nacional de estupefacientes. Con el caso de General Lamadrid como ejemplo, ahora en La Plata se abrirá el debate en las comisiones del cuerpo deliberativo. La iniciativa tomará estado parlamentario mañana, cuando sea presentada formalmente en el recinto y está por verse el nivel de acompañamiento del resto de las fuerzas políticas.
Legales

CAUTELAR A LA OBRA SOCIAL IOMA - ACEITE DE CBD CHARLOTTE´S


thumbnail_img
Ordena cautelarmente a la obra social IOMA arbitrar los medios necesarios y prestar cobertura total a una menor que padece encefalopatía epiléptica (síndrome de West) del Medicamento "Aceite De Cbd, Charlotte`S Web Suplemento Dietario", producto cannábico de Estados Unidos. V., F. J. Y A., MARÍA L. C/ IOMA S/AMPARO SENTENCIA JUZGADO DE PAZ VILLA GESELL, BUENOS AIRES 30 de Marzo de 2016Id SAIJ: NV14096 SINTESIS Ordena cautelarmente a la obra social IOMA arbitrar los medios necesarios y prestar cobertura total a una menor que padece encefalopatía epiléptica (síndrome de West) del Medicamento "Aceite De Cbd, Charlotte`S Web Suplemento Dietario", producto cannábico de Estados Unidos. Considera que atento las dolencias que padece la niña, es indudable que requiere de una acción positiva que le asegure la vigencia del derecho a la salud, dentro de la garantía constitucional a una tutela judicial continua y efectiva, de manera que en virtud de las directivas emanadas de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, de la Constitución Nacional y de la Provincia de Buenos Aires, es dable considerar que el derecho invocado resulta verosímil. Para ver el PDF completo hace CLICK ACÁ.  
Medicinal

Comodoro se sumó al pedido de la despenalización de uso medicinal del cannabis


thumbnail_img
  La marcha por la marihuana se realizó ayer en la plaza de la Escuela 83 y contó con una serie de actividades culturales y disertaciones. La marcha por la marihuana se realizó ayer en la plaza de la Escuela 83 y contó con una serie de actividades culturales y disertaciones para sumar su voz al reclamo mundial por la normalización de la situación de la planta de cannabis y terminar con la persecución de sus cultivadores. La Marcha Mundial de la Marihuana se realiza en diferentes partes del mundo, reuniendo a una gran cantidad de personas que militan contra la despenalización del consumo y tenencia de la planta de cannabis. En Comodoro Rivadavia, el reclamo se viene realizando hace nueve años de manera ininterrumpida en la plaza de la Escuela 83 y siempre contó con la particularidad de que no es una manifestación, sino un encuentro cultural donde se realizan diferentes actividades. Para este año, la convocatoria se decidió hacer dos semanas más tarde con una radio abierta en la que participaron el director de la revista THC, Sebastián Basalo, y el ex candidato a presidente por el Frente de Izquierda, Nicolás del Caño. Este último detalló que en poco tiempo se buscará debatir nuevamente sobre una ley que busque la despenalización de la tenencia y el consumo en Argentina. "Es importante que el Estado busque regular este tipo de casos porque ayudamos a combatir el narcotráfico y al mismo tiempo creamos fuentes de trabajo y ayudamos a muchas personas a pelear contra enfermedades como el cáncer o los ataques de epilepsia", analizó Eloy Rodríguez, uno de los organizadores. La tarde también contó con la presentación de diferentes artistas locales y el reparto de panfletos que detallaban los beneficios que llevaría la regularización de la situación. UNA PELEA INTERMINABLE Una de las disertantes locales fue Carola Vera -madre de Micaela Evans, quien padece del Síndrome de Dravet-. Ella contó su experiencia de cómo el aceite de cannabis ayuda a que su hija reduzca los ataques de epilepsia considerablemente. El problema más grave que tiene que sortear Vera es el laberinto legal que tiene por delante para conseguir el aceite enviado directamente desde Estados Unidos. "Es una instancia agotadora porque tenés que luchar contra una y otra pared. Las trabas que hay en el camino son infinitas para conseguir una botella que dura un mes y tiene un altísimo valor monetario", manifestó la madre de Micaela. El caso de la Micaela es el más significativo en la Patagonia y llegó a oídos del gobernador Mario Das Neves, quien se comprometió a brindar una ayuda para que todo llegue a buen puerto. "Mi experiencia le ayudó a muchas personas que se acercaron y me pidieron consejos para ver cómo podían conseguir el aceite o comenzar a pelear contra los ataques de epilepsia constantes", manifestó. La lucha de Vera continuará mañana a las 12, cuando se presente en el Concejo Deliberante para presentarle el caso al viceintendente, Juan Pablo Luque, y a los legisladores que quieran escucharla. "Hay muchos niños que sufren de estos ataques en esta ciudad. Lo único que pedimos es que nos escuchen para darles una mejor calidad de vida a nuestros hijos. No pedimos nada extraordinario", explicó.  
Medicinal

Avance del cannabis medicinal en Colombia


thumbnail_img
Es una de las principales naciones productoras de marihuana. Ahora, será legal su cultivo, comercialización y posesión con fines curativos. La ley aclara que no es una legalización sino la regulación para uso de pacientes con enfermedades graves o terminales. La Cámara de Representantes de Colombia aprobó un proyecto de ley que reglamenta el uso de la marihuana con fines medicinales y científicos y aclara que no se trata de una legalización sino de su uso para pacientes con enfermedades graves o terminales. A través del proyecto, que por tener diferencias con Senadores ira a conciliación antes de ser promulgado por el presidente Juan Manuel Santos, se aprobó el cultivo, la producción, fabricación, adquisición, importación, exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, distribución, uso y posesión del cannabis para fines terapéuticos. Además, regula lo relacionado con los derivados de la marihuana y los productos que la contengan, tales como cremas, pastillas y jarabes, entre otros artículos con los que se tratan diferentes enfermedades. La iniciativa tuvo 84 votos a favor y 4 en contra, y la reglamentación del uso queda a cargo de los ministerios de Salud, Justicia y Agricultura. Por su parte, el autor del proyecto, el senador del Partido Liberal Juan Manuel Galán, expresó su satisfacción por la aprobación de la ley y dijo en su cuenta de Twitter que “hoy ganaron los pacientes”. Colombia es una de las principales naciones productoras de marihuana, como se conoce a los cogollos o flores femeninas del cáñamo, donde se concentran sus propiedades psicoactivas y de esta manera se suma a Chile, Puerto Rico y Uruguay, países latinoamericanos que ya cuentan con una legislación sobre el uso de la marihuana con fines terapéuticos y paliativos. En febrero pasado el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) de Colombia comenzó el proceso de reglamentación del uso medicinal y científico de la marihuana, que el gobierno aprobó en diciembre de 2015. Ahora, la potestad de emitir las licencias para posesión de la semilla para siembra y cultivo de cannabis es exclusiva del CNE, en tanto que los permisos para producción, fabricación y exportación serán otorgados por el Ministerio de Salud y Protección Social. Hasta diciembre el Código Penal colombiano permitía a cualquier ciudadano de ese país cultivar hasta 20 plantas de marihuana en su casa, siempre que fuese para su consumo privado. Según los más recientes datos actualizados de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc), la marihuana es la droga ilícita más consumida en el país, donde en los últimos cinco años su uso se ha duplicado hasta llegar al 15,2 por ciento de la población.
Institucional

Mamá Cultiva Argentina presento este pedido en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación


thumbnail_img
Estimados diputados de la Comisión de Salud de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Somos madres y padres que conformamos la organización Mamá Cultiva Argentina. Nos aúna la problemática de tener hijos que, entre otras patologías, sufren de epilepsia refractaria. Esta enfermedad les produce un gran número de convulsiones a nuestros hijos (en muchos casos más de 600 convulsiones diarias) y cada una de estas convulsiones tiene consecuencias irreversibles en su vida. A este tipo de epilepsia se le dice refractaria porque no responde satisfactoriamente a los tratamientos médicos tradicionales. Si bien les damos a nuestros hijos un gran número de medicamentos (en muchos casos más de 50 pastillas diarias), estos fármacos no mejoran su situación y, en contrapartida, se ven afectados por los sus numerosos efectos adversos que incluyen retraso madurativo, estados violentos, desordenes psiquiátricos, desconexión del entorno, ceguera, ataques hepáticos, entre muchos otros. En el año 2013 se hizo público que el extracto producido con los principios activos de la planta de cannabis sirve para tratar la epilepsia refractaria. Nosotros lo probamos y vimos a nuestros hijos mejorar de forma radical. Vimos cómo el extracto de cannabis detiene las convulsiones y mejora su estado general, vimos cómo volvieron a poder desarrollarse, conectarse con el entorno, sonreír, jugar y en muchos casos los escuchamos decir, por primera vez, "mamá". Hay una gran cantidad de documentación científica en todo el mundo acerca de la utilidad del extracto de cannabis y muchas legislaciones hace años que lo contemplan como una alternativa para mejorar la salud de los ciudadanos. Algunos casos paradigmáticos pueden verse en Israel, Canadá, en un gran número de estados de los Estados Unidos, entre muchos otros países. Sin embargo, la ley Argentina 23.737 pena con prisión la simple tenencia de cannabis y sus productos derivados, lo que genera grandes trabas y dificultades para que las familias que lo necesitan puedan acceder a los extractos de cannabis y así mejorar su vida. Por otro lado, muchas familias ya estamos cultivando cannabis y haciendo nuestros propios extractos, corriendo el riesgo de ser detenidos y encarcelados por cultivar la planta que necesitan nuestros hijos para tener una vida digna. En definitiva, después de años de desesperanza, hemos encontrado un camino para que nuestros hijos dejen de sufrir, pero nos enfrentamos a que dicho camino se encuentra bloqueado por la legislación vigente en Argentina. Es por eso que queremos solicitarles encarecidamente que, como miembros de la Comisión de Salud, traten el tema, analicen y discutan los proyectos de ley presentados y nos permitan reunirnos con ustedes para contarles más detalladamente cuál es nuestra situación y cuáles son las necesidades de miles de familias argentinas que padecemos está problemática. Necesitamos su ayuda. Por favor, no nos dejen solas.
Medicinal

Vamos en busca del debate nacional por el cannabis medicinal


thumbnail_img
Carola Vera es la impulsora en Comodoro Rivadavia del proyecto para que el uso del cannabis medicinal, producido en países como Canadá, Estados Unidos, Francia e Israel, sea legal en Argentina, una batalla que tiene casi tantos soldados como padres de niños con patologías asociadas a la epilepsia hay en el país. Carola Vera, madre de Micaela Evans, en diálogo con Crónica señaló que “estuve presente en la sesión, la cual fui invitada para escuchar sobre el voto formal. Ya me había reunido el martes presentando el pedido en el Concejo Deliberante para que se sancione este proyecto de expresión de deseos, en busca de que el Congreso Nacional debata finalmente sobre el uso del cannabis medicinal y sea legal en el país el cultivo de cannabis con fines medicinales”.  “Fue extraordinario para mí recibir el apoyo y felicitaciones de todos y el afecto en cuanto a esta lucha que mantengo con Mica y otros pacientes. Participé de la sesión, recibiendo las devoluciones de los concejales José Gaspar y Guillermo Almirón, algo muy emocionante para mí, ya que los escuchaba a todos que hablaban del tema y de la historia de mi hija”. El proyecto fue aprobado de modo unánime y convirtiendo a la ciudad en el tercer municipio del país en manifestarse por el uso medicinal del cannabis y su cultivo para uso terapéutico. Por su parte, el doctor Martín Galíndez, destacó que el proyecto tiene que ver con que los legisladores locales manifiesten y convoquen a los legisladores nacionales a tratar este tema. “Porque hay toda una corriente nacional que está pidiendo que el Congreso disponga la ley que permita la existencia de cannabis medicinal. Más allá que el proyecto del Concejo Deliberante tiene muchos argumentos, donde se cuenta la historia de este caso de Micaela, una paciente local donde la expresión de deseos se dirige a los diputados y senadores nacionales en su artículo 1 y le pide que tome como propia la iniciativa de promover el debate del cannabis con fines medicinales”. “La toma de conciencia por parte de nuestros representantes locales se traslada hacia los nacionales y la verdad que creemos que este es el camino correcto, porque la sensibilización social tiene que ver con que políticos, médicos, pacientes y sociedad en general entiendan que el cannabis medicinal es un derecho a la salud”. Al ser consultado como sigue la situación luego de la aprobación del proyecto, Galíndez indicó que “los pasos que siguen son impulsados por el Concejo Deliberante por un lado, pero por otro lado nosotros vamos a seguir luchando para que los legisladores nacionales lleven adelante una propuesta desde Chubut, para que se establezca el debate nacional y el tratamiento de un proyecto para la regulación, como hay en otros países, de la utilización del cannabis con fines medicinales”. Además trabajarán con organizaciones a nivel nacional para poder traer a la ciudad un seminario donde explicarán el uso de este medicamento.  “Este pedido es algo que también fue presentado y aprobado en los Concejos Deliberantes de Morón y Villa Gesell, en esta última ya se realizaron actividades tendientes a la difusión de la utilización de esto. Es trascendente que Comodoro Rivadavia tenga este lugar en la agenda nacional, pero también es cierto que el caso de Micaela amerita a tener una sensibilidad especial”. El aceite de cannabis es de uso difundido y comprobado para tratar efectivamente y sin efectos colaterales una gran diversidad de patologías, especialmente los tipos más complejos de epilepsia. “El síndrome de Micaela es llamado Dravet, epilepsia devastadora de la infancia, sufriendo desde el mes de noviembre una desmejoría muy marcada e ingiriendo un total de 27 pastillas diarias. Empezó a tener un total de nueve crisis por semana de treinta minutos promedio, perdió el andar, dejó de caminar, fue internada en el Hospital Regional, y cuando llegamos a abril comenzó a sufrir estatus epiléptico, esto significa que entre una crisis de media hora y la otra, tenía ciertas descargas que responden a que nunca controló una crisis y otra”; comentó Carola. Micaela es la única paciente con este síndrome que se trata con el aceite de cannabis, “primero estaba negada a utilizarlo hasta que el 20 de abril, decidí darle la primera dosis. Desde el primer día, durmió varias horas, se levantó sacándose solita la sonda gástrica y empezó a comer. Pasaron ocho días sin crisis, y el 28 de ese mismo mes le di la segunda dosis cuando la crisis duró siete minutos contra las nueve crisis que venía sufriendo de treinta minutos cada una y así todo este tiempo”. Las cantidades de crisis bajaron notoriamente gracias al uso del aceite, Micaela respira de forma normal, va al colegio y empezó a hablar. “Pero necesitamos viajar urgente a Buenos Aires y hacer un ensayo clínico, para controlar sus medicaciones, ya que tiene una carga de medicamentos muy alta en sangre y le produce secuelas en su cuerpo”. Para acceder al aceite de cannabis, también conocido como Charlotte –por la primera niña que lo utilizó– se necesita contar con una autorización especial de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT), que lleva una larga tramitación, la Aduana de Ezeiza retiene el frasco, que cuesta aproximadamente 250 dólares, cobrando un almacenaje diario. “Con cuatro horas de verificaciones y es bastante engorroso andar de acá para allá con un papel. Son evaluaciones que tenemos que pasar con diferentes autoridades de la aduana, para lograr la autorización y luego retirar el frasco”.   Por último, el objetivo del Concejo de la ciudad con el proyecto ya aprobado, es que no solo se dé el debate, sino que además busquen la posibilidad de que la delegación local de la aduana esté habilitada de recibir el aceite para este caso en especial y que el aceite pueda producirse a nivel nacional, en ambientes controlados.
Medicinal

El debate por el uso medicinal de la marihuana llega a la comisión de Salud de Diputados


Se espera que expongan abogados, médicos y miembros de organizaciones sociales.

thumbnail_img
Abogados, médicos, y miembros de organizaciones sociales expondrán mañana en la comisión de salud de la Cámara de Diputados sus investigaciones, estudios y experiencias para comenzar el debate sobre proyectos de ley que planteen la despenalización del uso medicinal del cannabis. El encuentro, que está previsto para las 11 en la sala 1 del edificio Anexo del Congreso Nacional, propone generar el debate ante el creciente respaldo que tiene esta medicina a la que atribuyen beneficios naturales que no se pueden obtener mediante medicamentos sintéticos. Sebastian Basalo, director de la revista THC especializada en temas relacionados al cannabis, políticas de drogas y reducción de riesgos y daños quien remarcó, en diálogo con Télam, la importancia de aprobar alguno de los proyectos presentados de forma "inmediata". La regulación del uso medicinal de esta planta es, "en muchos casos, imperioso y hasta urgente, ya que hablamos de patologías para las que el cannabis es la única herramienta que encontraron las personas para sentirse mejor y hasta salvar vidas", sostuvo. En este sentido, explicó que "los dolores neuropáticos, físicos o los producidos por la quimioterapia les hace insoportable la vida a muchos pacientes, en estos casos el cannabis demostró muchísima eficacia, incluso más que las medicinas habituales". Lo más importante es que "se permita su uso" y que se apruebe un proyecto de ley que "garantice el acceso al cannabis medicinal para todos; la importación y que, a su vez, fomente la producción nacional ya que tenemos los profesionales adecuados y tendría costos más bajos", señaló. Es fundamental que, de aprobarse alguno de los proyectos, se establezca "la obligación del Estado de generar campañas de concientización sobre la disponibilidad de una alternativa natural ante los medicamentos sintéticos; así como también del uso y el cultivo", apuntó Basalo. El aceite de cannabis es la forma de administración más conocida y cuyo efecto "mas tiempo dura en el organismo, por lo que rinde más", explicó el especialista. "Hay chicos que padecen hasta 400 convulsiones por día, por epileposia reflactaria, muchos padres notaron que el aceite no sólo mejora la calidad de vida sino que hasta incluso hay casos en los que las salva", agregó Basalo. Y aseguró que: "El estado debe difundir y capacitar sobre el cultivo, la producción (del aceite) y lo más importante formar a los médicos para que las recete. En nuestro país los médicos son cómplices de la prohibición del cannabis medicinal". Tema de salud Valeria Salech, miembro de la agrupación "Mamá Cultiva", afirmó en declaraciones, que generalmente "mucha gente asocia nuestro pedido con un tema de despenalizar el consumo, pero creemos que en este caso es un tema netamente de salud, sobre una planta que es medicinal", por eso se presentará en la comisión de salud. "Como se usa el jengibre para el resfrío, nosotras usamos marihuana tratar a nuestros chicos epilépticos y con otras patologías que tienen que ver con convulsiones. En mi caso fue algo milagroso, un alivio que ninguna otra medicación alopática nos había dado", afirmó Salech. Y explicó: "Mi hijo de 10 años tomaba más de 15 anticonvulsivos, y también medicación psiquiátrica producto de estos anticonvulsivos y estaba completamente dopado, sin interacción, con la boca abierta, tenía que usar un babero y cuando empece a darle aceite de cannabis cambio por completo, es un nene que habla y me mira a los ojos". Al Facebook de Mamá Cultiva Argentina, llegan entre "60 y 80 mensajes diarios de gente que padece las consecuencias de tratamientos oncológicos, mal de parkinson, HIV, fibromialgia y más que brindar nuestra experiencia y apoyo no podemos hacer porque no somos médicos. Por eso es necesario que la medicina y la ciencia tomen cartas en el asunto, pero no lo van a hacer hasta que el Congreso entienda que es un tema que se debe tratar y es una medicina a la que debe garantizar el acceso".
Medicinal

La Anmat autorizó 85 tratamientos con marihuana de uso medicinal


Así lo informó ayer su titular ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados; fueron solicitudes para uso compasivo

thumbnail_img
En lo que va del año, en el país se autorizaron 85 solicitudes de pacientes para importar un producto derivado de la marihuana para uso compasivo. Se trata de un aceite con cannabidiol, que es el componente principal de la planta de marihuana y que se produce en los Estados Unidos. Ayer, el titular de la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnologías (Anmat) informó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que la agencia había autorizado el ingreso de 85 frascos del producto en los últimos cinco meses y medio. Según pudo conocer, se trató de 80 solicitudes para el tratamiento de síntomas de la epilepsia refractaria y cinco solicitudes para aliviar dolor. Esa forma de epilepsia es resistente a los antiepilépticos disponibles. El "uso compasivo" es un recurso que permite comprar en el exterior e importar al país sin arancel medicamentos que no se producen o no están disponibles en nuestro país. Para eso, se necesitan una indicación médica y la constancia de que el paciente no responde a las terapias existentes, entre otros requisitos sobre la utilidad del producto a importar y sus principios activos. La solicitud se presenta en la oficina del Servicio de Comercio Exterior ubicada en el edificio del Instituto Nacional de Medicamentos (Iname), que depende de la Anmat. "Estamos totalmente a favor de permitir la importación de estos tratamientos (cannábicos)", aseguró Carlos Chiale, administrador nacional de la Anmat, durante la reunión en el edificio anexo del Congreso de la Nación. "No es la panacea ni un placebo -continuó-. Hay que saberlo manejar. En el mejor de los casos, es un adyuvante del tratamiento recomendado que mejora la calidad de vida. Y eso no es menor." Chiale dijo que, dada la capacidad instalada en el país de laboratorios de producción pública de medicamentos, "qué mejor que como producción estratégica se elaboren en esos laboratorios este tipo de productos". En marzo pasado, la Anmat difundió un documento sobre las sustancias sujetas a control especial: los psicotrópicos, los estupefacientes, los precursores químicos y las sustancias de corte. "Dado que en el país no se producen medicamentos derivados del cannabis, su acceso es únicamente mediante una importación destinada a atender el tratamiento de un paciente en particular, lo que resulta en un acceso de excepción (uso compasivo)", aclara el documento. La agencia anticipó, entonces, que estaba haciendo "una evaluación rigurosa de la evidencia científica internacional" sobre los productos con sustancias derivadas, ya sean naturales o sintéticas, del cannabis. Ayer, Chiale le entregó a la Comisión de Salud, que preside la diputada Carolina Gaillard (FPV), una copia de los resultados obtenidos tras analizar 16 revisiones sistemáticas y metaanálisis más dos estudios observacionales sobre la eficacia y la seguridad de los cannabinoides en pacientes de cualquier edad para tratar el dolor crónico, las náuseas y los vómitos de la quimioterapia; la estimulación del apetito en las personas que viven con VIH/sida; la espasticidad de la esclerosis múltiple; el síndrome de Tourette, y la epilepsia refractaria. Por ahora, los estudios disponibles no permiten llegar a una conclusión en el tratamiento para reducir los tics del síndrome de Tourette. En cambio, sobre el dolor, se observó que "los cannabinoides muestran beneficios leves a moderados" comparados con el placebo, y "el THC fumado demostró ser la intervención con mayor efectividad". En cuanto a la epilepsia refractaria, "los trabajos realizados con cannabidiol encontraron en un 40% de la población estudiada, todos casos con encefalopatías epilépticas graves, una reducción de la frecuencia de crisis de más del 50% y efectos adversos en un 12% de la población. Estos resultados son similares a las últimas drogas disponibles para estas formas de epilepsia", explicó Silvia Kochen, directora del Centro de Neurociencias Clínicas y Aplicadas, Epilepsia, Cognición y Conducta del Instituto de Biología Celular y Neurociencias de la Facultad de Medicina de la UBA-Conicet. Por eso, Kochen consideró durante su presentación ante la comisión que "se debe legalizar su uso y realizar estudios controlados como con las otras moléculas". Para la espasticidad y los espasmos con dolor de la esclerosis múltiple, la evidencia indica que el nabiximols, según informó la Anmat, podría tener un papel "importante" con las terapias habituales. Y los cannabinoides mostraron ser cuatro veces más efectivos que el placebo para reducir las náuseas y los vómitos después de la quimioterapia. En los pacientes con VIH/sida, el acetato de megestrol fue superior a los cannabinoides. Con la reunión de ayer comenzó el tratamiento de los proyectos de ley hacia la despenalización de la marihuana para su uso en salud. Son cinco las iniciativas presentadas sobre el tema. Son de los diputados Héctor Gutiérrez (UCR), Victoria Donda (Libres del Sur), Soledad Sosa Capurro (Frente de Izquierda), Diana Conti y Araceli Ferreyra, ambas del FPV.
Medicinal

En Argentina se aprobáron 85 tratamientos con marihuana medicinal.


Este martes se aprobo el uso de 85 tratamientos de uso “compasivo” hechos a base de cannabinoides.

thumbnail_img
En lo que va del año, la ANMAT ha autorizado a 85 pacientes la importación de productos medicinales derivados de la marihuana para uso compasivo. Mayormente se trata de aceite con cannabidiol, el principal componente de la planta cannabis sativa, conocida popularmente como marihuana. El titular de la ANMAT, Carlos Chiale, confirmó ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados argentinos que la entidad ya autorizó el ingreso de 85 frascos de productos con cannabidiol en los últimos 6 meses. Chiale afirmó que la entidad está a favor de la importación de estos tratamientos cannábicos. “No es una panacea ni un placebo. Hay que saberlos manejar. En el mejor de los casos, es un coadyuvante del tratamiento recomendado para mejorar la calidad de vida”, citó el sitio web de La Nación. Epilepsia refractaria y dolor Según explicó el médico Jorge Tartaglione al programa Guetap de la radio argentina Vórterix, la epilepsia refractaria reacciona bastante bien a las terapias con cannabinoides. Los episodios de este padecimiento se redujeron hasta en un 50% con este tipo de tratamientos. En el caso de los tratamientos para el cáncer, las náuseas causadas por la quimioterapia se reducen hasta cuatro veces más con extractos de tetrahidrocannabinol que con placebos. “Sorpresivamente, el THC fumado demostró ser más efectivo que el aceite”, dijo Chiale. Carlos Chiale entregó a los Diputados una copia de los resultados obtenidos al analizar 16 revisiones sistemáticas y meta análisis junto con dos estudios sobre la eficacia y la seguridad de de los cannabinoides en personas de distintas edades al tratar dolor crónico, náuseas y vómitos de la quimioterapia. También se analizaron la estimulación del apetito en personas que viven con VIH/sida, la espasticidad de los músculos de pacientes con esclerosis múltiple y el control de los episodios del síndrome de Tourette. Estos estudios aún no se consideran concluyentes o definitivos, pero sientan un precedente en un país donde la marihuana aún es una droga ilegal. Ayer mismo se iniciaron las discusiones que allanan el camino hacia la despenalización de la marihuana para uso medicinal en Argentina. Ya hay cinco iniciativas presentadas por diputados de distintos frentes.
Eventos

Para el PRO, no hay nada que investigar


thumbnail_img
El macrismo y la Coalición Cívica votaron en contra de que una comisión determine las responsabilidades del gobierno porteño en los hechos que derivaron en la muerte de cinco jóvenes en Costa Salguero. Los proyectos habían sido presentados por la oposición. La iniciativa para crear una comisión investigadora que analizara el accionar del gobierno porteño en la fiesta electrónica Time Warp, donde murieron cinco jóvenes, no prosperó en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, ya que el oficialismo se negó a apoyar su aprobación. Hubo reacciones enérgicas de la oposición y críticas al PRO y sus aliados. La sesión contaba en el listado de temas a tratar dos expedientes –uno del legislador Gustavo Vera y el otro de Fernando Vilardo, ambos de la oposición– que contemplaban la conformación de una comisión investigadora, aunque con diferencias, ya que el primero refería a un cuerpo integrado por diputados y el segundo por personalidad independientes. En ese marco, Vera pidió el retiro del plan de labor de su proyecto para que no fuera tratado en la sesión al ver que no llegaba a obtener la cantidad de sufragios requeridos para la aprobación y, de ser sometido a una votación y perder, el expediente no podría ser presentado en el lapso de un año. Ante esa posibilidad, solicitó la exclusión con el argumento de que quería postergar una semana el debate a raíz de la “necesidad de los diputados de conocer el auto de procesamiento que dictó el juez Sebastián Casanello sobre los cinco funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control” que tenían a cargo las inspecciones del complejo Costa Salguero, donde se realizó la fiesta en la que murieron los cinco jóvenes por la ingesta de drogas. La iniciativa de Vilardo alentaba la conformación de una comisión que debía “investigar en el marco de su competencia la responsabilidad que les puede caber a autoridades, funcionarios y empleados del Gobierno de la Ciudad en los hechos ocurridos en el evento Time Warp”, para lo cual el legislador explicó que su proyecto proponía “una comisión integrada por personalidades de intachable trayectoria, como Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Abraham Gak, que pueda ser garantía de investigación a fondo, creíble para la sociedad y por fuera de las componendas políticas de instituciones como la Legislatura”. El proyecto finalmente fue sometido a votación y obtuvo 30 sufragios negativos del PRO y la Coalición Cívica; 20 positivos del Frente para la Victoria y la Izquierda; y 7 abstenciones de Suma+, que responde a Martín Lousteau, y de Autodeterminación y Libertad, de Luis Zamora. Terminada la sesión en la Legislatura porteña, el diputado Patricio del Corro (PTS-Frente de Izquierda) declaró que “la actitud del oficialismo fue escandalosa. A casi dos meses de los hechos de Time Warp, con 11 procesados, incluidos cinco inspectores de la Ciudad de Buenos Aires, el PRO sigue encubriendo a sus funcionarios”. Del Corro denunció que “no quieren que se llegue a los verdaderos culpables, ni que se conozca la responsabilidad de los funcionarios públicos y fuerzas de seguridad del Estado con el entramado de negocios y corrupción de empresas concesionarias que estafan a la Ciudad. Quieren tapar el sol con la mano e impedir que se sepa qué es lo que verdaderamente pasó esa noche en Costa Salguero”. En esa línea, la legisladora Andrea Conde (FpV-Nuevo Encuentro) dijo que “la constitución de una comisión investigadora es una herramienta importante para evitar que el hecho quede impune”. Conde afirmó que “no se entiende el modo en que votó la Coalición Cívica, ya que si algo caracterizó a los espacios que lidera Elisa Carrió es su permanente interés por investigar hechos de corrupción. No tiene sentido que ahora decidan no apoyar la investigación de un hecho tan grave como Time Warp, en el que claramente hubo connivencia entre el gobierno porteño y los empresarios”, apuntó la diputada porteña. Pero para el diputado Daniel Presti (PRO), que preside la Comisión de Justicia, “lo único que se pretendía con la comisión era que esta Legislatura sea una secretaría de un juzgado con amplias facultades para hacer una puesta en escena donde pasen funcionarios a posicionarse para una próxima campaña electoral”. La diputada de Confianza Pública, Graciela Ocaña, se mostró a favor de la comisión dado que “el narcotráfico está atacando a todos nuestros pibes y ningún dirigente puede quedar al margen de este mal”. Sin embargo, advirtió que en el debate llevado a cabo en el recinto percibió que existió “una utilización política” del tema del consumo de drogas, en vez de “dar un abordaje serio al tema buscando la verdad”. El socialista Roy Cortina consideró también que una comisión “sumaría más de lo que restaría” y agregó que “fue un error de parte del oficialismo porteño no hacer caso al pedido de renuncia del titular de la Agencia Gubernamental de Control, porque allí es hasta donde llegó la cadena de responsabilidades” por la muerte de los cinco jóvenes en Time Warp. A su turno, Adrián Camps, del Bloque Partido Socialista Auténtico, dijo que “el oficialismo se equivoca al no aceptar la conformación de esta comisión”, ya que “como cuerpo legislativo no podemos conformarnos con las penalidades; necesitamos información, saber qué pasó”. Para el legislador “es en esa comisión donde esta Legislatura debería debatir, con total libertad, si es correcta la prohibición de estupefacientes, la reducción de daños, por ejemplo. Cuando se habla de la cantidad de chicos que llevan pastillas a las fiestas, los porcentajes son abrumadores: alrededor de un 70 por ciento”, describió.
Medicinal

Es juez penal y pide legalizar el uso de cannabis medicinal: “Mi hijo vivió un infierno de 12 años; la marihuana lo calmó”


Ya fue dos veces al Congreso a explicar por qué muchas familias necesitan urgente la sanción de una ley.

thumbnail_img
Durante el último mes y medio, el juez penal Pedro Pianta habló públicamente dos veces frente a los diputados en el Congreso. Y les dijo en la cara que la ley de drogas no funciona. Lo expresó de manera contundente: “Es nefasta”.  Lo hizo bajo su doble condición de magistrado y papá de un joven de 25 años enfermo de epilepsia refractaria, que mejoró su calidad de vida gracias a la marihuana. Pianta (56) es uno de la mayoría que no sabía de las propiedades medicinales del cannabis. Durante 24 años viajó por muchos países y probó muchas maneras de bajar las convulsiones de su hijo. “Pasamos 12 años que fueron un infierno. Una enfermedad así te demuele, te corroe. Vivíamos internados en terapia intensiva y en riesgo de muerte”. El combate contra la enfermedad lo dio con un arma de doble filo: 25 pastillas diarias que sumieron a su hijo homónimo en un estado de polimedicación. Pero hace un año el juez probó con el aceite de cannabis. Pedro empezó a conectar más con el entorno. El martes pasado Pianta conoció a María Laura Alasi y a su hija Josefina, la nena que a los 3 años pasó de 600 a 20 convulsiones al día gracias al aceite de marihuana. “Si Pedrito hubiera arrancado a esa edad con esto hoy todo sería mejor. Josefina va a tener una vida distinta, no tendrá ese deterioro de un cerebro que no tiene paz. Me preocupa la vida de esos niños”, explica al borde de la emoción. Ahora, cuenta este hombre de ojos celestes, titular del Tribunal Oral en lo Criminal N° 5 de Lomas de Zamora, todo cambió: “Se nota que está más atento, más conectado, responde mejor, no se tira tanto al suelo”. Conseguir el aceite no es sencillo. La planta está prohibida. Y su cultivo y su consumo están penados por la ley. Pianta acude a la solidaridad de los cultivadores que lo preparan y a veces, incluso, paga por tenerlo. –Como juez penal puedo decir que cultivar y adquirir la sustancia o venderla con fines terapéuticos es una conducta atípica. Para ser reprochable tiene que afectar un bien jurídico, y acá estamos hablando de salud pública. –Se supone que la ley de drogas busca proteger la salud pública.  –Si yo consumo o vendo para alguien con fines terapéuticos, es una conducta que está beneficiando la salud, no perjudicándola. La Policía usa la ley de drogas como instrumento de abuso de poder. El Estado, para el control social. Nuestra función como jueces debería ser aplicar la ley penal como la ley del más débil, con un fin pacificador, no para sancionar a los más vulnerables. El martes pasado, Pianta les dijo a los diputados que venía a “descorrer el velo”. Explicó que en la Provincia hay 37 mil presos por la ley de drogas: todos pobres. “El verdadero narcotráfico está en los que traen la efedrina, no en los cultivadores y los padres de los enfermos. Los jueces tenemos la obligación de estar en contacto con la realidad”, reclamó. –Según el Ministerio Público Fiscal, cada hora un consumidor o cultivador de marihuana es detenido. El martes en Diputados usted pidió la despenalización. ¿Sirve la prohibición? –Seguro que la legalización tendería a disminuir el tráfico criminal. Al no legalizarlo el negocio está en manos de un entramado de corrupción generalizada. Habría que estudiarlo profundamente, ninguna solución es mágica. Pero que una madre le llore a los legisladores para que le dejen utilizar la marihuana y no la metan presa, para un nenito que tiene 100 convulsiones por día, eso sí es criminal.
Medicinal

Marihuana medicinal: autorizan el primer tratamiento en Mendoza


thumbnail_img
Se trata de una niña de 6 años que padece epilepsia refractaria. Su papá fue autorizado por la Anmat para importar el medicamento, un aceite de cannabis, desde EEUU. En todo el país piden que se legalice y regule. Cando su segunda hija tenía 3 meses de vida, José Luis (53) comenzó a recorrer junto a su familia un camino de aprendizaje constante. La primera señal de que las cosas no estaban del todo bien con la salud de la pequeña se dio con la primera convulsión; a partir de allí su cuadro se agravó hasta con 20 crisis diarias, al punto de provocarle daños a nivel cognitivo y motriz. “Hemos probado varios tratamientos, pero ninguno ha sido realmente efectivo y todos presentan efectos adversos. Ya no hay cómo controlar las convulsiones”, explica el hombre, que la semana pasada comenzó a medicar a la niña con aceite de cannabis, bajo supervisión médica. Su caso figura entre los 85 del país (y el primero en Mendoza) que cuenta con la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para la utilización de sustancias derivadas de la marihuana con fines medicinales. Pero no es el único. De hecho, la historia de José Luis y su familia viene a ser la cara visible de muchas personas que en nuestra provincia intentan encontrar una salida ante el dolor que les producen patologías neurológicas severas.  Por lo delicado de su situación, José Luis prefiere preservar la identidad de su hija y la de toda su familia. Por eso no desea exponerse pero sí quiere dar a conocer lo vivido, con la idea de ayudar a otras personas que estén viviendo situaciones similares. Cuenta que a lo largo de los años, su hija ha soportado numerosos tratamientos con distintas medicaciones y se ha sometido a todos los estudios médicos necesarios.  Para mejorar su calidad de vida, la nena recibe atención especializada en un centro de estimulación, ya que su estado general es de nerviosismo permanente e incluso necesita tomar pastillas para dormir. “No vemos el avance que quisiéramos”, aclara José Luis y agrega que hasta el momento, los especialistas no han hallado la manera de frenar la epilepsia refractaria (es decir, de difícil control) que padece la niña. “Tiene 6 años, pero es como un bebé de 6 meses; toma cuatro medicaciones diarias, con todo lo que ello implica”, lamenta.  Ahora, con el acompañamiento profesional necesario, la pequeña recibe una gota diaria de aceite de cannabis. “Es muy reciente, por eso hasta ahora se encuentra con una dosis inicial y no sabemos aún si en realidad presentará mejoría”, comenta este padre que ha apelado a todas las instancias posibles para acceder a esta medicación de manera legal.  Para lograr ese objetivo, José Luis relata que lo primero que hizo fue investigar sobre las posibilidades existentes en relación al uso del cannabis con fines terapéuticos. Buscó información, se asesoró e hizo contacto con las asociaciones que trabajan a nivel nacional para informar, guiar y contener a los papás de niños que conviven con diferentes patologías y síndromes de difícil tratamiento.  Fue así como se contactó con las representantes de Cameda (Cannabis Medicinal Argentina) y Mamá Cultiva. Pero además, encontró detalles respecto de cómo solicitar el aceite en Colorado (Estados Unidos) a través de CN Botanicals. Vale decir que  Colorado es el único Estado norteamericano donde este recurso está despenalizado. Es allí justamente donde tuvo origen el “Charlotte web oil” o aceite de Charlotte, en alusión a la primera niña que recibió el tratamiento en el país del norte.  José Luis comenta que desde que inició las gestiones para lograr la autorización oficial hasta que el aceite le fue enviado transcurrieron diez días. Y agrega que el precio de 125 mililitros es de 350 dólares.   Sin embargo, el monto que debió desembolsar fue mucho mayor debido a las complicaciones existentes en nuestro país. “Como  quedó trabado en la aduana, tuve que viajar en avión hasta Buenos Aires y quedarme dos días allá, además de pagar aranceles y  al mismo tiempo contar con todas las autorizaciones necesarias a pesar de que ya contaba con el aval de la Anmat”, relata el mendocino, quien considera primordial que el Estado o  una entidad se encargue de facilitar la llegada de esta medicación a la provincia. “Somos familias que venimos sufriendo bastante; estos trámites deberían ser más sencillos”, expresa.   Otros casos Gisela Diego (37) también es mendocina y hace tiempo quiere acceder a esta medicación. Ella cuenta que su padecimiento comenzó a los 4 años y desde entonces no ha tenido un tratamiento favorable. A los 6 años, los médicos le diagnosticaron una asimetría a nivel de ambos hipocampos, un cuadro que le genera crisis neurológicas en cualquier momento y lugar. Gisela, lejos de ocultar su padecimiento, decidió compartirlo para que sea posible encontrar una alternativa. “Es una sensación de muerte, es indescriptible y muy difícil de manejar”, relata y detalla esta profesora de danza que a fuerza de mucha fe y con el tiempo ha encontrado la forma de desenvolverse en todos los ámbitos de su vida con la enfermedad.  Desde su punto de vista, es necesario que el Estado regule y se ocupe de investigar para dar una solución a las personas que están a la espera de incorporar otras posibilidades terapéuticas.  Al igual que ella, Rubén Scotto (57), se muestra movilizado acerca de los efectos del aceite de cannabis en los casos de patologías neurológicas. De hecho, su hija Aylén (23) padece de síndrome de Rett, una afección neurológica invalidante.  “Todos los medicamentos han tenido efectos adversos graves para ella; por eso queremos que el cultivo (de cannabis) y la utilización para estos casos sea legal. No queremos una pastilla sintética, sino que sería bueno que se permitan apelar a alternativas naturales”, pide este docente que ha dedicado largos años al cuidado de su hija.     Permiso “excepcional” Daniel Zuin es neurólogo y delegado de la Asociación Argentina de Neurología ante la Federación Mundial de Neurología. Como experto explica que los casos autorizados por la Anmat son los relativos al uso compasivo de la droga, es decir que está permitida para casos excepcionales.  “La mayoría son pacientes que presentan epilepsia refractaria, es decir, de difícil control”, detalla el especialista mendocino y explica que hay varios estudios científicos que indican que el aceite de cannabis puede estar indicado para casos específicos, siempre bajo la supervisión de un médico. “Es necesario estudiar sus efectos en un grupo mayor de pacientes para comprobar su efectividad”, explica Zuin y agrega que la epilepsia refractaria afecta a entre el 15 y el 20% de los pacientes epilépticos. Y detalla que la epilepsia es una enfermedad neurológica caracterizada por crisis convulsivas que se repiten en forma crónica. Su origen puede ser genético o adquirido debido a malformaciones cerebrales, quistes o tumores.  
Medicinal

Argentina. Desde el pueblo surge el cambio


thumbnail_img
En la localidad de La Madrid, situada a unos 450 km de la capital de la República Argentina, se instauró el debate sobre el uso medicinal del cannabis. Desde el pequeño poblado, el Dr. Marcelo Morante (1), profesor de la Universidad de La Plata, junto con el Intendente Martin Randazzo y otros miembros de la comunidad, lograron romper el hielo y hacer el ruido que hacía falta, para que en el país resonara la noticia y se iniciara la educación cannábica de la sociedad. Argentina desde hace años viene luchando por los derechos humanos. La dictadura dejó un velo de miedo que encegueció y adoctrinó a la mayoría de la sociedad bajo el dominio de la información, el control mediático y la censura, sin ahondar en las cuestiones de lesa humanidad. Con todo este manejo de “La Verdad”, -la educación y el saber-, la planta de cannabis fue transmutando en el inconsciente colectivo, de ser una planta medicinal e industrial de uso cotidiano a ser un demonio destructor de la sociedad. En la actualidad, con muchos golpes y dolor, se intenta despegar ese manto de ignorancia programada, para poder seguir con una calidad de vida más acorde a lo natural. Dentro de estas luchas está la del reconocimiento y descriminalización de los usuarios de cannabis. Debido a la idiosincrasia conservadora del pueblo, conjuntamente con una Ley como la 23.737 que criminaliza y persigue a todo aquel que cultive posea o transporte Cannabis y un Estado ausente, es lo que llevaron a que Argentina aún esté en la edad de piedra de la carrera cannábica, en materia legal. No obstante, el resurgir de esta planta está ligado si o si a una concientización de los ciudadanos y la educación del sistema de salud público conjuntamente con los sectores de la producción y la industria. Dentro de las iniciativas que surgieron en el país, la localidad de La Madrid, viene realizando activamente la vinculación entre el pueblo y el gobierno donde el Intendente del mismo, Martin Randazzo conjuntamente con el médico Marcelo Morante, están haciendo campañas de concientización y educación desde su pueblo para el país. Asimismo solicitando un permiso que autorice a llevar a cabo el cultivo de cannabis y la producción de aceite para poder realizar los estudios clínicos que recaben datos necesarios para el aval de un cambio en la ley argentina, que tanto hace falta. El modelo propuesto por la gente de La Madrid, está ligado a la fundación DAYA de Chile y a la agrupación Mamá Cultiva, los cuales sentaron precedente en Sudamérica y hoy colaboran por la lucha contra el dolor, y para el tratamiento y la cura de diversas patologías. En Argentina se constituyó CAMEDA, un grupo de pacientes, cannabicultores, padres, profesionales de la salud, biólogos, químicos y médicos, unidos con el propósito de conseguir la regulación del uso del cannabis para fines medicinales, terapéuticos y científicos. Desde este espacio se busca dar claridad y contención a la gente que necesita de la medicina y no sabe cómo adquirirla, así mismo informar y educar a la sociedad, que es desde donde inicia y termina el cambio. Es una ardua tarea la de educar, más cuando el tema es tabú y presenta grandes problemas de prejuicios e ignorancia, como es este caso. Argentina es grande en extensión y posee una población aproximada de 40 millones, y partiendo desde este dato, solo se puede estimar cuantos de los habitantes del país han usado o utilizan actualmente el cannabis como terapéutico o recreacional. El hecho de que la planta sea ilegal y la tenencia para consumo este criminalizada, convierte a toda posible estadística en un dato más del sistema judicial y no figura en los registros de salud pública, con los cuales además de la estadística en si generada, se lograría poder tener información fehaciente sobre el uso y el impacto en la sociedad. A pesar de que no se contemple un número exacto de los usuarios, y que se puede estimar un numero de posibles pacientes de tratamientos canàbicos, en diversos puntos del territorio se busca repetir el modelo de producción del aceite con fines medicinales. En las diversas agrupaciones, que desde hace años vienen militando y luchando por el auto cultivo, se gestan reuniones informativas y talleres donde capacitan a las personas a poder preparar sus propios extractos, sin necesidad de recurrir a importaciones costosas, que de por cierto ya son posibles en el país. Otra modalidad que se presenta en el Distrito Federal, y buscan la legalidad y el reconocimiento inherente son los clubes de cultivo, que fueron los cimientos de la solidaridad entre los cultivadores y primeros usuarios medicinales de la planta. Si bien se ha extendido por todo el territorio nacional, los clubes “de hecho”, ya que no pueden inscribirse como tales, desde la comunidad cannábica se pretende la expansión y aprovechamiento de la planta en su totalidad. Si bien el uso medicinal es uno de los más noble que posee la planta, es deber el informar de todo el potencial de la misma, ya que, debido a la forma de vivir, producir y contaminar, hoy estamos paleando las enfermedades de ese estilo de vida con Marihuana, pero… si pudiésemos evitar esa contaminación, para así evitar las enfermedades o por lo menos disminuir su incidencia en la sociedad. Lindos pensamientos utópicos dirían muchos, pero con cannabis es algo real, que está pasando en el mundo y como parte de ello puede pasar aquí. No es utópico pensar el basar las economías productivas y la industria en un recurso renovable, que no contamina y que, es más, limpia y absorbe contaminantes de los suelos y el agua. Aproximadamente el 18 % del peso de un auto de alta gama es fibra de cáñamo, se construyen casas ecológicas y confortables, se realizan compuestos bio-platicos y combustibles como biodiesel o etanol. Básicamente todo lo que se hace con petróleo puede ser hecho con la planta de cannabis. Estamos parado ante la revolución verde, la verdadera. El potencial productivo del cáñamo es infinito, y con esta industria sin límites, viene de la mano un planeta sano, con sistemas de producción basados en economías de carbono en el que el balance sea positivo para el ambiente y la sociedad. Generando empleos y nuevas oportunidades para toda la sociedad que no solamente necesita salud en cuanto a enfermedades, sino funcional y emocionalmente, los argentinos necesitan un cambio de aire, una calada y volver a encarar este tema de la prohibición con otros ojos, más compasivos y basados en datos científicos no en supuestos experimentos mal realizados que ya son historia ante la nueva evidencia y no tan nueva, que la comunidad científica ha brindado y sigue brindando día a día. Es hora de que argentina inicie la participación en este juego como lo está haciendo, abriendo la importación de aceite y como próximo paso, permitir el cultivo y producción de aceite nacional. Será cuestión de tiempo, de trabajo y educación, hoy está en la mano de profesionales, cultivadores y expertos el llevar a cabo esta importante tarea de concientizar, para que, desde el pueblo informado, sigan surgiendo las revoluciones, los cambios que la sociedad quiere y necesita y solamente ella puede generarse solo si está abierta a mejorar. En InfoCannabis hemos querido ahondar más sobre esta y otras iniciativas que se están planteando en Argentina y reunimos a Martin Randazzo, Intendente de la Municipalidad de La Madrid y al Doctor Marcelo Morante en un mismo chat para hacerles a ambos las mismas preguntas: InfoCannabis – Por qué se han decidido a dar este paso? (solicitar un permiso que autorice a llevar a cabo el cultivo de cannabis) Marcelo Morante: El paso dado por gral La Madrid surgió como respuesta natural a una gran duda que algunos siembran de si la comunidad está preparada para dar el debate del Cannabis Medicinal. InfoCannabis – Como ven el panorama actual del cannabis en Argentina? InfoCannabis – Que supondría para La Madrid una regulación del cannabis en Argentina? Marcelo Morante: Para La Madrid es un gran desafío comunitario donde se visualizan los valores solidarios pero que también recuperan en productividad y fuentes laborales, y seguro deberán trabajar todas las instituciones en educación InfoCannabis – Han recibido críticas de los sectores más conservadores? Marcelo Morante: Los sectores más conservadores critican el proyecto y ven un futuro muy oscuro, un pueblo lleno de narcotraficantes y una juventud muy enferma. InfoCannabis – Cual ha sido su respuesta? InfoCannabis – Hay ya unos plazos para iniciar el cultivo? Marcelo Morante: Los plazos creo que comenzarán a correr desde la autorización del ejecutivo para un cultivo que resuelva la fuente de la sustancia para los ensayos clínicos. InfoCannabis – Cual es el siguiente paso? Marcelo Morante: El siguiente paso, es seguir trabajando en educación médica comunitaria y lograr rápidamente las modificaciones de la ley de drogas que haga que el modelo Gral La Madrid se replique en muchos municipios. InfoCannabis – Quieren añadir algo más? Marcelo Morante: Espero que se pueda generar la evidencia que las sociedades científicas exigen y se ponga fin a esta discusión sobre seguridad y eficacia, ya sin moralidad ni preconceptos de los cuales todos fuimos víctimas. (1) Marcelo Morante. Médico Rural nacido en General La Madrid. Especialista Universitario Jerarquizado en Medicina Interna, Profesor Adjunto Interino de La Cátedra de Medicina Interna (UNLP). Coordinador del Servicio Universitario de Medicina Interna con sede en el Instituto Médico Platense. El Dr. Morante es el responsable de estudiar los efectos terapéuticos de los cannabinoides en la Universidad de La Plata y uno de los máximos referentes e impulsores del proyecto Cannabis Medicinal en Argentina. Fotos: Prensa Municipalidad de General La Madrid
Industrial

Familias aprendieron a fabricar medicina cannábica


thumbnail_img
Doce familias, entre las cuales se encontraba una proveniente de Malargüe, Argentina, aprendieron a fabricar medicina cannábica gracias a un taller realizado por Fundación Mamá Cultiva en Las Vizcachas, Chile.  Las familias asistentes al taller, quienes tienen hijos con epilepsia refractaria, se encuentran ya cultivando cannabis, y el objetivo ahora era conocer el procedimiento de extracción y preparaciones medicinales, y así poder tratar las patologías. “Muy contentos por esta nueva oportunidad”, comentó la Presidenta de Mamá Cultiva, Paulina Bobadilla. “A estas doce nuevas familias se les abrió una luz de esperanza para tratar a sus hijos, y pensar que alguien cruzó la frontera y viajó durante casi ocho horas para asistir al taller nos indica que vamos por buen camino, pero también que tenemos una gran responsabilidad”, agregó Bobadilla. La representante sostuvo que “esto demuestra lo urgente que se hace una nueva política de drogas y que se democratice el acceso al cannabis, tanto en Chile, como en Argentina y el resto del mundo”. “Como siempre, las familias se van contentas y esperanzadas, y les aseguramos que el uso medicinal de cannabis ayudará en la epilepsia refractaria de sus hijos, sin la necesidad de sobreendeudarse con fármacos”, agregó Bobadilla. Mamá Cultiva aprovechó de agradecer a la agrupación Amigos del Cannabis por enseñar una nueva técnica de extracción de resina a los pacientes. 
Legales

Macri analizará con cautela resultados de legalización de marihuana


thumbnail_img
Mauricio Macri hizo mención al uso medicinal de la marihuana y abrió una puerta hacia la despenalización. En una entrevista para un medio mexicano, el presidente señaló que “siempre hay” posibilidades de legalizarla con estos fines y que no se cierra a nada, aunque aclaró que primero van a estudiar “cuáles son los resultados que tiene Uruguay o cualquier otro país que avance en esa dirección”. El debate ya había llegado a la Cámara de Diputados, donde se realizaron encuentros en los que participaron organizaciones sociales, familiares de pacientes, médicos e investigadores. En ellos, se habló sobre los proyectos que buscan modificar la ley de Estupefacientes. Consultado sobre la situación del narcotráfico, Macri desestimó que las políticas globales para combatirlo hayan fracasado aunque afirmó que “sí hubo resultados menores a los esperados”. “Hay que tener mucho cuidado con estas reformas que al principio parecen muy atractivas y después en el tiempo terminan siendo un búmeran”, advirtió y aclaró al respecto: “Vamos a estudiar el tema, no me cierro a nada, soy una persona pragmática, vamos a tratar de ver cuál es la mejor solución”. Luego agregó que “todo parte de la mejor educación, de poder explicarles, enseñarles a nuestros chicos que el camino de la droga puede resultar seductor al principio” pero que “puede terminar siendo una desgracia para esa personas y su entorno familiar”. Silvia Kochen, jefa del Centro de Epilepsia del Hospital Ramos Mejía e investigadora principal del Conicet, se manifestó en relación a la referencia que hizo Macri sobre el uso medicinal de la marihuana. “Espero que este comentario del Presidente sirva para acelerar los plazos para la sanción de una ley de legalización del uso de cannabis medicinal”, remarcó. Y agregó: “Su utilización ya está aprobada en gran parte de Estados Unidos, en casi todos los países de Europa y en muchos de Latinoamérica. Uruguay está más avanzado aún porque no sólo autorizó el cannabis para uso medicinal sino también para el recreativo”. En la Argentina ya se dio lugar a 85 solicitudes para importar productos derivados de la marihuana. Del total, se permitieron 80 para el tratamiento de pacientes con epilepsia refractaria y cinco para calmar dolor, según informó el titular de la Anmat a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados a mediados de junio. El año pasado, el Poder Ejecutivo dio el primer paso al permitirle traer aceite de cannabis desde Estados Unidos a los padres de Josefina Vilumbrales, una nena de 3 años de Villa Gesell que mejoró su calidad de vida cuando empezó a consumir el concentrado. Por otro lado, el Concejo Deliberante de General Lamadrid aprobó en 2015 una resolución en la que le solicita al Estado la despenalización de la siembra, el cultivo y la producción de productos de cannabis, como el aceite, con fines medicinales. En la misma nota que le concedió a la periodista Cecilia González de la agencia de noticias mexicana Notimex, Macri ratificó su postura en contra del aborto y aseguró que durante su gestión no se despenalizará. Le preguntaron puntualmente por el caso de Belén, la joven tucumana detenida hace dos años por sufrir un aborto espontáneo. El Presidente aseguró que se trata de un “tema muy delicado” y que “a veces los casos particulares lo llevan a una reflexión” sobre la despenalización, aunque ratificó que lo que sigue primando para él es la vida. “Vuelvo a insistir que acá lo importante es defender la vida”, remarcó.
Legales

Tiempo de debatir el uso medicinal de la marihuana


thumbnail_img
Actualmente se encuentran en discusión los fundamentos de 50 años de guerra contra las drogas. Se cuestionan, desde sus propósitos e intereses, los criterios de elegibilidad de las sustancias hasta la prohibición de la hoja de coca en un contexto de consumo legal pero excesivo de alcohol, creciente medicalización, aumento del crimen organizado y mayor prescripción médica de ansiolíticos. Una serie de elementos que hoy representan más un fracaso que una batalla ganada en materia sanitaria, económica y geopolítica. Si bien la planta de cannabis se encuentra incluida en la lista de sustancias prohibidas de la Convención Internacional de Estupefacientes de 1961 de la ONU, cabe indicar que en su preámbulo se establece un límite al prohibicionismo reconociendo que “el uso médico de los estupefacientes continuará siendo indispensable para mitigar el dolor y que deben adoptarse las medidas necesarias para garantizar la disponibilidad de estupefacientes con tal fin”. Durante la última década, gran parte de la UE, la mitad de los estados de EE.UU. y algunos países latinoamericanos -Uruguay, Chile y Colombia- han iniciado la experiencia de despenalización del uso medicinal de cannabis. En este contexto, se están desarrollando investigaciones y ensayos clínicos que permiten reconocer las ventajas y desventajas del uso de esta sustancia en enfermedades y síndromes como alzhéimer, esclerosis múltiple, cáncer, epilepsias refractarias, fibromialgia, hepatitis, VIH, artritis reumatoidea, entre otras. La legalización para el uso medicinal es un avance en términos de salud, que queda postergado por una ley de hace cinco décadas e imposibilita que niños, jóvenes, adultos y ancianos puedan tener una mejor calidad de vida por tratarse de un delito. Las madres nos cuentan que sus hijos dejaron de convulsivar, que comenzaron a vivir una vida más digna y que lo más peligroso que tiene la utilización de la sustancia es que la justicia considere que se está cometiendo un delito y las encarcele por ayudar a curar a sus hijos e intentar darles una vida mejor. Estamos ante una oportunidad y entendemos que las decisiones políticas no deben ir en contra de la comunidad, sino acompañando y avanzando en la ampliación de derechos.    Carolina Gaillard es Diputada Nacional Presidenta de la Comisión de Salud
Legales

Chubut: Se aprobó la ley para utilizar aceite de cannabis (Obra Social SEROS)


thumbnail_img
Con una fuerte discusión y una votación dividida con 15 votos afirmativos del PJ-FpV y de Manuel Pagliaroni de Cambiemos y la abstención del resto, la diputada de Chubut Somos Todos, Alejandra Taccari planteó que sería oportuno que el proyecto de ley vuelva a comisión y esperar las sugerencias del Ministerio de Salud.  En su propuesta, el Diputado Provincial Gustavo Fita planteaba incorporar el aceite de cannabis al vademécum de salud pública de la provincia. Además, de que por intermedio de la obra social SEROS, el Ministerio de Salud de la provincia se convierta en la autoridad de aplicación que garantice los tratamientos con la planta. La aprobación del proyecto, permitirá que luego de reglamentado, este tipo de terapia pueda ser aplicada con prescripción médica para distintas patologías. En Comodoro, puede citarse el caso de Micaela, una niña de 12 años que padece síndrome de Dravet (epilepsia). En tanto, su par, Adrián López dijo que se reunió con las autoridades de Seros y le manifestaron que los medicamentos para esa enfermedad estaban cubiertos por la obra social, “el medico solicita la medicación a Seros y la Asociación de Médicos de la Asociación Privada AMAP lo tramita según el origen el medicamento, por lo que todo está cubierto”. Para la diputada de ChS.T, Zulema Anden es un tema de mucha sensibilidad y extremadamente delicado y que requiere de atención y prudencia, “sería digno que esta ley salga por unanimidad porque para esto no hay que usar la política”. Asimismo, el diputado de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, a diferencia de sus pares que se abstuvieron, adelantó su acompañamiento argumentando que es inoportuno cuando el proyecto llega al recinto opinar cuando se han emitido los despachos, “entiendo debe darse el tratamiento porque hemos tenido contacto con las familias que padecen esta enfermedad y nos han hablado de las virtudes que tiene el aceite de cannabis, de esta manera estaremos evitando también que haya un comercio irregular con lo que llegaría a afectar más la salud de los que lo necesitan”.  
Medicinal

“El aceite de cannabis cambió la vida de mi hijo”


thumbnail_img
Santiago sufría epilepsia y había perdido totalmente el lenguaje. Los papás piden cambiar la legislación para salir de la clandestinidad. Caso emblemático El caso de Josefina Vilumbrales se hizo público cuando el 17 de febrero pasado la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó la importación de aceite de cannabis producido legalmente en Colorado, Estados Unidos. La nena padece un tipo de epilepsia infantil grave conocida como síndrome de West. Sufría 700 convulsiones por día. Antes de conseguir el aceite, los padres probaron con una batería de medicamentos que no daban resultados. Ahora Josefina, que tiene tres años, redujo a dos las pastillas y las convulsiones diarias no llegan ni a 20. Según la mamá, María Laura, el aceite le salvó la vida.   Alguien golpea las manos insistentemente y rompe la tranquilidad de la siesta. Del otro lado del portón, una mujer -algo intranquila- dice: “vengo por el tema del cannabis, ¿es aquí verdad?”. Una pregunta que se ha vuelto más que frecuente en esta casa sencilla que tiene la familia Salas en Arcadia (Chicligasta, al sur de la provincia de Tucumán). Está justo frente a un cañaveral. A quienes andan buscando este lugar le dan como referencia la bandera argentina que cuelga en la fachada, justo debajo de un fluorescente.  “Sí, es aquí”, dice del otro lado del portón, Daniela Armendia, y despliega su gran sonrisa, la misma con la que desteje todo tipo de manto de sospechas. Lo que tiene en su casa, junto a su esposo Marcos Salas, no es un eslabón de ninguna cadena de narcotráfico, ni venta de porros ni nada de eso. Lo que ella promueve es el uso medicinal de la marihuana. Ha fundado la Comunidad Cannábica de Tucumán movilizada por una historia personal, la de su hijo, Santiago, que ayer cumplió 9 años.  La historia se remonta a cuando el niño tenía dos años y medio. “Santi siempre fue un nene muy despierto, tranquilo. Él hablaba todo el tiempo. Cantaba canciones enteras, las de Piñón Fijo”, recuerda, y no puede evitar que una lágrima ruede por su mejilla. De repente algo empezó a cambiar en el pequeño: “pronunciaba mal las palabras, perdió el control de los esfínteres y parecía que no escuchaba”, describe. Lo primero que pensaron ella y su esposo era que tenía celos por la hermanita que venía en camino, Morena. Todo se fue agravando con el paso de los días. Todo era muy raro.  Intento número uno  Los papás decidieron buscar ayuda profesional porque los retrocesos en el lenguaje y en la conducta de Santi ya eran muy evidentes. Primero lo llevaron a una psicóloga. Los días pasaban y no había mejorías. Fueron a la fonoaudióloga y al otorrinolaringólogo. Del oído estaba perfecto. Había que buscar un neurólogo.  Luego de varios estudios, vinieron dos posibles diagnósticos, que situaron a los Salas como parados al borde del abismo. “Nos dijeron que podía tener un raro virus que lo iba a dejar en estado vegetativo. Eso fue muy fuerte”, rememora Daniela.  Según la segunda opinión, Santiago padecía el síndrome de Landau Kleffner. Se trata de una afasia epiléptica con desorden convulsivo, un síndrome neurológico infantil caracterizado por un desarrollo repentino o gradual de la incapacidad de entender o expresar el lenguaje. “Nunca imaginamos que era epilepsia. No había señales porque él convulsionaba desde que se dormía hasta que se despertaba y todo eso iba dañando sus funciones neurológicas”, detalla la joven mamá que además tiene otros tres niños. “Ahí lo empezaron a medicar, le dieron drogas anticonvulsivas”, añade.  Intento número dos  Cuando Santiago cumplió cinco años comenzó a tener problemas en la escuela. “Estaba muy agresivo, se lastimaba, les pegaba a sus compañeros. Tenía problemas todos los días. Sentía que mi mundo se caía a pedazos porque no veía mejoras en él”, apunta Daniela. Una noche, en una crisis de llanto desconsolado, ella y Marcos decidieron buscar ayuda económica entre sus amigos para viajar a Buenos Aires y así conseguir que un especialista del Hospital Garrahan revisara al niño.  “El neurólogo de ese nosocomio le cambió la medicación a Santi por otra aún más cara, unas pastillas antiepilépticas importadas de Alemania. Costaban U$S 690 y le duraban una semana, pero no le hacían nada; mi hijo estaba triste, en la escuela no avanzaba, tenía episodios de violencia, había perdido el habla por completo”, explica la mujer. Intento número tres  Cada día que pasaba aumentaba la desesperación de los papás de Santiago. El nene ya no comía ni crecía. Daniela sólo tenía fuerzas para llorar. Quiso ¿el destino? que una noche estaba cambiando de canal en la tele y se enganchó con un documental que contaba la historia de Charlotte Figi, una niña estadounidense que fue la primera en usar cannabis para sus ataques epilépticos. “Ahí nomás entré a internet. Empecé a leer y a leer. Y decidí que quería eso para mi hijo, era mi última esperanza. Tratamos de conseguir la planta, pero no encontrábamos”, detalla.  Luego de ponerse en contacto con varias comunidades cannábicas, tuvo una respuesta desde Córdoba. Un grupo de cultivadores de marihuana de esa provincia empezó a producir este aceite y se ofrecieron ayudar a Santiago. Era junio del año pasado. “Mi hijo tomaba seis pastillas por día. Yo le suspendí dos y comencé con el aceite, cinco gotitas debajo de la lengua antes de ir a dormir”, precisa Daniela.  Dos días después, los cambios fueron radicales, según la mamá: “en la escuela, las maestras y psicólogas notaron la diferencia enseguida. De no prestar atención y no hacer nada en clase, Santiago comenzó a mejorar en la conducta y a pronunciar palabras. Me decían que era otro chico. Fue un cambio muy grande, pasó a ser escolta”, destaca, todavía con ojos de asombro. En febrero de este año, Santiago pasó nuevamente por el estudio que le habían hecho dos veces en el Garrahan: un encefalograma en el que habitualmente el niño convulsionaba sin parar. “Santi entró y a los 10 minutos el médico me dijo ‘tu nene está re bien, no tiene nada’”, detalla. Al momento de revelarle al neurólogo qué medicación le estaba dando a su hijo, el profesional se molestó. “Después de un cruce de opiniones, dijo que pensaba que estaría bueno que en Argentina dejen que se investigue si es bueno o no el cannabis, me contó que aparte de mi hijo tenía tres pacientes que probaron con el aceite: a dos le resultó; y a uno, no”, recordó la mamá que hoy, en Tucumán, se ha convertido en una referente del tema cannabis medicinal.  Cada semana son más las familias que la buscan para pedirle asesoramiento. En la casa de sus suegros, en Concepción (enla calle Ernesto Padilla 261) habilitaron un espacio para dar información a los interesados y contactarlos con una organización cordobesa que provee este remedio casero (el aceite cuesta $ 1.000 y dura tres meses). Por día reciben hasta 10 consultas. Según detalla, ya son 30 los tucumanos que están usando el aceite, entre niños y grandes. “No queremos seguir en la clandestinidad. Desde este lugar buscamos informar y lograr que las autoridades modifiquen la legislación para permitir el uso de la marihuana con fines medicinales. Soy feliz cuando alguien viene y me cuenta que su hijo va mejorando, porque sé lo que se pasa, lo que se sufre y lo que se llora. Queremos que esto se conozca, que sea legal, que se estudie. Hoy mucha gente sólo ve a la marihuana como algo malo. Yo les puedo decir que mi hijo es de nuevo un niño feliz. No saben lo que es que me llame mamá cuando ya había olvidado cómo era el tono de su voz, es inexplicable”, describe. Mira a su hijo con ojos de enamorada. Y se queda sin palabras. No puede parar de llorar. Ya no son lágrimas de tristeza, aclara. Ahora son de emoción. Porque después de tanto batallar ella está segura que esta, la tercera, es la vencida. "El uso de la marihuana en la medicina no es algo nuevo" “La marihuana siempre estuvo asociada a la medicina; hay que superar los prejuicios sobre esa utilidad”. El dueño de esta frase es Marcelo Morante, uno de los médicos pioneros de la Argentina que promueve el uso del cannabis para terapias medicinales. Es profesor de la Universidad Nacional de La Plata y está encargado de investigar los efectos terapéuticos del cannabis. En una entrevista con LA GACETA, habló sobre la necesidad de modificar la ley en nuestro país.  - ¿Están probados los beneficios de la marihuana? ¿Qué es lo que está investigando actualmente?  - Los tratamientos en base a la planta del cannabis no son nuevos; acompañaron prácticamente toda la historia de la medicina entre 1850 y el 1900. Fue la sustancia médica más utilizada por sociedades como Inglaterra, Alemania y EEUU. A partir de la década del 90 se termina de descubrir el Sistema Endocannabinoide que está presente en todas nuestras células y es donde actuaría esta sustancia. Nuestra facultad está investigando el impacto que tienen a nivel cardiovascular y, previa regulación, intentaremos desarrollar una investigación en epilepsia refractaria junto a la doctoraSilvia Kochen (investigadora del CONICET), que es una referente en el país.  - ¿Para qué patologías serviría?  - La mayor evidencia científica avala su uso en dolor y cáncer, dolor y esclerosis múltiple, desnutrición y SIDA, epilepsia refractaria y Parkinson. Por ejemplo, para el dolor oncológico, que es un dolor crónico que tiene tres meses de evolución, no solo duele sino que también condiciona la calidad del sueño y del apetito. Hay muchos pacientes que serían candidatos para esta sustancia. El aceite de cannabis no viene a reemplazar la medicina tradicional; viene a complementar.  - ¿Conoce de qué se trata el proyecto de ley en nuestro país? ¿Tiene expectativas?  - La legislación actual no le reconoce ningún tipo de poder terapéutico al cannabis, está encuadrado dentro de las drogas peligrosas y de abuso. En Argentina respecto al cannabis está todo prohibido, y es aquí donde se debe dar el paso inicial para que esto pueda tener un uso medicinal, o sea lo primero que debemos generar es la ley adecuada al uso medicinal. La comisión de salud del Congreso recibió al menos ocho proyectos para modificación de la ley y creo esta muy próximo a lograrse.  - ¿Por qué hay cierta resistencia a legalizar esta sustancia?  - La resistencia tiene que ver con que la marihuana tiene una construcción social muy negativa y desde ahí cuesta evaluarla como una herramienta terapéutica. La comunidad médica está resistente básicamente por dos cosas, una, porque es una evidencia muy reciente y lo segundo, es porque al no haber una legislación a veces el médico siente que se está metiendo con la ilegalidad. Por eso hay que seguir buscando evidencias. Lo que no podemos negar es que hay padres que los están usando y están viendo mejorías en sus hijos.  - ¿Qué opina de los profesionales que recetan cannabis pese a la prohibición?  - Los profesionales que hoy la indican se basan en la evidencia científica y seguramente en el deseo de buscar lo mejor para el paciente. Es el Estado el que se debe hacer presente y rápidamente acompañar con la ley para que la sociedades médicas puedan asistir desde la legalidad a estos pacientes. Piden que el Estado intervenga “Las epilepsias refractarias o de difícil control representan el 20% del universo de las epilepsias. De 100, 20 no responden a los distintos medicamentos conocidos. Las terapias alternativas están en plena investigación y van ganando espacio creciente en la lucha contra la enfermedad. El tiempo y el rigor científico son esenciales para ello. Ese camino es fundamental recorrerlo para lograr que una droga sea aprobada como tal”, expresa el neuropediatra Luis Pasteris, jefe del Servicio de Neurología del hospital del Niño Jesús de Tucumán. El experto no se atreve a decir si la marihuana medicinal puede ser buena o mala. “Lo único que se es que falta investigar mucho sobre esto. La Sociedad Argentina de Neurología no lo recomienda porque no hay estudios científicos que avalen estas terapias”, precisa. El médico ha recibido pedidos de padres que quieren probar el uso del cannabis medicinal en sus hijos. Por este motivo, se sumó a la solicitud de varios profesionales que insisten en que se debe investigar el impacto de esta sustancia en pacientes. “Hay casos en los que los padres te cuentan que le dieron el aceite a chicos que tenían una epilepsia aparentemente incontrolable, de difícil tratamiento, y mejoraron. Repito, son casos aislados. Esto se tiene que comprobar científicamente, hacerlo a través de sociedades científicas, ver qué dice y recomienda la federación americana de drogas (se refiere a la FDA -Food and Drug Administration, de EE.UU) y contar con el aval de la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica), entre otras cosas”, sugiere el profesional.  ¿Usted vio puntualmente mejorías en pacientes que fueron tratados con cannabis medicinal?, se le consultó. “Sí lo vi y también vi otros casos en los que no hubo ninguna modificación. Por ello me uní al pedido de que se investigue esta alternativa creciente que está en la calle. El Estado tiene que aparecer, supervisar, regular. Ver si realmente sirve o no. Porque si estamos en manos de gente a la que solo le importa el aspecto comercial de esta droga todo será un descontrol. Imagínese la cantidad de personas que sufren epilepsia y que podrían ser engañadas”, opinó. Y también hizo una severa aclaración: “los que trabajamos hace años con esta patología sabemos que no existe el medicamento ideal; así que tampoco creo que este lo sea, al menos no para la totalidad de casos”. No hay delito, dice un letrado ¿Son delito las conductas vinculadas al cannabis y derivados con fines medicinales?, le consultamos al abogado Alejandro Corda, de Intercambios AC, una ONG especializada en el tema de las políticas de drogas. “A mi juicio no hay delito”, señaló. Y justificó: “la ley de drogas 23.737 establece como delito una serie de conductas asociadas al tráfico de estupefacientes si se efectúan ‘sin autorización o con destino ilegítimo’. Tanto los instrumentos de derecho internacional, como la legislación administrativa nacional derivada de esos instrumentos, establecen un sistema de fiscalización en los cuales los usos ‘médicos y científicos’ se consideran usos legítimos”. “El problema, a mi modo de ver, es encontrar un médico que avale la utilización de marihuana con fines médicos; o los laberintos administrativos que permitan la utilización médica y científica. Es por eso que considero que a la hora de pensar en un sistema de acceso al cannabis y sus derivados con fines medicinales, más que pensar en la ley penal debería pensarse en la modificación de las normas administrativas que lo permitan”, concluyó.
Legales

La UNLP está en condiciones de producir y estudiar el aceite de cannabis


El producto derivado de la planta de marihuana es una alternativa para tratar casos de convulsiones resistentes a los fármacos.

thumbnail_img
 Aproximadamente 65 millones de personas  padece epilepsia y el  80 por ciento  de estas perosonas vive en países subdesarrollados. De ellas más de la tercera parte  son refractarias, es decir no hay medicamento ni conjunción de medicamentos que sirvan para curar el problema de sus crisis epilépticas.  Para estos casos lo único que se  conoce es el cannabis, pero como la planta figura como droga peligrosa no hay muchos países en los que pueda usarse legamente, con los estudios y controles necesarios que supone el uso medicinal de cualquier planta.   En nuestro país el tema sale a la luz   porque las madres buscan soluciones para sus hijos que convulsionan, haciéndose cargo del vacío que deja el Estado. Asumiendo los riesgos comienzan a cultivar el cannabis y  a preparar el aceite que utilizan. Paralemente, y no con menos lucha,  logran que la Administración Nacional de Medicamentos y Alimentos (ANMAT) autorice el ingreso legal a la Argentina del aceite  de Cannabis para uso medicinal personalizado,  pero todo esto se hace sin controles de calidad ni investigación. El Dr. Luis Bruno Blanch, director del LIDEB, Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos del Departamento de Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP,  explica que hay dos realidades en torno al tema,  por un lado  no hay un conocimiento profundo de los resultados de estas aplicaciones  y  las repuestas clínicas  son contradictorias, y por otra parte  no hay controles sobre el aceite que se usa. En el caso del  fabricado por las familias de los enfermos,  no se conoce el contenido ni las características, y del que se importa no hay testigos de control de calidad. Así como la calidad del vino depende de su terroir, de  la atura, del régimen de lluvia, es decir del medio donde está la viña, y esas condiciones son las que  determinan que tenga más o menos metabolitos secundarios, que son los principios activos desarrollados, del mismo modo  sucede con la planta de Cannabis, sostiene Blanch. Por eso nos vamos a encontrar con que de acuerdo al lugar y las condiciones de cultivo, la planta va a contar con más o menos metabolitos, es decir principios activos,  y por lo tanto la calidad y contenido del aceite que se fabrique con ellas será diferente. Para poder hacer un estudio serio, debemos saber qué tipo de aceite se utiliza y con qué concentración  de modo que puedan evaluarse los resultados con una referencia concreta. Es posible que muchas de las repuestas negativas se deban a la dosis, y no a que el aceite no sirva. Lo que hemos propuesto al presidente la UNLP, acompañados por el decano de esta Facultad, el Dr Carlos Naón y la Secretaria de Ciencia y Técnica Dra. María Elena Vela, es la preparación de estándares para controlar el  aceite, con un registro del aceite que da que analice la  cantidad de componentes y la  concentración,  porque lo que está  haciendo hoy es tomar la planta en un determinado estado de maduración,  se le  hace un extractivo alcohólico, se elimina el alcohol pero no se sabe que componentes tiene ni en que concentración, precisa Blanch. La propuesta de Exactas supone la creación de un equipo de salud interdisciplinario, con participación de profesionales de la Facultad de Agronomía que se ocupen de cuidado y control de la planta, de Medicina que aplique los protocolos del uso clínico y con el aporte de farmacéuticos y químicos en la producción y control de calidad del aceite, avalados por  el ANMAT y las comisiones de ética pertinentes. Para el investigador es necesario tener una política de salud que sirva a la población, con presencia del  Estado en el  control  de la producción, y  que el  aceite de cannabis sea  considerado un medicamento,  que cumpla con los requisitos del control que establece el ANMAT para cualquier fármaco, estudiando los  efectos adversos, la toxicidad y determinando la dosis de aplicación. El Dr. Blanch fue consultado por  la comisión de Salud del Congreso de la Nación, en la discusión del  proyecto de Ley presentado por la diputada Gabriela Troiano, para la investigación y producción de cannabis medicinal en las universidades nacionales.
Legales

Histórico: 250 magistrados argentinos piden no criminalizar a usuarios de drogas


thumbnail_img
Unos 250 jueces, fiscales y defensores de todo el país firmaron un documento para pedir “una política de drogas más eficaz y humanitaria”. La declaración, bajo el hashtag #a30añosdeBazterrica comenzó a circular cuando se están por cumplir los 30 años del histórico fallo conocido como “fallo Bazterrica”. Los magistrados lazaron la campaña, entre otras cosas, para pedir una ley que no criminalice a los usuarios de drogas, terminar con los tratamientos compulsivos y hasta investigar el uso terapéutico de algunas de las sustancias prohibidas. El 29 de agosto de 1986, la Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró que perseguir a los usuarios de drogas por tenencia para consumo personal era inconstitucional. Lo hizo a partir del caso del guitarrista Gustavo Bazterrica, miembro de Abuelos de la Nada. En 1981 la policía le había allanado la casa, donde encontraron 3,6 grs. de marihuana y 0,06 grs. de cocaína. Los tribunales ordinarios lo condenaron a un año de prisión en suspenso y a pagar una multa. La Corte anuló todo: sostuvo que la persecución del delito de tenencia para consumo personal violaba el artículo 19 de la Constitución, porque invade los ámbitos de libertad personal, exentos de la autoridad de los órganos estatales. A pesar del fallo, en los últimos 30 años el país siguió criminalizando a los usuarios de drogas. La reforma legislativa de 1989 ratificó que la tenencia para consumo personal es un delito. En 2009, con el fallo Arriola, la Corte volvió a declarar que perseguir a los usuarios era inconstitucional. En el congreso se presentaron unos veinte proyectos para adecuar la ley a esa perspectiva. Ninguno prosperó. A 30 años de ese histórico fallo, la Asociación Pensamiento Penal (APP) redactó el documento con el título “Declaración de Magistrados Argentinos por una Política de Drogas respetuosa de los Derechos Humanos”, al que ya adhirieron 250 jueces, fiscales y defensores de todo el país, donde piden abordajes que lleven a “una política de drogas más eficaz y humanitaria”. Recomendaciones de la Declaración La llamada “guerra contra las drogas” ha producido mayores daños a la sociedad que los que supuestamente fue llamada a reducir. Sus políticas públicas basadas en la criminalización y represión, han demostrado ser un rotundo fracaso en nuestro país y el mundo entero, sin que se haya logrado disminuir el consumo de sustancias estupefacientes ni perseguir eficazmente al crimen organizado, asegurar el derecho a la salud de las personas que usan drogas prohibidas, ni garantizar el acceso a las sustancias a quienes las precisen con fines médicos, terapéuticos o paliativos del dolor. En palabras del ex Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA-2013), José Miguel Insulza, “significa interrogarse hasta qué punto las políticas vigentes hasta ahora, bajo el paradigma de la penalización y criminalización, reducen más daños de los que precipitan”. La declaración analiza cada una de las materias pendientes en política de drogas, arribando a las siguientes conclusiones, que se proponen como recomendaciones: -Proceder al debate legislativo y aprobación de una ley que no criminalice a los usuarios de drogas prohibidas, mediante la derogación efectiva de los tipos penales que directa o indirectamente sancionen conductas relacionadas al consumo personal de estupefacientes (Ley 23.737). Debería contemplarse la derogación de figuras como la tenencia simple, la tenencia para consumo personal, el consumo ostentoso y el cultivo para consumo personal. Si se opta por establecer un sistema de umbrales (cantidades) para proceder a la despenalización, deben obedecer a una realidad de consumo y mercado, no estableciendo cantidades ínfimas que no se ajusten a la realidad y permitan la continuación de la persecución penal. La tenencia de estupefacientes que superen los umbrales, no debería ser considerada como prueba cabal de la comisión de delitos de mayor entidad (comercio, tráfico, etcétera), sin pruebas accesorias y complementarias que funden la imputación. Deben observarse experiencias internacionales, cuyas normas de despenalización, viciadas de tales defectos, han producido efectos antagónicos a los pretendidos (caso México y Brasil, por ejemplo). -Derogar las medidas compulsivas de tratamiento contenidas en la Ley 23.737, por no ajustarse a los estándares en materia de derechos humanos y abordaje de los consumos problemáticos, conforme la normativa internacional y local (Ley 26.657 y Ley 26.934). Los llamados Tribunales de Tratamientos de Drogas (TTD) implementados en algunos países y corrientemente mencionados en el debate local, son medidas impropias que hacen perdurar la amenaza de sanción penal o administrativa sobre los consumidores, a quienes se los compele a tratarse, y un dispendio de recursos administrativos y judiciales que hacen perdurar su persecución. -Reglamentar la Ley 26.934 “Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos (Plan IACOP)”, brindando los contenidos fundamentales que sustenten una política pública de abordaje de los consumos problemáticos. -Balancear el presupuesto asignado a las medidas orientadas a disminuir la demanda en el consumo de sustancias, en función de las destinadas a contrarrestar la oferta. -Establecer un sistema efectivo y constante de control institucional de los establecimientos públicos y privados que se abocan a la asistencia y tratamiento de consumos problemáticos de sustancias, velando por el respeto de los derechos humanos de los consumidores, conforme la normativa internacional y local. -Articular los medios necesarios para brindar a las personas privadas de libertad con uso problemático de drogas, la oferta de modelos comprobados de intervención en materia de atención y tratamiento sobre la base de la diversidad, contemplando los contextos en los que se presentan las adicciones, sus características y la singularidad de las personas. Desarrollar políticas de reducción de daños, brindando contenidos operativos a la política pública establecida y demandada por la Ley 26.934 (artículo 10 inciso d). -Proceder a la derogación de la llamada “Ley de Desfederalización” (Ley 26.052). -Contemplar la posibilidad de aplicar a las llamadas “mulas” la ley de trata de personas en su condición de posibles víctimas, a fin de colocarlas bajo la protección de la ley, la disminución de penas, alternativas al encarcelamiento y políticas de amnistía e indulto. En caso que se mantenga la pena de prisión, debiera contemplarse la posibilidad que las mujeres extranjeras puedan cumplir su totalidad en sus países de origen, a fin de conservar el contacto con su grupo familiar. -Establecer alternativas al encarcelamiento y disminución de mínimos legales para delitos no violentos relacionados a las drogas, como ser la venta minorista, a fin de brindar proporcionalidad y flexibilidad al sistema. -Considerar el desarrollo de políticas de regulación de sustancias actualmente prohibidas, quitándolas de las manos de las redes criminales. -Garantizar el acceso a las sustancias actualmente prohibidas, a las personas que las precisen con fines médicos, terapéuticos o paliativos del dolor. Propiciar la investigación científica sobre las potencialidades médico terapéuticas de esas sustancias. -Ubicar a los individuos en el centro de las políticas de drogas. La legislación debe respetar los principios de legalidad de la ley penal, pro homine, lesividad, ofensividad y proporcionalidad (artículo 75. 22 CN).
Medicinal

Los tratamientos con marihuana también se aplican en animales


thumbnail_img
A medida que van aumentando los casos de intoxicación por marihuana en mascotas, Colorado debate sobre la necesidad de controlar más el tema. El uso de la marihuana para fines medicinales es una opción que muchas personas consideran, sobre todo quienes sufren de dolor crónico, enfermedades como el cáncer o para calmar los síntomas de la epilepsia refractaria. Hasta ahora, habíamos escuchado de estos tratamientos alternativos en humanos, pero, ¿pueden ser aplicables en animales? En el estado de Colorado, Estados Unidos, las personas pueden usar la marihuana legalmente, pero últimamente ha surgido polémica por su toxicidad en mascotas. En un comunicado, Agencia EFE expone el tema y habla sobre el incremento registrado por los veterinarios de Colorado en los casos de intoxicación de animales que ingieren cannabis. Al haber mayor disponibilidad, perros, gatos y otros animales corren riesgo de quedar expuestos. Como cita El Mostrador, Lauren Gladu, portavoz de la Asociación de Médicos Veterinarios de Colorado, declaró sobre la situación: "Ahora que la marihuana se ofrece en forma comestible, los perros tienen más posibilidades de quedar expuestos. Las galletas de chocolate con marihuana son especialmente peligrosas, porque el chocolate también es tóxico para los perros." Pero el tema no queda ahí. La Cámara de Comercio de Cannabis en Colorado continúa impulsado la idea de que se popularice la venta de productos con marihuana para darle a las mascotas, y eso también ha abierto el debate sobre qué tan peligroso puede ser que los animales consuman esta sustancia. Las posturas son diversas, pero los veterinarios advierten que la ingesta en animales puede generar problemas tan graves como síntomas similares a los de casos de tumores cerebrales. De hecho, se discute que si la situación sigue así, se podría acusar de negligencia a los dueños de las mascotas, y considerarse la acusación por crueldad animal. Por otro lado, el portal Sensi Seeds, expone casos recopilados por The Huffington Post, en que el uso de marihuana en dosis controladas han ayudado a algunos animales a mejorar de problemas puntuales. Cuentan la historia de Laura, una mujer de Montana que le administra cannabis medicinal a su enfermo y viejo bulldog Rabito. Después de que el perro pasara 2 años sin hacer mucho más que dormir y vomitar, a la edad de 12 años está en marcha y corriendo de nuevo como un cachorro.
Cultivo

Soy juez penal y mi hija cultiva marihuana


thumbnail_img
Mi nombre es Mario Juliano, tengo 60 años y hace 18 que me desempeño como juez penal. Nunca consumí sustancias prohibidas, habitualmente conocidas bajo el rótulo de “drogas”. No lo comento como un mérito ni como un defecto. Simplemente como un dato de la realidad, para que los eventuales lectores me conozcan un poco más. Una de mis hijas mayor de edad (tengo seis hijos que van desde los 31 a los 4 años), es cultivadora y consumidora de cannabis. En otras épocas, quizá no tan remotas, esta circunstancia hubiese concitado la preocupación familiar, el temor a ver “a nuestros hijos” sumidos en el vicio, frustrando su juventud. Hubiésemos consultado a “especialistas” y, si mal no venía, la hubiésemos obligado a realizar un tratamiento (internación incluida) para encarrilar su vida. Sin embargo estoy orgulloso de mi hija y de su opción de vida, y tengo la certeza que difícilmente se verá involucrada en situaciones riesgosas relacionadas con las drogas. Ella me relacionó con otras chicas y chicos que también cultivan y consumen marihuana. Deportistas, artistas, comerciantes, empleados, padres y madres de familia, hijos, tíos, sobrinos. Personas que se levantan todos los días temprano para ir a trabajar y procurarse el sustento. Muchas de ellas que se comprometen con el dolor ajeno y comparten su cannabis para ser utilizado con fines medicinales. Y también me enseñó que detrás de esta opción de vida existe una profunda lucha por afianzar los beneficios de la libertad, como manda el Preámbulo de la Constitución. Sin ser consumidor y sin que esa posibilidad se encuentre dentro de mis planes, me he convertido en un militante más por la despenalización del consumo, por la progresiva legalización de las sustancias, por la regulación de los mercados como estrategia de contrarrestar las redes mafiosas del narcotráfico y para sacar de la cárcel a las personas que se encuentran indebidamente privadas de la libertad por estas razones. Soy cultivadora y mi papá es juez penal Por Luz Juliano Tengo 31 años, soy mamá de un nene, abogada y activista cannabica. Empecé a fumar marihuana hace 10 años, con mis amigas y amigos por diversión. Desde el comienzo me interesé por el cultivo de la planta y poco a poco fui aprendiendo y mejorando. Fumo porque me gusta y me hace sentir bien, porque me identifico con la cultura cannábica. Soy usuaria recreativa y también medicinal. Tengo la suerte de que mi familia siempre está conmigo, me acompaña en todo. Me siento orgullosa de mi familia, que respeta mi opción de vida y saben que tener plantas o fumar cannabis no es algo malo, no me va a hacer mal ni llevar por mal camino. Mi papá es juez penal, y yo estudié derecho siguiendo su ejemplo y siempre siguiendo sus enseñanzas. Me siento muy orgullosa de su apoyo a la causa del cannabis. Cuando le conté que estábamos armando una asociación de Cannabicultores, me dijo: “está muy bien, sigan adelante! Lo peor que pueden hacer es quedarse quietos”, luchamos por nuestros derechos y hoy tenemos la personería jurídica y somos entidad de bien público. Los cultivadores estamos luchando por el Autocultivo para consumo personal y medicinal. La cultura cannábica sólo me dio cosas buenas, aprender a cultivar te enseña a tener paciencia y saber esperar. A fijarte en los detalles, prestar atención y respetar la naturaleza. Cultivo mis plantas porque no quiero recurrir a un transa que me va a vender un producto de mala calidad. El hecho de que tener plantas sea ilegal te obliga a convivir con ciertas dificultades y temores. Pero se que no estoy haciendo nada malo, no perjudicó a nadie. ¿Porque tengo que seguir una ley sin sentido?
Legales

Diputados argentinos llegan a Chile por debate sobre marihuana


Escucharán debate sobre el uso medicinal de la marihuana.

thumbnail_img
Con el fin de conocer  sobre el debate que realiza la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados es que un total de nueve diputados argentinos viajó a Chile, gestión facilitada por Fundación Daya. En conferencia de prensa, los parlamentarios, de diversas bancadas políticas, fueron encabezados por Carolina Gaillard, Presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de Argentina, actividad en la que también estuvo la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, además de la Presidenta de MamáCultiva, Paulina Bobadilla y la Presidenta de MamáCultiva Argentina, Valeria Salech. “Celebramos este tipo de encuentros y esperamos que sigan existiendo, y así seguir juntos el camino en pro de una mejor salud para todos”, comentó la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri. “Compartimos la mirada de los parlamentarios, el debate por el uso medicinal de cannabis es una oleada regional y creemos sinceramente que abrazándonos y trabajando en conjunto, podemos lograr una mejora en la calidad de vida de las personas”, agregó la representante. Por su parte, la Diputada Gaillard agradeció a Fundación Daya y MamáCultiva porque “gracias a estas organizaciones, pudimos coordinar agenda para conocer cómo se implementa y cómo funciona el uso medicinal de cannabis en Chile”. La parlamentaria argentina indicó que “entendemos que hay una necesidad concreta de miles de madres y pacientes que no han tenido mejoría con tratamientos convencionales, y conocer la experiencia chilena, impulsada por Fundación Daya y MamáCultiva, nos permite entender cómo encarar el proyecto de ley que tenemos en Argentina”. Gaillard recalcó el hecho que los nueve diputados que viajaron a Chile son de distintos bloques políticos, y esto se debe a que “lo central es poder garantizar a todos el acceso a la salud, que es un derecho fundamental”. Quien también se refirió a la visita fue la Diputada Nilda Garré, quien indicó que “los chilenos tienen mucho que contarnos, mucho que decirnos y enseñarnos, y agradecemos su buena voluntad para apoyarnos en nuestro trabajo legislativo, donde queremos dar una solución lo más rápido posible a las personas que tienen alivio con el uso medicinal de cannabis”. La agenda de trabajo de los parlamentarios partió el lunes 26 de septiembre cuando asistieron a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputado de Chile, en medio del debate que se realiza por la modificación a la ley 20.000 de drogas. Luego de la conferencia de prensa, los diputados sostuvieron reunión con pacientes de Fundación Daya, además de médicos de la organización, para luego dar paso a una reunión con expertos en políticas de drogas. “Con esta visita a Chile y Fundación Daya nos llevamos mucha riqueza para la toma de decisiones en Argentina, y entendemos que regular el uso medicinal de cannabis es un tema urgente, por lo que trabajaremos todos juntos para lograr lo mejor para las personas”, esgrimió el Diputado Sergio Wisky. La Presidenta de MamáCultiva Argentina, Valeria Salech, calificó esta reunión como “histórica”, ya que “es un avance muy importante que, frente a tanta división ideológica en Argentina, se unan diversos bloques políticos frente a esta causa”. Finalmente, quien también quiso referirse al encuentro fue la Diputada Diana Conti, quien comentó que “nos gustaría tener una ley parecida a la de Chile, donde la tenencia de cannabis no es delito, y es importante que todos entiendan que la puerta de ingreso a las drogas duras no es el cannabis, sino el contacto con el narcotraficante”. En la visita de los parlamentarios argentinos, Ana María Gazmuri hizo entrega oficial de una carpeta con un compendio de evidencia científica sobre uso medicinal de cannabis, documentación preparada por Fundación Daya. Cabe destacar que los otros diputados argentinos presentes fueron el Presidente de la Comisión de Seguridad Interior, Luis Petri; las Diputadas Gabriela Troiano y Blanca Rossi y los Diputados Jorge Franco y Andrés Guzmán. Daya también ha estado presente con su experiencia en la discusión parlamentaria en la Asamblea Nacional de Ecuador.
Legales

Otro avance en Diputados para despenalizar uso de cannabis medicinal


thumbnail_img
En una reunión informativa de las comisiones de Seguridad Interior, Acción Social y Salud Pública y Legislación Penal, los diputados acordaron emitir dictamen la próxima semana para definir un régimen de cannabis para uso medicinal y despenalización de su suministro con fines terapéuticos, informa a agencia DyN. El plenario tuvo momentos de tensión cuando los representantes del oficialismo trataron de establecer que sea el gobierno quien reparta el aceite de cannabis, mientras que la kirchnerista Diana Conti se expresó a favor de autorizar los monocultivos. Siete proyectos fueron presentados para legislar sobre la despenalización del uso medicinal del cannabis, un tema no había sido tratado ni en comisión por el parlamento pese al reclamo de organizaciones de familiares de pacientes y profesionales. El debate tuvo un inicio polémico porque desde la oposición reclamaron que la cabecera del proyecto fuera la comisión deSalud, que preside la kirchnerista Carolina Gaillard, pero el oficialismo mantuvo el control a manos de la de Seguridad, que encabeza Petri. "Es parte de una visión por la que se criminaliza a los pibes", cuestionó Conti, mientras que Gaillard dijo que "estamos discutiendo un tema de salud, no un tema de drogas y adicciones". "Estamos cumpliendo con un compromiso, no hay voluntad de dilatar el tema", garantizó el cobista Luis Petri (UCR), presidente de la comisión de Seguridad Interior, quien fustigó a los sectores kirchneristas que promueven la propuesta al apuntar que "desde 2003 que estaba presentado" el tema a través de distintas iniciativas. Por su parte, la socialista Gabriela Troiano alertó que "hay grupos que quieren desviar el tema como medicamento que está contemplado dentro de la legislación actual" y, en este contexto, reclamo "celeridad en el tratamiento de este tema". "Es necesario dar el debate del uso medicinal del cannabisdestrabando las cuestiones legales que impiden a nuestros laboratorios nacionales poder encabezar la producción del acceso al medicamento para sectores más vulnerables", agregó. El debate incluyó la participación de familiares de pacientes que reclaman la legalización del cannabis medicinal y, en este contexto, conmovió el testimonio de María Laura Alassi, madre de una nena que tiene epilepsia refractaria que consiguió la autorización del ANMAT para importar aceite de cannabis. "Basta de empujar a las familias a la manos de estafadores y narcotraficantes", exigió Alassi, quien aclaró ante la mirada de los legisladores que "no vengo a generar lastima, vengo a pedir que trabajen por nuestros hijos, por nuestros enfermos, no me voy a ir sin una respuesta positiva". Previamente, el médico psiquiatra Andrew Blake, director Nacional de Salud Mental y Adicciones, propuso avanzar en un ensayo clínico con laboratorios nacionales sobre el uso del cannabis. Silvia Kochen, médica e investigadora del CONICET, confirmó que en Argentina ya se comenzaron a hacer ensayos con pacientes epilépticos y los primeros resultados determinaron que "en alrededor del 40 por ciento" de ellos se redujo "en más del 50 por ciento de los efectos de crisis". Marcelo Morante, médico y profesor adjunto de la cátedra de Medicina Interna de la Universidad Nacional de La Plata, reclamó a los diputados comprometerse a dar un marco regulatorio para que esto sea sincero". Por su parte, el juez federal de Lomas de Zamora Pedro Pianta apuntó que "el autocultivo no es algo ilegal" y pidió "quedarse tranquilos porque están amparados por la Constitución nacional". El debate continuará el martes al mediodía cuando el plenario de comisiones vuelva a reunirse para emitir dictamen.
Industrial

El mapa que muestra cómo Argentina persigue el (auto)cultivo de marihuana


thumbnail_img
En los últimos meses, el ministerio de Seguridad publicó las estadísticas criminales de los años 2014 y 2015. En una de las categorías aparece la cantidad de plantas secuestradas en el país. Solo las fuerzas provinciales secuestraron un total de 17.207 en dos años. Si a eso se le suman lo que secuestraron las fuerzas federales, da un total de 25.211. Cosecha Roja quiso saber a cuantos operativos corresponden esos números: no es lo mismo secuestrar cien plantas en diez operativos que mil en un solo lugar. Desde el Ministerio de Seguridad no quisieron dar esa información, a pesar de haber sido solicitada en varias ocasiones. El relevamiento de los casos en los medios de comunicación confirma la sospecha: la mayoría de los secuestros de plantas se hacen contra usuarios de cannabis, no contra vendedores. A partir de la información obtenida en el sitio del ministerio, armamos el mapa de secuestros de plantas durante 2015. Algunas provincias aparecen en cero: puede ser o bien porque no informaron de los operativos, o bien porque no los hubo. Se cultiva marihuana en todo el país. En terrazas, balcones, patios, a veces en baldios y hasta en placards.  Luz Juliano es hija de un juez penal y planta marihuana en Necochea. Hace unas semanas contó en Cosecha Roja por qué eligió la cultura cannábica: “Cultivo mis plantas porque no quiero recurrir a un transa que me va a vender un producto de mala calidad. El hecho de que tener plantas sea ilegal te obliga a convivir con ciertas dificultades y temores. Pero se que no estoy haciendo nada malo, no perjudicó a nadie. ¿Porque tengo que seguir una ley sin sentido?”. Algunos jóvenes bonaerense plantan para escapar a las drogas más fuertes. Es parte de una estrategia de reducción de daños. Esteban empezó a militar, dejó de tomar cocaína y jalar pegamento. Ahora sólo consume porro que cultiva. A Martín le dijeron: “las pastillas te queman la cabeza”. Ahora su mamá le cuida las plantas de marihuana cuando él no está en la casa. Horacio tiene 61 plantas en su casa de Salta. La semana pasada, después de una investigación judicial, lo sobreseyeron: a pesar de que la cantidad supera la de consumo personal, no encontraron indicios de comercio. “Voy a seguir cultivando. Estoy en mi derecho. Sé que hay mucha gente a la que la Cannabis le hace bien. Fomento el autocultivo entre mis conocidos y trabajo en conjunto con asociacioness de madres que tratar a sus hijos con marihuana medicinal”, dijo después del fallo. Las historias cómo esas se repiten en la mayoría de las provincias. Si cruzamos los datos disponibles de 2014 y 2015 con la cantidad de población de cada una de ellas, Mendoza, Tierra del Fuego, Catamarca y La Rioja son las la que tienen mayor índice de secuestros de plantas por habitantes: Secuestro de plantas cada mil habitantes: Mendoza 1,66 Tierra del Fuego 1,57 Catamarca 1,12 La Pampa 1,08 Entre Ríos 0,6 Salta 0,55 Santa Fe 0,54 Neuquén 0,49 Córdoba 0,47 Misiones 0,47 San Juan 0,46 Buenos Aires 0,42 Chubut 0,29 San Luis 0,29 Río Negro 0,26 La Rioja 0,17 Jujuy 0,14 Tucumán 0,14 Formosa 0,09 Santiago Del Estero 0,07 Chaco 0,02 Santa Cruz 0,02 Ciudad de Buenos Aires 0,01 Corrientes 0,01  
Legales

Los diputados y el autocultivo


thumbnail_img
En un plenario, las comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal plasmarían los consensos alcanzados el jueves pasado. Hasta ayer, el oficialismo cuestionaba la despenalización del cultivo para uso terapéutico. Hoy se define en Diputados la elaboración del dictamen sobre el uso terapéutico de la marihuana, luego del acuerdo alcanzado por las Comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal en el plenario del jueves pasado. Fuentes de los distintos bloques, de espacialistas y de promotores del autocultivo de cannabis señalaron a este diario que, aunque en términos generales hay consenso sobre el empleo medicinal, no están cerrados los acuerdos en torno a la despenalización del autocultivo para el uso medicinal. El nuevo plenario fue convocado por la Comisión de Seguridad Interior –que encabezará el encuentro, al igual que el jueves pasado– para las 18.30 de hoy. A excepción de Cambiemos, en todos los bloques hay acuerdo en que la despenalización para uso medicinal no es una cuestión de seguridad pública, sino de salud. “Entendemos que la política no puede jugar con la salud de la gente”, dijo a Página/12 la diputada Carolina Gaillard (FpV-Entre Ríos). “Es muy importante que haya un dictamen que contemple a las madres y a los pacientes”, añadió. En las más de cuatro horas y media que duró la reunión consultiva del último jueves, disertaron madres de niños con enfermedades que requieren aceite de cannabis, militantes de organizaciones que defienden y promueven la legalidad del autocultivo como Mamá Cultiva y Cameda (Cannabis Medicinal Argentina), y especialistas. Durante las exposiciones, quedó demostrado el apoyo que distintos sectores sociales e investigadores dan a la legalización del uso con fines terapéuticos de la marihuana, y la urgencia de los pacientes en conseguir el cambio de regulación, que hasta el momento rige bajo la Ley de Drogas, por la cual los enfermos pueden ir presos si recurren a este tipo de medicamentos. Entre las enfermedades que precisan el tratamiento con aceite de cannabis, se encuentran la epilepsia, la epilepsia reactiva, el VIH, el cáncer, el Parkinson y la esclerosis múltiple. Si bien en el plenario se logró el consenso general para sacar el dictamen, quedó en suspenso en qué consistirá específicamente, y qué postura asumirá el oficialismo. Los puntos claves en la propuesta de la Comisión de Salud son la autorización para la investigación (a cargo de Conicet y de universidades públicas), la producción (a cargo de laboratorios nacionales y universidades públicas), y el autocultivo (en manos de los interesados, a partir de un registro expedido por el Ministerio de Salud). La cuestión del autocultivo es la que genera más fricciones con el oficialismo, que teme no poder controlar el cultivo doméstico. La diputada Gaillard explicó a este diario que en la propuesta de la Comisión de Salud “el autocultivo sólo se permite con una autorización y un registro del Ministerio de Salud, luego de evaluar la situación del paciente”, y que no contemplarlo en el dictamen significaría “dejar afuera una de las principales demandas de los familiares de enfermos y de las organizaciones”. “Hay muchos países, como Canadá, que llevan un control eficiente. Es fundamental que exista el registro, y mañana legislemos para que haya un marco regulatorio”, agregó la diputada. Por su parte, el presidente de la comisión de Seguridad Interior, Luis Petri (Cambiemos), afirmó que el dictamen que propiciará el oficialismo contempla que “el Estado realice las investigaciones y proporcione el aceite para tratar determinadas enfermedades”. Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno “ve con buenos ojos” el uso medicinal de cannabis, pero que “tiene que ser algo muy regulado”. Garavano advirtió que la reforma a la Ley de Drogas debe realizarse “siempre teniendo cuidado con lo que es la producción”, y añadió que para los tratamientos “se podrían usar las drogas incautadas”. En tanto, el ministro señaló que en cuanto a la despenalización de la tenencia para el consumo personal de marihuana y otras drogas “recién el año que viene se dará espacio para discutir” esa posibilidad, “junto con el Código Penal”. “El primer paso es fortalecer el rol del Estado, trabajar fuertemente sobre las adicciones y todo lo que tiene que ver con el sistema social de acompañamiento”, dijo. Garavano añadió que al respecto “es muy importante la opinión de los curas villeros”, quienes “han trabajado mucho en la cuestión”.
Legales

Cannabis medicinal: Cambiemos aún no pudo imponer su dictamen, que prohíbe el autocultivo


thumbnail_img
Tras el debate en comisión, el proyecto del oficialismo, que impulsa Bullrich, y el del FPV estaban empatados en firmas. Dudas en el Frente Renovador. Se define el miércoles a la mañana. El debate sobre el uso de cannabis con fines medicinales quedó congelado este martes en el plenario de las comisiones de Seguridad Interior, Salud y Legislación Penal de la Cámara de Diputados y se terminará de definir el miércoles por la mañana, cuando culmine la recolección de firmas y se revele cuál de los dictámenes obtuvo el apoyo mayoritario de legisladores. Hasta el martes a última hora, el proyecto de Cambiemos y el del Frente para la Victoria estaban empatados, mientras que el Frente Renovador mantenía su propio dictamen. Tal como quedó cristalizado en el debate que tuvo lugar la semana pasada, el eje de la discusión está puesto en la autorización para el autocultivo de cannabis con fines medicinales, que piden las organizaciones, especialistas, madres y chicos que padecen distintas enfermedades, que tratan con cannabis y sus derivados. Mientras el oficialismo plantea que garantizará la provisión gratuita por parte del Estado del aceite de cannabis a aquellos pacientes "que presenten las patologías contempladas" por la ley "y cuenten con la indicación médica pertinente", el Frente para a Victoria pretende autorizar el autocultivo de marihuana cuando sea para uso medicinal. En tanto, el Frente Renovador planteó el martes, a instancias de Felipe Solá, una solución intermedia: permitir el autocultivo de manera transitoria, a quienes en los hechos ya lo están practicando, hasta tanto el Estado esté en condiciones de saciar las demandas de los pacientes. Además de la provisión gratuita, Cambiemos propone firmar convenios con universidades nacionales para investigar "los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana", estudiar sus efectos en pacientes y, eventualmente, producir los derivados de la planta - como el aceite - que transitoriamente se importarían de países productores, como Israel, Canadá y Chile. "Estamos generando la respuesta posible a todas las personas que necesitan esto y que durante años fueron dejadas de lado", dijo el presidente de la comisión de Seguridad, Luis Petri, que remarcó el "compromiso público" del oficialismo con la problemática. Antes, el diputado macrista Sergio Wisky había explicado el límite al autocultivo, impuesto por el oficialismo a instancias de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. "Los medicamentos tienen que tener una calidad adecuada y es calidad la tiene que garantizar el Estado", explicó Wisky, quien acató la decisión del interbloque pese a que fue, junto con otros diputados, como Marcelo Weschler,quien intentó hasta último momento mover la voluntad de Cambiemos para abrir el permiso al monocultivo. "Esto es lo mejor que se pudo negociar", se lamentó ante sus colaboradores, aunque celebró que, al menos, la ley pueda contribuir a garantizar el medicamento que necesitan las familias. En el Frente para la Victoria también hubo negociaciones. Mientras durante la comisión se presentaron dos proyectos - uno de Diana Conti, secretaria de la comisión de Legislación Penal, y otro de Carolina Gaillard, presidenta de la Comisión de Salud - hacia el final de la reunión, el bloque logró encolumnarse detrás del texto de la entrerriana, con el agregado de la iniciativa de Conti, que modifica el artículo 15 de la ley de estupefacientes y establece que no será "considerada como tenencia o consumo de estupefacientes la tenencia y el consumo de plantas cannabis en su estado natural o cualquiera de sus derivados, destinados a la práctica medicinal y/o cuidados paliativos". El proyecto también tuvo el acompañamiento de Frente de Izquierda, el socialismo y Libres del Sur y logró 25 firmas. Por último, el Frente Renovador, a través de Solá, planteó en la reunión que "hasta que el Estado no esté en condiciones" de suministrar a los pacientes el cannabis para uso medicinal "el uso privado de los productos quede afuera de la penalización". El resto de los diputados del bloque evitó expresar su posición sobre el proyecto, que divide al massismo.  La propuesta de último momento de Solá sorprendió a Cambiemos, cuyos diputados pensaban que juntarían las firmas para sacar el dictamen de mayoría, algo que se vio frustrado sobre el final de la reunión, cuando las autoridades del bloque contaban casi la misma cantidad de apoyos que tenía el dictamen del Frente para la Victoria. La discusión terminará de saldarse el miércoles a las 10, cuando cierre el plazo para recibir las firmas.
Legales

Detienen a un policía que vendía drogas: hacía delivery con el patrullero


thumbnail_img
Lo arrestaron sus compañeros. También cayó su esposa. Ahora buscan a otro agente, que sería su cómplice. A Jerónimo Menéndez (37) le venían muy bien el uniforme, la chapa, el patrullero y el estatus. Lo supo desde el momento en el que vio el aviso de inscripción para la flamante Policía Local de Avellaneda. Sinantecedentes penales, sobresalió en la academia de formación por su inteligencia y, en marzo del año pasado, fue parte de la primera camada que salió a patrullar la ciudad. Para hacer lo que verdaderamente quería -vender drogas- la pantalla policial le servía mucho más que manejar el remís que tenía hasta entonces, así que cambió de rubro. Pero el negocio dejó de ser “redondo” bastante pronto. Después de varios meses de investigación, sus propios compañeros lo detuvieron en la noche del jueves cuando le ponía nafta a su patrullero en una YPF de Avellaneda. Se lo acusa de comercializar cocaína de máxima pureza dentro y fuera del horario de servicio. Con él cayeron Marcela (44), su esposa, que también vendería desde la casa que ambos compartían en Sarandí; y “Neno”, un hombre de 35 años que trabajaba como delivery en una pizzería pegada al estadio de Independiente, algo así como el socio del policía. Además,hay otro agente local prófugo. Se trataría de Brian Martín, cuya casa también se allanó el jueves. Allí encontraron armas de gran calibre con numeración limada, balas, chalecos antibala y hasta estrellas ninja, según altas fuentes del caso. Menéndez habría montado su propia mafia. Ademas de vender drogas, está sospechado de comercializar armas (con Martín), de liberar zonas, extorsionar a motociclistas sin casco, “proteger” comercios sin habilitación y a vendedores menores de droga a cambio de dinero, pedir parte de la recaudación a “trapitos” y prestarles plata a sus compañeros bajo tasas usurarias y amenazas. Se lo investiga desde el 31 de mayo de este año, cuando la Municipalidad de Avellaneda lo denunció ante la UFI 2, a cargo de Mario Prieto. Fue después de que varios agentes de la Policía Local revelaran ante los funcionarios del área de Seguridad comunal parte de la operatoria que habría diseñado este hombre para delinquir. Durante tres meses los investigadores intervinieron el teléfono de Jerónimo Menéndez y vigilaron sus movimientos. Así observaron que cada 48 o 72 horas le habría comprado entre 5 mil y 7 mil pesos de cocaína y marihuana-sobre todo la primera-a una mujer de origen peruano, a la que le decía “La Tía”. Generalmente se encontraban en la puerta del Coto de Sarandí. A veces el que iba a buscarla era “Neno”, quien también tenía trato con los clientes, como queda claro en esta escucha entre ambos en relación a un comprador: -Menéndez: Pensé que a “Chicha” le iba a vender ayer y me cagaste el cliente... -“Neno”: “Chicha” me vio, se me tiró encima (...) vino a mi casa, habló con mi abuela, ni chau me dijo. -M: Sí, tardé en contestarle el WhatsApp y cuando le contesto me dice: “No, ya lo vi al ‘Neno’”. Fuah, la concha de tu hermana, ¿no sabés si tenías ganas de tomar? “Nos preocupó que ganó la calle para el delito. Usaba todo el tiempo de trabajo para hacer sus negocios. E hizo mucha plata”, comentó a Clarín el intendente de Avellaneda,Jorge Ferraresi, y agregó: “Vamos a seguir la denuncia y haremos las que sean necesarias para no permitir situaciones peligrosas como éstas”. El policía recibía los pedidos en su celular y si podía se acercaba a hacer las entregas con el patrullero. Si no, mandaba a los clientes a su casa de Sarandí (ubicada a 200 metros del Polo Judicial de Avellaneda, donde ayer declaró ante el fiscal), a tratar con Marcela. El jueves por la noche, en el allanamiento, los investigadores habrían hallado en ese domicilio lo que aún no había vendido y lo recaudado desde la última compra, hecha el lunes a “La Tía”: cerca de 60 gramos de cocaína y 45 mil pesos. En la casa no sólo estaba la esposa de Menéndez. También sorprendieron a otro policía local, quien ayer declaró como testigo ante Prieto: confesó que le compraba la cocaína a su compañero.  
Medicinal

Los jugadores de Unión se sumaron al pedido de la familia de los gemelos de San Carlos


Con una pancarta, el plantel Rojiblanco apoyó a los papás de Santi y Nacho por el uso del aceite de cannabis para sus hijos que padecen epilepsia refractaria.

thumbnail_img
MInutos antes del encuentro de Unión y Sarmiento de Junín en el 15 de abril, ayer el plantel del Tate posó ante las cámaras con un cartel en apoyo al pedido que una madre sancarlina le hizo a Mauricio Macri, por el uso de aceite de cannabis para sus hijos que padecen epilepsia refractaria. Melisa Pighin, mamá de los gemelos Ignacio y Santiago de un año y medio, envió la semana pasada una carta al presidente con este pedido. La noticia fue publicada por UNO Santa Fe junto a una foto de la familia sancarlina con las camisetas de Unión, club del cual son hinchas. Fue la Vicepresidenta Gabriela Michetti quien se comunicó telefónicamente con la mamá tras recibir el pedido en Presidencia, pero le explicó que el primero debe ingresar a Diputados para luego seguir camino a Senadores. En abril pasado comenzaron a ser tratados con un aceite casero de cannabi y según relata Melisa Pighin los resultados fueron satisfactorios, al punto que sus convulsiones no sólo eran menores, sino que incluso duraban menos tiempo.  
Industrial

23 diputados acompañan el uso de cannabis medicinal en Neuquén


La iniciativa pretende la regularización de productos medicinales derivados de la Marihuana.

thumbnail_img
Neuquén- Un proyecto de ley para incorporar los tratamientos en base a medicamentos con extractos de cannabis al sistema público de salud fue presentado en la Legislatura, con un amplio consenso. La agrupación Cannabicultores del Alto Valle recibe por día alrededor de 70 consultas de personas que buscan este tipo de medicina para pacientes con epilepsia, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple o que necesitan cuidados paliativos. “Con este proyecto vamos a dar un primer paso: se va a poder acceder mediante la importación. Estamos esperando que el Congreso avance para tener otras vías como la producción por parte del Estado y la posibilidad de las familias de poder autocultivar”, explicó el diputado Santiago Nogueira del bloque Libres del Sur. La iniciativa fue acompañada por 23 diputados, incluidos cuatro del MPN: Pablo Bongiovani, Carlos Koopman, Luis Sapag y Claudio Domínguez. El único bloque que no aportó firmas para el proyecto fue el PRO.
Legales

La Iglesia apoya el uso medicinal del aceite de cannabis


thumbnail_img
En un documento, manifestó su apoyo y afirmó que "es imprescindible escuchar la situación dramática de niños y jóvenes que padecen epilepsia refractaria y que encuentran en un derivado del cannabis el paliativo a sus dolencias".  "Entendemos que es imprescindible que quienes padecen esa enfermedad puedan tener su medicina y que corresponde al Estado proveerla gratuitamente", afirmó el equipo de trabajo en adicciones de la Pastoral Social, encabezado por el padre "Pepe" Di Paola, que mantuvo desde ayer un encuentro del que participaron delegados de todas las diócesis del país y que concluyó este mediodía con una conferencia de prensa en la que se leyó el documento conjunto que reclama la "emergencia nacional en adicciones". El documento señala que el reclamo de los familiares "no debe entremezclarse" con "políticas que hacen daño". "Lo que no queremos es que el reclamo justo de los familiares se entremezcle con políticas que hacen daño a otros. En definitiva, no estamos de acuerdo con las políticas liberales que reclaman el derecho de cultivar, tener o consumir drogas, porque entendemos que no todas las personas están en la misma situación y vemos que a los pibes que no tienen o tienen pocas oportunidades en la vida, estas acciones les pueden costar carísimas", enfatizaron. "Invitamos a todos a ponernos la Patria al hombro como nos pide el papa Francisco. Que la Virgen de Luján, patrona de nuestra Patria, nos enseñe el camino del compromiso y nos revele las fibras de solidaridad que son la identidad de nuestro pueblo argentino", concluyeron.
Medicinal

"Madres de la marihuana": cultivan para curar a sus hijos y por amor desafían la ley


Son más de cien y muchas de ellas ni siquiera fumaron jamás un cigarrillo. Pero, aunque es ilegal, producen el aceite de cannabis con el que tratan las enfermedades de sus chicos.

thumbnail_img
La vida para Roxana Peressut, su marido Elio y sus dos hijos se había vuelto tan desesperante que llegaron a pensar en matarse. Fue cuando los médicos les dijeron que ya no había medicamento que ayudara a Marco (14 años) con su autismo, mientras su otro niño, Luca (13), sufría una epilepsia tan difícil de controlar que lo mandaba cinco veces por mes al hospital. "Pensamos en serio en suicidarnos. No tenía sentido la vida. Estábamos alejados de la realidad", cuenta Roxana, de una época -hace seis años- donde la angustia había tomado todo. Pero prevaleció la pulsión de vida. Y la familia Peressut buscó hasta encontrar. Se informó sobre cannabis y en 2014 se animó a probar cuando una amiga le dio cogollos de marihuana con una sugerencia: hacer manteca para Marco. Su hijo mayor era un torbellino de violencia centrífuga. Su tormenta interior lo llevaba a golpearse la cabeza contra la pared, a revolear cosas. Un día de berrinche llegó a sacarle tres dientes a su madre de un rodillazo en el maxilar. Tanto padeció por amor Roxana que no olvidará jamás el momento en que untó la manteca sobre una galletita de agua y se la dio. Media hora más tarde lo encontró mirando cómo giraba el lavarropas mientras comía un pan con mermelada. Hasta ese día nunca, en doce años, madre e hijo habían sostenido un diálogo. Roxana le preguntó si estaba bien. Y él respondió: "Sí, mamá, gracias". Desde ese momento en su casa crecen plantas de cannabis hembras cuyos cogollos ella transforma -con un método sencillo-en aceites para ensaladas o mantecas o licuados hiperconcentrados. Según la ciencia, lo que ayuda en enfermedades como autismo, epilepsia, cáncer, esclerosis son los componentes químicos (THC o CBD) de la flor (marihuana) y la relación que tienen éstas con unos receptores en el cerebro llamados endocannabinoides. Frente a escenarios como el de Roxana, cada vez más familias se convencen de que existe una relación natural entre el cuerpo humano y la planta. Eso aprenden las madres, antes de comenzar a cultivar cannabis en sus casas, algo que hoy es ilegal en la Argentina. El temor a ir presas les resulta insignificante al lado de la nueva chance de vida. A Peressut le fue bien con el autismo de Marco y también con la epilepsia y la dificultad cognitiva de Luca, quien ocho meses después de la experiencia de su hermano comenzó a usar cannabis. Sesenta días más tarde dejó de sufrir convulsiones: "Ahora nos mira a los ojos, entiende los chistes, interactúa". Son muchas las familias destrozadas cuyas vidas dan un giro desde que empiezan a cultivar. "No es sólo que mejora la salud de ellos. Todo el entorno se recompone", reflexiona Valeria Salech, fundadora de la organización Mamá Cultiva, que nuclea a 50 familias con diversos dramas. El objetivo de la organización es enseñar a cultivar de manera solidaria y fabricar la medicina de sus hijos. En muchos casos porque no tienen dinero para importar el aceite (actualmente permitido sólo para casos de epilepsia) y en otros porque no cualquier aceite les da resultado. Ellas, acompañadas por cultivadores expertos,saben qué tipo de semilla ayuda a cada enfermedad. Pero tener cannabis es ilegal. La ley de drogas castiga a quien siembre o cultive plantas con entre cuatro y 15 años de prisión. Posiblemente esta semana, Diputados debata la legalización del uso medicinal de la marihuana. Pero el proyecto que obtuvo dictamen -de Cambiemos- no contempla permitir el autocultivo. "Les falta abrir los ojos", dice Salech. Sus palabras durante la última audiencia pública en la Cámara baja fueron terminantes. "Si alguien entra a mi casa a robar o me viola no puedo denunciar porque tengo 30 plantas. Igual les digo algo. Las voy a seguir teniendo", les dijo a los legisladores. "No tengo miedo que me allanen pero sí de ver a mis hijos mal. Prefiero ir presa, pero que no les quiten su medicina", se endurece a tono Roxana. Valeria es mamá de Ariadna (13) y de Emiliano (10), quien llegó a sufrir hasta 200 convulsiones por día. Tomaba un cocktail de medicamentos que, con el fin de parar su epilepsia, le provocó un retraso cognitivo y un autismo violento. "Lo doparon demasiado", cuenta su mamá. Salech empezó a investigar las propiedades medicinales del cannabis . El aceite transformó la vida de Emiliano. "El primer cambio fue su risa. Se puso a mirar La Pantera Rosa y se reía. Y su conexión con nosotros, nos empezó a mirar a los ojos,me trae su vaso si tiene sed", se emociona Valeria. Antes de la marihuana, Emiliano era violento.No controlaba su motricidad fina. "De pronto puede acariciarnos. Tenemos una vida agobiante, estresante, y el aceite nos da calidad. Voy a defender hasta el día que me muera a la planta", avisa Salech, que sólo alguna vez fumó marihuana. Roxana aclara que nunca tuvo prejuicios pero jamás fumó: "Algunos dicen que el cannabis le quita el sentido a la vida, aleja de la realidad y acerca a otras drogas. ¡Pero así era como estaba mi familia antes de darle cannabis a mis hijos! Es una planta terapéutica, aun si la usás de forma recreativa. El tema es que hay casos donde una convulsión más y el chico muere. Y en eso los políticos, que muchos fuman, no pueden mirar para otro lado. La necesidad es urgente".                        
Legales

Marcelo Morante: “Hay que ir ahora por el autocultivo”


Es médico, investigador y profesor en la Universidad Nacional de La Plata y uno de los propulsores del uso del cannabis medicinal.

thumbnail_img
"Esto era impensado en 2014”, dice  Marcelo Morante desde Colombia, donde participa de un congreso internacional sobre cannabis medicinal. Morante es docente en la Universidad Nacional de La Plata, donde dirige un departamento de investigación sobre el tema, y uno de los impulsores del uso terapéutico de esta sustancia. Llegó a la marihuana buscando un alivio para el dolor que le provocaban las convulsiones refractarias a su hermana. La legalización del cannabis medicinal obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y ahora deberá ser tratada en el Senado.   --¿Qué balance hace del tratamiento legislativo? --Es positivo. Empezamos a hablar de la sustancia en el ámbito medicinal, de sus capacidades terapéuticas. Algunos de los niños que padecen epilepsia refractaria tienen resuelto su tratamiento. Otros no. El aceite que va a ingresar por la ley aprobada no sirve para todos, hay que tener alternativas. Se va a poder investigar más, los médicos que hablamos del tema vamos a dejar de ser criminalizados. Salimos de la ilegalidad.  --¿Qué opina sobre la exclusión de los autocultivadores? --Si bien es un avance, es un proyecto que se queda corto. Se deja afuera el autocultivo y no va a poder cumplirse con la demanda.  --¿Por qué? --El 90 por ciento de las prescripciones tienen que ver con el dolor y el cáncer, no con la epilepsia refractaria. El Estado no va a poder responder ante la demanda. Espero que esta ley sea una transición para que el año que viene se discuta la regulación del autocultivo. --¿Cómo se debería regular? --En el mundo ya ni se discute esto. Estamos corriendo de atrás. En Chile, Colombia y México (y ni hablar de los países desarrollados) no se discute el autocultivo. Hay que crear un registro, con la cantidad de plantas necesarias para producir, y controlar la producción. Es más, el Estado debería producir el aceite. Se puede.   --También es cierto que los que ya cultivan no dejarán de cultivar. --Por eso mismo. Regulamos para permanecer en la ilegalidad. La verdad no tiene mucho sentido, pero insisto en que se tendrá que discutir sobre la necesidad del autocultivo porque no habrá forma de cubrir la demanda del aceite de cannabis con la importación.  --Usted comenzó a divulgar las propiedades del cannabis hace unos años, ¿se imaginaba esta situación? --Esto era impensado en 2014. El motor de todo fueron las mamás. Ellas tuvieron la fuerza para visibilizar el tema y llevarlo al Congreso. Ahora tenemos otro marco para investigar. Por más que haya respuestas tardías –porque las investigaciones llevan sus años-, dejamos de demonizar una planta y entendemos que tiene poderes terapéuticos; la podemos analizar desde ese lugar. Empieza a jugar el médico de verdad, con la prescripción y el acompañamiento. Antes, era infringir la ley de manera constante. Enseño hace dos años en la facultad sobre una sustancia que estaba prohibida. Era insólito.
Legales

Un intento de asegurar la paridad


thumbnail_img
Ante el cierre de las sesiones ordinarias, los bloques de la oposición exigen que este año se puedan tratar y convertir en ley los proyectos de paridad de género y de uso medicinal del cannabis, excluidas por Macri de la convocatoria a extraordinarias. El año parlamentario tendrá un final caliente. La convocatoria a sesiones extraordinarias que el Ejecutivo llamó hasta el 30 de diciembre incluye 17 proyectos con trámites en ambas cámaras legislativas, muchos de ellos prioritarios para el Gobierno como el Presupuesto 2017 o la frustrada reforma electoral, otros concedidos a la “oposición amigable” y otros arrancados por el abroquelamiento opositor, como la emergencia social y la modificación del Impuesto a las Ganancias. También habrá disputas por incluir en la última sesión del año dos temas que el Gobierno dejó afuera de su agenda de prioridades: la paridad de género en las candidaturas electorales, y el uso medicinal del cannabis, que obtuvo la casi unánime media sanción de Diputados. Las sesiones ordinarias del Congreso terminan mañana a la medianoche y, antes de que cierre el plazo para poder tratar otros temas por fuera de la agenda que fijó el Gobierno para extraordinarias, desde la oposición buscarán convertir en ley esas dos iniciativas que obtuvieron un amplio respaldo legislativo, de oficialistas y opositores. El proyecto para establecer la paridad de género en las candidaturas electorales surgió de legisladoras de todos los bloques en medio de la discusión en la Cámara baja sobre la reforma electoral propuesta por el Gobierno para implementar el voto electrónico. Aunque con resistencia, la alianza oficialista terminó por aceptar incorporar la obligatoriedad de intercalar un hombre y una mujer o viceversa en la listas de candidatos. El mismo día que Diputados dio media sanción a la reforma electoral, el Senado aprobó su propia iniciativa sobre paridad de género por fuera de la reforma. Los senadores del FpV-PJ frenaron por sugerencia de sus propios gobernadores el voto electrónico, ante los cuestionamientos de los especialistas informáticos sobre la vulnerabilidad del sistema. Después del rechazo al proyecto oficialista, Macri dejó a la paridad de género fuera del temario para las sesiones extraordinarias. Por eso, diputadas de todos los bloques opositores –FpV, Frente Renovador, Progresistas, Peronismo para la Victoria, BJ y otros– solicitarán una sesión especial para mañana, antes de la última sesión ordinaria acordada del año. Hoy habrá una rueda de prensa, donde el colectivo contra la violencia de género Ni Una Menos respaldará el reclamo.  Las legisladoras afirman que la iniciativa cuenta con el amplio consenso con que fue impulsada y aprobada, incluso dentro del oficialismo. Deberán vencer el malhumor de Cambiemos, luego del freno a la reforma electoral. Mientras, el Gobierno no da aún la batalla por perdida al incorporar la reforma electoral al listado de temas para extraordinarias, y al reanudar la negociación con gobernadores peronistas. Las diputadas opositoras intentarán alcanzar el cuestionado requerimiento de dos tercios de los presentes en una sesión especial para un solo tema –a lo que se sumarían diputadas oficialistas– o de llegar a un acuerdo con el Gobierno para que incluya el tema en una ampliación de la convocatoria a extraordinarias. El otro punto pasará por el Senado. La media sanción de Diputados (221 votos a favor, ninguno en contra y una sola abstención) sobre el uso medicinal del cannabis tampoco está incluida en la convocatoria a extraordinarias. El proyecto establece que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) “permitirá la importación de aceite de cannabis cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente”. Las madres cuyos hijos padecen diferentes patologías que resultan aliviadas por el uso del aceite irán hoy al Senado a solicitar que el tema se trate en la sesión ordinaria de mañana, en la que se aprobará el Presupuesto 2017. Las madres que impulsan desde hace años la iniciativa en el Congreso se reunirán con el jefe del bloque del FpV-PJ, Miguel Angel Pichetto, para hacerle el pedido.  Allí, también se debería contar con el aval de Cambiemos para alcanzar los dos tercios e incorporar el tema, que aun no tiene tratamiento de comisiones, al temario. Los legisladores de todos los bloques que impulsaron el proyecto advierten que si no se trata este año será muy difícil retomar el tema en un año electoral como 2017. También habrá un pedido formal para incorporarlo a extraordinarias. Los asuntos que sí están en la agenda del Gobierno son el Presupuesto, si el debate de mañana supera la medianoche; Ganancias y Emergencia Social, que se tratarán en Diputados el 6 de diciembre, para luego pasar al Senado; también se buscará avanzar con la creación del Instituto de Evaluación de Calidad y Equidad Educativa. La Cámara alta tiene pendiente la reforma a la ley de ART, para pasarla a Diputados, y tratará las medias sanciones sobre los regímenes de Extinción de Dominio y Repatriación de Bienes (vinculados al narcotráfico) y de Protección a Víctimas de Delitos, así como la reforma al Código Penal sobre tenencia de armas y las restricciones de libertad a detenidos, entre otros temas.  Comisión por el atentado Hoy a las 14 se reunirá la Comisión de Peticiones de la Cámara de Diputados para analizar la creación en el ámbito del Congreso de la Comisión Investigadora del Atentado a la AMIA. Se trata de una propuesta presentada a fines de septiembre por legisladores del oficialismo y la oposición, más un sector de familiares de víctimas del atentado (Apemia y 18-J). En aquel momento, el diputado de Cambiemos Mario Negri destacó que esta comisión investigadora “reúne todas las facultades indispensables para llegar a la verdad”, en tanto que Fernando Sánchez (CC-ARI) consideró: “Teníamos que tomar la decisión colectiva, no se puede vivir con impunidad y falta de verdad”.
Legales

Séptima marcha nacional por la legalización de la marihuana


El próximo miércoles 7 de diciembre se realizará en todo el país la séptima marcha nacional en reclamo de la regulación del cannabis para todos sus usos.

thumbnail_img
Desde la última Marcha Nacional de la Marihuana, en diciembre del año pasado, el estado siguió protegiendo las redes de narcotráfico mientras que la inmensa mayoría de los detenidos siguen siendo usuarios y cultivadores. Por otro lado, numerosas familias lograron conseguir aceite a través del ANMAT sin ser perseguidos, aunque solo sirva para un pequeño porcentaje de pacientes. Pero también, este último año, en Costa Salguero murieron cinco jóvenes por la desidia de los empresarios. El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta y el resto de los responsables políticos todavía siguen impunes. Luego de la Marcha Mundial de la Marihuana , realizada el pasado mes de mayo, aumentó en gran medida el debate masivo de los usos medicinales del cannabis, un gran avance para nuestra lucha, porque logró que los proyectos de ley impulsados por distintas organizaciones a nivel nacional, volvieran a aparecer en la escena parlamentaria. El más completo y progresivo de los proyectos fue el que presentó la diputada del PTS-FIT Myriam Bregman junto a Nicolás del Caño. Pero a la hora de hacer los dictámenes, los diputados del régimen le pusieron restricciones a las principales demandas de las organizaciones de cannabicultores, así como de las organizaciones de madres que pelean por el autocultivo para producir el aceite necesario para sus hijos. Justamente este es el punto que no se ha votado en el Parlamento, y es el más importante para el mejor acceso al cannabis medicinal. En el medio de todo esto apareció una reforma más prohibicionista de la ley de estupefacientes, que tuvo una rápida aprobación en ambas cámaras, la cual, con la excusa de actualizar las multas y la persecución de las drogas de diseño ahora los que hacen aceite de cannabis estan más vulnerables con la figura de ‘’los precursores químicos’’. El caso de Nico y Eric son una muestra del atraso que significa esta reforma. Es claro que la llamada ‘’guerra contra las drogas’’ se hace cada vez más difícil de justificar. En las provincias donde hubo adhesiones a la desfederalización de la ley 23.737, lejos de estar debilitando al mercado ilegal, las organizaciones de narcotraficantes se hacen más fuertes. Mientras tanto, en algunas provincias también hubo iniciativa para incorporar el aceite de cannabis a los vademécum de algunas obras sociales, gracias a la lucha de las organizaciones cannábicas. La Marcha Nacional es para exigir que se aprueben leyes a favor del autocultivo, libertad a las y los presos y amnistía a las y los procesados por tener, usar y cultivar. Derogación de la ley 23.737 y todas las reaccionarias modificaciones en las leyes provinciales.
Legales

Acuerdo para impedir el autocultivo de marihuana


La Nación y las provincias quieren atacar el uso riesgoso de sustancias; desalentarán la tolerancia social a la marihuana

thumbnail_img
La Casa Rosada y las provincias sellaron un acuerdo que cerrará la puerta a cualquier debate sobre el autocultivo de cannabis. Ayer se publicó en el Boletín Oficial el decreto de emergencia en materia de adicciones. Pero más allá de esa norma, que refleja el compromiso formal alcanzado por el presidente Mauricio Macri y los gobernadores, en las reuniones de secretarios provinciales de drogas realizadas en los últimos días se consensuó que no se promoverá una legalización del cultivo de marihuana. Entre los asistentes a esos encuentros circuló el borrador final del Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas 2016-2020, preparado por la Sedronar. Ese documento pone el foco en la tolerancia social como uno de los motivos del aumento del consumo de cannabis. Los funcionarios que participaron de la elaboración de ese plan de reducción de la demanda de drogas argumentaron que el actual problema local de adicciones no debe ser complicado todavía más con mensajes que influyan en la aparición de nuevos consumidores. Por eso se desalentará el debate sobre el autocultivo de cannabis tanto para uso recreativo como medicinal. Del informe que tienen los secretarios de adicciones provinciales surge que entre 2009 y 2014 se registró "un descenso sostenido del consumo de tabaco y, por otro lado, un incremento en el de marihuana" entre estudiantes de nivel medio. La causa detectada fue la alta tolerancia social al uso de esa droga. En 2009, cuando empezó a crecer con mayor velocidad el consumo de marihuana, se conoció el llamado fallo Arriola, caso utilizado por la Corte Suprema para determinar la inconstitucionalidad de las penas por tenencia de drogas para uso personal. Si bien esa sentencia es bastante restrictiva -tomó como caso testigo la posesión de un cigarrillo con menos de un gramo de marihuana y sin ostentación-, los jóvenes parecen haber decodificado su mensaje de manera diferente. "Hay mayor percepción de riesgo frente al consumo frecuente de alcohol, tabaco y psicofármacos que ante el uso experimental u ocasional de marihuana", reza el informe que será la base del Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas. En él se resalta que el 55,5% de los estudiantes que consumieron marihuana lo hizo por primera vez antes de los 15 años. El problema del mercado ilegal de marihuana es que nuevos "clientes" ingresan cada año en mayor proporción que los que abandonan el consumo. Además de dejarse de lado propuestas de autocultivo tras los acuerdos con las provincias, en la Sedronar se estudian alternativas para lanzar el año próximo fuertes campañas contra el uso de esa droga, la más consumida en el país. La intención es que el perjuicio del consumo de marihuana quede expuesto de igual manera que el del tabaco o el paco. En esos casos bajó el consumo al activarse alarmas sobre los peligros asociados a su uso. Las cifras sobre la marihuana aportan datos sobre la potencial adicción de los consumidores. "El 18% de los usuarios de marihuana y el 47% de los de cocaína pueden presentar signos o síntomas que indican uso compulsivo, desarrollo de tolerancia y síntomas de privación o abstinencia", describe el informe oficial de la Sedronar. Más del 15% de los estudiantes secundarios admitió haber consumido marihuana. Cuando la consulta fue realizada entre estudiantes de 17 años, la proporción de consumidores trepó a tres de cada diez. Nueva encuesta El Gobierno espera contar a mediados del próximo año con los resultados de una encuesta nacional de consumo de drogas en la población de entre 16 y 65 años. El último informe de esas características es de 2010. Ese año, más del 3% de los consultados señaló haber consumido marihuana; el 38%, en forma frecuente. En la Sedronar se espera contar con esa estadística para determinar uno de los puntos importantes de su plan: el objetivo de reducción a alcanzar en cuatro años. Ese plan tendrá metas concretas para poder medir su eficacia. El mes pasado se dio en el Congreso un debate sobre el uso medicinal del cannabis que abrió una puerta a las posiciones en favor del autocultivo de marihuana. En la Cámara de Diputados se aprobó finalmente el uso medicinal de aceite cannábico, pero los funcionarios de la Nación y de las provincias acordaron bloquear futuros intentos de legalización del autocultivo. Sí se promoverá, una vez que el proyecto sea votado en el Senado, la importación de aceite de cannabis para asegurar su reparto público y gratuito a quienes realmente tengan necesidad de su uso validada por receta médica.
Legales

Sufre de fibromialgia y le secuestraron el aceite de cannabis


thumbnail_img
Eran las diez de la mañana, cuando la policía mendocina llegó a la casa de Silvio Medina, en la localidad de Colonia Las Rosas. Había recibido el llamado de un vecino. El hombre avisó que una persona caminaba por los techos. Varios agentes rodearon la vivienda pero al mirar hacia el jardín, se olvidaron del supuesto ladrón. Enseguida pusieron la vista en unas plantas de marihuana e instantáneamente llamaron a la Policía Federal. Luego se quedaron de guardia en la casa unas cinco horas, hasta que consiguieron una orden de allanamiento. Los policías entraron a la fuerza. No encontraron a nadie y secuestraron nueve plantas, 40 gramos de flores y algunas semillas. Evangelina Navicelli, la pareja de Silvio, usa la marihuana en forma medicinal porque sufre de fibromialgia. Ese jueves 1 de diciembre le daba de comer a su hijo hasta que llegó un llamado y se enteró de lo que pasaba en la que había sido la casa de su novio. No dudó: lo primero que hizo fue contratar a un abogado. Una vez terminado el allanamiento, Evangelina fue a cerrar la vivienda. Al llegar se dio cuenta que en el patio, junto a unos girasoles, había frascos tirados. Los cogollos que mantenían en alcohol para hacer aceites estaban desparramados por el pasto. “Siempre usamos el cannabis de manera medicinal. Junté todo lo que pude del piso para tener una prueba y después me fui”, contó Evangelina a Cosecha Roja. Al otro día, el allanamiento salió en los diarios. En las notas se citaba una fuente policial y enumeraban el aceite de cannabis como uno de los bienes secuestrados. Evangelina no pudo comprender por qué la policía decía eso ya que la prueba estaba tirada en su patio. “Hoy nos dijeron que Silvio y mi suegra quedaron imputados por venta y comercialización de estupefacientes”, explicó. Silvio hacía tiempo que vivía con Evangelina. Por eso su mamá, Olga, visitaba su anterior casa para regar las plantas y darle de comer a los perros. Ella quedó acusada debido a que era la que más frecuentaba el lugar. La causa tramita por el Juzgado Federal de Mendoza N° 3 a cargo de Marcelo Fabián Garnica. “Desconocemos cómo van a ser los procedimientos. Juntamos el frasco con el aceite que usábamos y tenemos nuestras pruebas. Vamos a pelear para que se den cuenta que lo hacíamos por nuestras enfermedades”, dijo Evangelina. La mujer fue diagnosticada en 2005. Estuvo dos o tres meses con medicación pero seguía sufriendo dolores insoportables. Un día, cansada, se puso a buscar qué más podía hacer y encontró lo que creyó sería una solución: el cannabis medicinal. Lo consultó con la médica neumonóloga y le dijo que era cierto, que le haría bien. Si bien no le recetó la marihuana, la autorizó de palabra a que lo hiciera. “Nunca hice fisioterapia, natación, yoga ni nada de relajación. Con los aceites y las cremas derivadas de la planta me siento otra vez al cien por ciento”, contó. Silvio vive en las mismas condiciones. No tiene esa enfermedad, pero sufre depresión. De chico superó intentos de suicidio que le llegaron en los peores momentos del trauma. Hoy trabaja en la construcción y cuando llega a su casa usa el cannabis para aliviar dolores musculares y también psicológicos.
Medicinal

Unas 400 familias utilizan en San Juan el aceite de cannabis


Así lo afirmó Cristina Agüero, referente de una agrupación cannabicultora local. Insiste en la necesidad de legalizar el autocultivo para garantizar los tratamientos. Por Jorge Balmaceda Bucci.

thumbnail_img
La tímida sonrisa que había provocado la media sanción al proyecto que permite el uso terapéutico de la marihuana se redujo considerablemente en los usuarios de este tratamiento cuando se hizo oficial que el autocultivo en Argentina seguirá siendo ilegal. En la provincia, según afirman desde la Agrupación Cannabicultura de San Juan, son más de 400 las familias que regularmente utilizan el aceite de cannabis para mitigar los dolores y padecimientos de uno de sus miembros. Además de los pacientes del Gran San Juan, en la agrupación que preside Cristina Agüero también le brindan asesoramiento y enseñanzas a personas de Albardón, Ullum, Jáchal, Caucete y 25 de Mayo y a familias de Mendoza, San Luis, Tucumán, La Rioja y La Pampa. "En la media sanción solo se está trabajando principalmente con una patología, que es la epilepsia refractaria, y se está dejando fuera a otras 46 enfermedades que también se pueden tratar con los cannabinoides. Las personas que tienen cáncer de útero, por ejemplo, no quedan amparados dentro de esto que propone el Gobierno”, comentó Agüero, quien pidió poder ser recibida por las autoridades provinciales para abordar el tema. ‘Jota’ –que pidió usar este alias a modo de reguardar su identidad "para evitar ser señalada como una madre que droga a su hija”- destacó por su parte la necesidad de legalizar el autocultivo para la realización de aceite terapéutico porque "de esta manera siempre podremos tener para ayudar a mi hija a controlar sus episodios y los fuertes dolores que le genera su enfermedad”. Continuando en esta línea, Agüero señaló que "antes criminalizaban y condenaban al usuario, ahora van contra la familia. Cómo le vas a decir a un padre que no cultive una planta para hacer un aceite que le dé calidad de vida a su hijo, que en el caso de los epilépticos puede reducir de 20 a 2 los episodios al día. Nosotros recibimos cada caso e intentamos darles el mejor asesoramiento con profesionales y les enseñamos los pasos para el cultivo y la realización del aceite”. El grupo de médicos que trabaja en la Agrupación Cannabicultora se interioriza en cada caso, en cada historia clínica, y recomienda el uso adecuado, que puede ser por gotas, por comida o por cápsula. Al respecto, Cristina Agüero añadió que cabe destacar "que los pacientes no deben dejar los tratamientos que están realizando con sus médicos de cabecera, como el neurólogo o el reumatólogo”. "Además, legalizando el cultivo de la marihuana estamos haciendo reducción de daño porque estamos evitando que una persona que quiere fumar un porro no tenga que ir a una zona peligrosa en la que pueda encontrarse con consecuencias peores”. concluyó.