Medicinal

Por la marihuana libre para uso médico


thumbnail_img
La iniciativa fue presenta por la diputada Diana Conti (FpV), junto a otros legisladores. Buscan que los pacientes de distintas afecciones puedan usar la planta y sus derivados para mitigar el dolor, entre otros efectos. También, que se pueda investigar. Diputados de distintos bloques presentaron un proyecto de ley para despenalizar el consumo de marihuana para uso terapéutico, impulsado por la legisladora del Frente para la Victoria (FpV) Diana Conti. La iniciativa propone modificar el artículo 29 de la Ley nacional de estupefacientes para permitir el consumo, la tenencia y la producción de la planta en todas sus variedades, compuestos y activos tanto para fines terapéuticos como para la investigación de su posible eficacia en este sentido, para el control de síntomas y para cuidados paliativos. También participaron de la presentación médicos, investigadores y familiares de pacientes que experimentan con derivados del cultivo para tratar distintas enfermedades. “La ciencia ha avanzado y me parece que la prohibición y la punición de la tenencia de cannabis para uso terapéutico en la Argentina debe cesar”, sostuvo Conti. “Lo que encontramos en el cannabis fue calidad de vida para nuestra hija”, contó María Laura Alasi, madre de Josefina Vilumbrales, una niña de 3 años que padece una encefalopatía epiléptica infantil conocida como el Síndrome de West. Gracias a la utilización de un aceite de cannabis, la familia logró disminuir la cantidad de espasmos que sufría la nena, que fueron de 600 a menos de 20 por día. La enfermedad de Josefina es una alteración cerebral poco frecuente cuyos rasgos principales son los espasmos epilépticos y el retraso del desarrollo psicomotor y es considerada una “enfermedad rara” que afecta a uno de cada 5 mil nacidos. “Yo les pido a quienes tengan que tratar esta ley que recorran los hospitales, que vean el dolor de los pacientes y la desesperación de sus familiares y que luego se sienten en sus bancadas para determinar si el uso medicinal del cannabis se puede legalizar”, agregó Alasi. Por su parte, el médico Marcelo Morante, dedicado al estudio del cannabis medicinal, recordó que “hay muchas afecciones que la ciencia no puede curar y muchos dolores que no puede calmar”. En ese sentido, el especialista destacó que “el cannabis tiene que representarnos una oportunidad, no una preocupación”. Morante señaló que de acuerdo a las estadísticas, existe un alto número de pacientes que consultan por el uso médico de la planta para contrarrestar los dolores, y que muchos profesionales “les responden desde el prejuicio”. “De esta manera nos perdemos de acompañar la posible evolución de un paciente o de estar alerta a contraindicaciones, es una pena no poder tener un registro de estos casos porque de todos modos existen”, subrayó el médico. A partir de casos como el de Josefina y acompañadas por Morante, las autoridades de la localidad bonaerense de General La Madrid buscan impulsar la producción a nivel local y convertirse en la primera ciudad que cultiva marihuana con fines medicinales. El intendente de esa localidad consideró que lo importante “es partir del dolor y de la necesidad de una persona que padece un problema médico importante”. En sus fundamentos, el proyecto de la diputada Conti sostiene que “los antecedentes empíricos revelan que la utilización de compuestos cannabinoides y químicos de tetrahidrocannabinol (THC) han tenido resultados positivos” para el tratamiento de ciertas afecciones. En particular, la propuesta considera que algunas de las virtudes terapéuticas que se atribuyen al cannabis, son, por ejemplo, el alivio de la ansiedad y reducción de las náuseas provocadas por la quimioterapia. Además, retoma los resultados de estudios que arrojan los beneficios que proporciona el cannabis medicinal para disminuir el insomnio y distintas dolencias. El texto cita un estudio de la Universidad de Washington que fue publicado en la revista Journal of Opioid Management: “El estudio ‘Use of Cannabis in the United States: Historical Perspectives, Current Trends, and Future Directions’” revela que “como mínimo 33 ensayos clínicos controlados científicamente publicados en Estados Unidos desde 1971 hasta 2009 confirmaron que la marihuana tiene efectos beneficiosos en condiciones médicas específicas”. “La primera vez que presenté este proyecto fue en 2006 tomando el bastión de la diputada Irma Parentella. Hoy, diez años después, considero que es el momento propicio para dar el debate de la no criminalización del uso terapéutico de la planta cannabis”, manifestó Conti, que se mostró optimista respecto al apoyo de sus compañeros de bancada y dijo que espera “que los demás bloques también acompañen la inicitativa”. Dedicada al estudio de la epilepsia, Silvia Kochen, médica e investigadora de Conicet, llamó a la sociedad médica “a acompañar los avances en materia legislativa” y destacó que “si bien el cannabis medicinal puede no ser eficaz en todos los pacientes, en muy pocos casos presentan efectos adversos”. Por este motivo, Kochen consideró que “es fundamental que los médicos y científicos acompañen esta ley para que se apruebe primero y para que se aplique después”. Además de diez diputados del FpV, el proyecto fue firmado por las diputada Myriam Bregman (Partido de los Trabajadores Sociales), que durante la conferencia de prensa recordó que su bloque “pelea desde hace mucho tiempo por la legalización de la marihuana, cuya discusión se posterga por la excusa del narcotráfico”. La diputada aclaró que “si bien son dos discusiones distintas que van de la mano, en el caso del uso medicinal, no hay motivo para seguir postergando el debate”. Por su parte, Gabriela Troiano, (Partido Socialista), consideró “lógico” que esta discusión tenga gran cantidad de detractores, ya que existe “muchísima hipocresía con el tema”. Troiano remarcó que “hay que recordar que hay muchas drogas incluso peores que el cannabis en términos de la adicción que generan, como la morfina, que no son discutidas ni cuestionadas”. En relación a la producción de los estos derivados para uso médico, la diputada socialista consideró que “ninguna nación puede darse el lujo de no investigar el potencial de estas aplicaciones” y que “hay que incentivarlo para producir a nivel nacional”.  
Institucional

Resumen audiovisual de lo sucedido en la Marcha Mundial de la Marihuana edición 2016


thumbnail_img
Desde ya, agradecemos a todas las instituciones y sus disertantes por los increíbles testimonios, y al público que año a año acompaña la protesta. Disfruten, aprendan, y COMPARTAN !!! Primer sábado de mayo, Marcha Mundial de la Marihuana. Fecha en la que cientos de miles de usuarios, en más veinte ciudades argentinas, y cien del resto del mundo, salen del Indoor a manifestarse. Padres, usuarios, cultivadores, defensores de la planta y de los derechos humanos, se reúnen para recordarle a la sociedad y el estado, tanto sus cinco mil años de uso MEDICINAL, industrial, y recreativo, como los atropellos que vivimos a diario por la injusta ley de drogas N° 23.737. Este año las asociaciones cannabicas argentinas notamos un punto de inflexión que marcó un antes y un después, gracias a la presencia de Mama Cultiva Argentina, Cameda, y tod@s los usuarios medicinales que colmaron la cabecera para manifestarle a un estado ausente y elitista, su sufrimiento y desamparo. Para comprender un poco más la complejidad del tema recomendamos ponerse en los zapatos de cada usuario medicinal que, al levantarse, piensa como volver a conseguir su aceite. O en los padres que ven convulsionar sin parar a su hij@, y no saben a quién recurrir para aliviarlo. Cuando los ataques pueden significar un atraso significativo en el desarrollo de un niño, el crimen es ser indiferente. “No más presos por plantar” y “El dolor no espera” fueron las consignas motor de las 150.000 personas que se unieron al reclamo. Felicitamos y agradecemos a todas las asociaciones Accion Cannabica , Cecca , Aco y Aaca que nos acompañan, a las madres, padres, médicos, y usuarios medicinales que se animan a llevar la bandera de la realidad del cannabis, y a la concurrencia que asistió reflejando conciencia en apoyo al reclamo.
Medicinal

Vamos en busca del debate nacional por el cannabis medicinal


thumbnail_img
Carola Vera es la impulsora en Comodoro Rivadavia del proyecto para que el uso del cannabis medicinal, producido en países como Canadá, Estados Unidos, Francia e Israel, sea legal en Argentina, una batalla que tiene casi tantos soldados como padres de niños con patologías asociadas a la epilepsia hay en el país. Carola Vera, madre de Micaela Evans, en diálogo con Crónica señaló que “estuve presente en la sesión, la cual fui invitada para escuchar sobre el voto formal. Ya me había reunido el martes presentando el pedido en el Concejo Deliberante para que se sancione este proyecto de expresión de deseos, en busca de que el Congreso Nacional debata finalmente sobre el uso del cannabis medicinal y sea legal en el país el cultivo de cannabis con fines medicinales”.  “Fue extraordinario para mí recibir el apoyo y felicitaciones de todos y el afecto en cuanto a esta lucha que mantengo con Mica y otros pacientes. Participé de la sesión, recibiendo las devoluciones de los concejales José Gaspar y Guillermo Almirón, algo muy emocionante para mí, ya que los escuchaba a todos que hablaban del tema y de la historia de mi hija”. El proyecto fue aprobado de modo unánime y convirtiendo a la ciudad en el tercer municipio del país en manifestarse por el uso medicinal del cannabis y su cultivo para uso terapéutico. Por su parte, el doctor Martín Galíndez, destacó que el proyecto tiene que ver con que los legisladores locales manifiesten y convoquen a los legisladores nacionales a tratar este tema. “Porque hay toda una corriente nacional que está pidiendo que el Congreso disponga la ley que permita la existencia de cannabis medicinal. Más allá que el proyecto del Concejo Deliberante tiene muchos argumentos, donde se cuenta la historia de este caso de Micaela, una paciente local donde la expresión de deseos se dirige a los diputados y senadores nacionales en su artículo 1 y le pide que tome como propia la iniciativa de promover el debate del cannabis con fines medicinales”. “La toma de conciencia por parte de nuestros representantes locales se traslada hacia los nacionales y la verdad que creemos que este es el camino correcto, porque la sensibilización social tiene que ver con que políticos, médicos, pacientes y sociedad en general entiendan que el cannabis medicinal es un derecho a la salud”. Al ser consultado como sigue la situación luego de la aprobación del proyecto, Galíndez indicó que “los pasos que siguen son impulsados por el Concejo Deliberante por un lado, pero por otro lado nosotros vamos a seguir luchando para que los legisladores nacionales lleven adelante una propuesta desde Chubut, para que se establezca el debate nacional y el tratamiento de un proyecto para la regulación, como hay en otros países, de la utilización del cannabis con fines medicinales”. Además trabajarán con organizaciones a nivel nacional para poder traer a la ciudad un seminario donde explicarán el uso de este medicamento.  “Este pedido es algo que también fue presentado y aprobado en los Concejos Deliberantes de Morón y Villa Gesell, en esta última ya se realizaron actividades tendientes a la difusión de la utilización de esto. Es trascendente que Comodoro Rivadavia tenga este lugar en la agenda nacional, pero también es cierto que el caso de Micaela amerita a tener una sensibilidad especial”. El aceite de cannabis es de uso difundido y comprobado para tratar efectivamente y sin efectos colaterales una gran diversidad de patologías, especialmente los tipos más complejos de epilepsia. “El síndrome de Micaela es llamado Dravet, epilepsia devastadora de la infancia, sufriendo desde el mes de noviembre una desmejoría muy marcada e ingiriendo un total de 27 pastillas diarias. Empezó a tener un total de nueve crisis por semana de treinta minutos promedio, perdió el andar, dejó de caminar, fue internada en el Hospital Regional, y cuando llegamos a abril comenzó a sufrir estatus epiléptico, esto significa que entre una crisis de media hora y la otra, tenía ciertas descargas que responden a que nunca controló una crisis y otra”; comentó Carola. Micaela es la única paciente con este síndrome que se trata con el aceite de cannabis, “primero estaba negada a utilizarlo hasta que el 20 de abril, decidí darle la primera dosis. Desde el primer día, durmió varias horas, se levantó sacándose solita la sonda gástrica y empezó a comer. Pasaron ocho días sin crisis, y el 28 de ese mismo mes le di la segunda dosis cuando la crisis duró siete minutos contra las nueve crisis que venía sufriendo de treinta minutos cada una y así todo este tiempo”. Las cantidades de crisis bajaron notoriamente gracias al uso del aceite, Micaela respira de forma normal, va al colegio y empezó a hablar. “Pero necesitamos viajar urgente a Buenos Aires y hacer un ensayo clínico, para controlar sus medicaciones, ya que tiene una carga de medicamentos muy alta en sangre y le produce secuelas en su cuerpo”. Para acceder al aceite de cannabis, también conocido como Charlotte –por la primera niña que lo utilizó– se necesita contar con una autorización especial de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT), que lleva una larga tramitación, la Aduana de Ezeiza retiene el frasco, que cuesta aproximadamente 250 dólares, cobrando un almacenaje diario. “Con cuatro horas de verificaciones y es bastante engorroso andar de acá para allá con un papel. Son evaluaciones que tenemos que pasar con diferentes autoridades de la aduana, para lograr la autorización y luego retirar el frasco”.   Por último, el objetivo del Concejo de la ciudad con el proyecto ya aprobado, es que no solo se dé el debate, sino que además busquen la posibilidad de que la delegación local de la aduana esté habilitada de recibir el aceite para este caso en especial y que el aceite pueda producirse a nivel nacional, en ambientes controlados.
Medicinal

Comité del Senado de Estados Unidos vota para proteger a los médicos que recomiendan cannabis médicinal


thumbnail_img
El Comité de Asignaciones del Senado de los Estados Unidos ha votado 18 de 11 a favor de dar el visto bueno a una enmienda  que protege explícitamente a los médicos que recomiendan cannabis medicinal de cualquier forma de persecución penal. La enmienda – presentada por el senador Patty Murray (D-WA) – especifica que; “Ninguno de los fondos asignados o puestos a disposición en este título se usarán de tal manera que pudiera interferir con la capacidad de un proveedor de recomendar la marihuana medicinal en conformidad con la ley del Estado, o de un paciente por participar en un programa de marihuana medicinal consistente con dicha ley del Estado “. Como dice la nota de Tom Angell; “Un fallo federal en realidad ya protege la capacidad de los médicos para discutir y recomendar la marihuana medicinal a sus pacientes bajo la Primera Enmienda. La llamada  Conant decisión por la Ninth Circuit Court of Appeals  fue apelada por el gobierno federal en el Tribunal Supremo, que a su vez negó el reto y dejo reposar el fallo del tribunal inferior. Como tal, la decisión regional técnicamente no es vinculante, pero a nivel nacional el resultado ha tenido en gran medida ha sido disuasorio para el gobierno federal en tomar medidas de castigo contra los médicos por sus recomendaciones de cannabis medicinal “. Aún así, muchos médicos siguen temerosos de recomendar cannabis médicinal debido a la ley federal; esta nueva enmienda está diseñada para eliminar ese temor, permitiendo a los médicos hacen lo que sientan que es mejor en cuanto si quieren o no recomendar el uso de cannabis a sus pacientes.
Medicinal

El debate sobre el uso medicinal del cannabis desembarcó en el Congreso


thumbnail_img
Ayer se realizó la primera reunión informativa en la cámara baja. Participaron ONGs, familiares de pacientes, médicos e investigadores, quienes reclamaron el avance de los distintos proyectos que permitirían el tratamiento de patologías como la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, entre otras. El uso de cannabis para uso medicinal dio un primer paso en la Cámara de Diputados al realizarse ayer la primera reunión informativa sobre los proyectos que pretenden modificar la ley de Estupefacientes, que hoy penaliza el cultivo o la tenencia de la planta. Organizaciones sociales, familiares de pacientes, médicos e investigadores expusieron sobre los distintos proyectos que proponen el uso medicinal del cannabis para el tratamiento de patologías como la epilepsia refractaria y la esclerosis múltiple, entre otras, explicó la presidente de la Comisión de Salud de la cámara baja, Carolina Gaillard (FPV Entre Ríos). Fueron protagonistas del debate madres de pacientes que reclaman la despenalización de la marihuana para uso medicinal, quienes brindaron algunos de los testimonios. Valeria Salech, integrante de la organización Mamá Cultiva, relató que el cambio en los nenes que se tratan con aceite de cannabis es "radical". "La prueba son ellos, nuestros hijos", aseguró y advirtió que van a "seguir cultivando" porque "la mirada prohibicionista nunca tiene en cuenta la salud ni a los chicos". María Laura Alasi, integrante de Cameda (Cannabis Medicinal Argentina) y mamá de Josefina, una nena con epilepsia que logró la autorización del ANMAT para importar el aceite de cannabis, relató el caso de su hija, que experimentó visibles mejoras en su calidad de vida y pidió que el aceite de cannabis "se pueda fabricar libremente en Argentina". "No vengo a pedir permiso para utilizar el aceite sino para que analicen cómo crear regulación que muestre un Estado presente y que prime la razón y no el prejuicio", sostuvo. Durante la reunión expusieron además Marcelo Morante, médico, profesor e investigador de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP); las diputadas nacionales Diana Conti (FpV), Soledad Sosa Capurro (Frente de Izquierda), Araceli Ferreyra (FpV), Victoria Donda (Libres del Sur) y Héctor Gutiérrez (UCR), la doctora Silvia Kochen, directora del Instituto de Biología Celular y Neurociencia "Prof. E. De Robertis" (IBCN) dependiente del Conicet y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA); Roberto Esteban Moro, secretario de la Sedronar; y Carlos Alberto Chiale, administrador nacional de la Anmat. También estuvo presente, entre otros invitados, el intendente de General Lamadrid, Martín Randazzo (Cambiemos), que impulsa un proyecto para establecer en esa localidad bonaerense un cultivo estatal para producir cannabis medicinal. En ese contexto, Conti -autora de una de las iniciativas- pidió dejar de lado "los prejuicios y que se abra a las necesidades de nuestro pueblo", y cuestionó la ley de estupefacientes, a la que calificó de "vetusta, retrógrada y autoritaria". Para Araceli Ferreyra, "no hay razones para seguir dilatando el tratamiento" de este proyecto, y recordó que "hay resultados científicos que demuestran la veracidad de lo que dicen estos papás". En tanto, Sosa Capurro destacó la necesidad de avanzar con el tratamiento de los proyectos "porque los familiares tienen que pasar por trabas que le impone el Estado para mejorar su calidad de vida". Recientemente, la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnologías (Anmat) informó a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que en lo que va del año autorizó el ingreso de 85 frascos de un aceite con cannabidiol producido en los Estados Unidos para uso compasivo, esto es, que si bien la legislación local no contempla ese medicamento en su ficha técnica, se considera indispensable para un paciente concreto. En los últimos años se observó una tendencia a nivel mundial respecto de la autorización del uso de esta planta con fines medicinales. Chile es un país pionero en la región, al igual que  Uruguay, que al legalizar el comercio de la marihuana en 2013 autorizó el uso de la planta con fines medicinales. Brasil aprobó el uso de un derivado de cannabis para uso médico, el cannabidiol, en 2015. Ese mismo año, Colombia reglamentó el cultivo, la posesión de semillas para la siembra, la producción, exportación, importación y uso de cannabis y sus derivados, con fines médicos y científicos.
Medicinal

La discusión sobre la legalización del cannabis medicinal llega al Congreso


thumbnail_img
Este lunes se llevó a cabo en el anexo del Congreso una audiencia pública para presentar un proyecto de ley de  legalización del cannabis  medicinal, a tratarse este martes en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. En una convocatoria del bloque del FIT -con la presencia de Nilda Garré  del FPV y de legisladores del Frente Renovador de La Plata- la diputada y miembro de la Comisión de Salud Soledad Sosa, presentó el proyecto de ley que, entre otras cosas, propone que “el Estado asumirá el control y la regulación de las actividades de importación de semillas, exportación, plantación, cultivo, cosecha, produccion, adquisición a cualquier título, almacenamiento, comercialización, distribución, uso y consumo de cannabis para fines medicinales y/o de investigación científica”. El proyecto de ley surge producto del debate, lucha, experiencia e investigación de muchas organizaciones cannábicas, activistas y profesionales de la salud a escala internacional que quieren transformar la política de drogas en el sentido de partir de la salud pública y de una perspectiva de derechos humanos, en contraposición con la prohibición. En este sentido, Marcelo Morante, profesor adjunto de la Cátedra de Medicina interna de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), señaló: “Nuestras primeras respuestas suelen venir de preconceptos. Hay evidencia científica y hay dolor. Hay que revisar el paradigma de formación y ver cuán comprometidos estamos con el dolor. La ciencia nos pide algo que con la legislación actual es imposible. El ausente no es la evidencia, es la ley”. Aún sufriendo allanamientos por sus cultivos y respuestas insuficientes y desalentadoras del sistema de salud, madres y cultivadores se organizan para atender el dolor de pacientes medicinales (niños y adultos con esclerosis múltiple, epilepsia refractaria) y garantizar el acceso a un producto de calidad por fuera de las redes del narcotráfico y de medicamentos tradicionales que, a entender de las familias, están lejos de garantizar calidad de vida. Muchos referentes de diversas organizaciones impulsoras de la despenalización y legalización insistieron fuertemente en la necesidad de avanzar rápido y con fuerza, llamando a comprometerse más que nunca por algo por lo que marcharon el 7 de mayo: el dolor no espera. Desde Cannabis Medicinal Argentina (Cameda), dijeron: “El vacío en Argentina nos obliga a impulsar un bloque académico-científico-político-jurídico para promover el cannabis como alternativa medicinal al dolor. El centro del debate no es el cannabis, es el dolor”. “¿Qué hacemos hasta que salga la ley? En Uruguay van tres años y si queremos pedir ayuda a los cultivadores los allanan”, agregaban. Facundo Rivanadeira de Cogollos del Oeste, expresaba: “Necesitamos que los cultivadores se comprometan. No damos abasto con las llamadas”. Como fundamentos de la ley se esgrime la amplia aceptación y el avance de la investigación en el ámbito internacional. Se indica que “el uso medicinal de la Cannabis Sativa y Cannabis Indica hace 30 años que es reconocido en distintos países del mundo. Diversos medicamentos basados en el uso de esta sustancia son autorizados en Alemania, Canadá, Bélgica, Chile, Dinamarca, Finlandia, Francia, Uruguay, Holanda, Gran Bretaña, Italia y en 23 Estados de los EE. UU. (…) se usa en enfermos de epilepsias refractarias al tratamiento convencional, Esclerosis múltiple, Cáncer, HIV y en general en tratamientos contra el dolor, etc”. “El Cannabidol (CBD), en particular, tiene efectos anticovulsionantes y ha sido usado con éxito para disminuir las convulsiones de 40 diarias a 2 mensuales en niños, facilitando así un desarrollo normal de los mismos”, apunta también De cara a profundizar y extender la lucha por este derecho a la salud , se anunciaron seminarios a realizarse en las ciudades de Santiago del Estero y Santa Fe, declarados de interés público por sendas municipalidades. Este año, ya se realizaron dos: en General Lamadrid (Provincia de Buenos Aires) y en la Universidad nacional de Comahue, donde también se expuso acerca de cáñamo industrial. El proyecto de ley apunta a recoger el trabajo que vienen llevando a cabo muchas organizaciones, cuyo eje ordenador es el cambio de la prohibición por la salud pública y los derechos humanos. Será discutido en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y ahí se verá la posición de los legisladores, porque si bien hoy estaban representados tres bloques, no es seguro que haya consenso general ni unidad hacia su interior. Entretanto, aún en época de cosecha, las compañeras de Mamá Cultiva siembran en la cabeza sus definiciones de militancia: “Somos madres que no dormimos, no tenemos niñeras y somos enfermeras. Muchos médicos pusieron su matrícula por delante, sus drogas legales. La prohibición a los usuarios es violación a los derechos humanos”. Y concluyen: “No esperamos que un laboratorio quiera invertir o que el Estado tome las riendas, tomamos las riendas nosotras. Vamos a cultivar en gran cantidad por nuestros hijos y por los de todas las madres que sufren por una injusticia. Promovemos el cultivo colectivo y el autocultivo porque garantiza el acceso democrático al cannabis medicinal”. Santiago Villarruel – @aunolmoseco Foto: Diego Bernárdez
Eventos

Para el PRO, no hay nada que investigar


thumbnail_img
El macrismo y la Coalición Cívica votaron en contra de que una comisión determine las responsabilidades del gobierno porteño en los hechos que derivaron en la muerte de cinco jóvenes en Costa Salguero. Los proyectos habían sido presentados por la oposición. La iniciativa para crear una comisión investigadora que analizara el accionar del gobierno porteño en la fiesta electrónica Time Warp, donde murieron cinco jóvenes, no prosperó en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, ya que el oficialismo se negó a apoyar su aprobación. Hubo reacciones enérgicas de la oposición y críticas al PRO y sus aliados. La sesión contaba en el listado de temas a tratar dos expedientes –uno del legislador Gustavo Vera y el otro de Fernando Vilardo, ambos de la oposición– que contemplaban la conformación de una comisión investigadora, aunque con diferencias, ya que el primero refería a un cuerpo integrado por diputados y el segundo por personalidad independientes. En ese marco, Vera pidió el retiro del plan de labor de su proyecto para que no fuera tratado en la sesión al ver que no llegaba a obtener la cantidad de sufragios requeridos para la aprobación y, de ser sometido a una votación y perder, el expediente no podría ser presentado en el lapso de un año. Ante esa posibilidad, solicitó la exclusión con el argumento de que quería postergar una semana el debate a raíz de la “necesidad de los diputados de conocer el auto de procesamiento que dictó el juez Sebastián Casanello sobre los cinco funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control” que tenían a cargo las inspecciones del complejo Costa Salguero, donde se realizó la fiesta en la que murieron los cinco jóvenes por la ingesta de drogas. La iniciativa de Vilardo alentaba la conformación de una comisión que debía “investigar en el marco de su competencia la responsabilidad que les puede caber a autoridades, funcionarios y empleados del Gobierno de la Ciudad en los hechos ocurridos en el evento Time Warp”, para lo cual el legislador explicó que su proyecto proponía “una comisión integrada por personalidades de intachable trayectoria, como Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel, Abraham Gak, que pueda ser garantía de investigación a fondo, creíble para la sociedad y por fuera de las componendas políticas de instituciones como la Legislatura”. El proyecto finalmente fue sometido a votación y obtuvo 30 sufragios negativos del PRO y la Coalición Cívica; 20 positivos del Frente para la Victoria y la Izquierda; y 7 abstenciones de Suma+, que responde a Martín Lousteau, y de Autodeterminación y Libertad, de Luis Zamora. Terminada la sesión en la Legislatura porteña, el diputado Patricio del Corro (PTS-Frente de Izquierda) declaró que “la actitud del oficialismo fue escandalosa. A casi dos meses de los hechos de Time Warp, con 11 procesados, incluidos cinco inspectores de la Ciudad de Buenos Aires, el PRO sigue encubriendo a sus funcionarios”. Del Corro denunció que “no quieren que se llegue a los verdaderos culpables, ni que se conozca la responsabilidad de los funcionarios públicos y fuerzas de seguridad del Estado con el entramado de negocios y corrupción de empresas concesionarias que estafan a la Ciudad. Quieren tapar el sol con la mano e impedir que se sepa qué es lo que verdaderamente pasó esa noche en Costa Salguero”. En esa línea, la legisladora Andrea Conde (FpV-Nuevo Encuentro) dijo que “la constitución de una comisión investigadora es una herramienta importante para evitar que el hecho quede impune”. Conde afirmó que “no se entiende el modo en que votó la Coalición Cívica, ya que si algo caracterizó a los espacios que lidera Elisa Carrió es su permanente interés por investigar hechos de corrupción. No tiene sentido que ahora decidan no apoyar la investigación de un hecho tan grave como Time Warp, en el que claramente hubo connivencia entre el gobierno porteño y los empresarios”, apuntó la diputada porteña. Pero para el diputado Daniel Presti (PRO), que preside la Comisión de Justicia, “lo único que se pretendía con la comisión era que esta Legislatura sea una secretaría de un juzgado con amplias facultades para hacer una puesta en escena donde pasen funcionarios a posicionarse para una próxima campaña electoral”. La diputada de Confianza Pública, Graciela Ocaña, se mostró a favor de la comisión dado que “el narcotráfico está atacando a todos nuestros pibes y ningún dirigente puede quedar al margen de este mal”. Sin embargo, advirtió que en el debate llevado a cabo en el recinto percibió que existió “una utilización política” del tema del consumo de drogas, en vez de “dar un abordaje serio al tema buscando la verdad”. El socialista Roy Cortina consideró también que una comisión “sumaría más de lo que restaría” y agregó que “fue un error de parte del oficialismo porteño no hacer caso al pedido de renuncia del titular de la Agencia Gubernamental de Control, porque allí es hasta donde llegó la cadena de responsabilidades” por la muerte de los cinco jóvenes en Time Warp. A su turno, Adrián Camps, del Bloque Partido Socialista Auténtico, dijo que “el oficialismo se equivoca al no aceptar la conformación de esta comisión”, ya que “como cuerpo legislativo no podemos conformarnos con las penalidades; necesitamos información, saber qué pasó”. Para el legislador “es en esa comisión donde esta Legislatura debería debatir, con total libertad, si es correcta la prohibición de estupefacientes, la reducción de daños, por ejemplo. Cuando se habla de la cantidad de chicos que llevan pastillas a las fiestas, los porcentajes son abrumadores: alrededor de un 70 por ciento”, describió.
Medicinal

Los tratamientos con marihuana también se aplican en animales


thumbnail_img
A medida que van aumentando los casos de intoxicación por marihuana en mascotas, Colorado debate sobre la necesidad de controlar más el tema. El uso de la marihuana para fines medicinales es una opción que muchas personas consideran, sobre todo quienes sufren de dolor crónico, enfermedades como el cáncer o para calmar los síntomas de la epilepsia refractaria. Hasta ahora, habíamos escuchado de estos tratamientos alternativos en humanos, pero, ¿pueden ser aplicables en animales? En el estado de Colorado, Estados Unidos, las personas pueden usar la marihuana legalmente, pero últimamente ha surgido polémica por su toxicidad en mascotas. En un comunicado, Agencia EFE expone el tema y habla sobre el incremento registrado por los veterinarios de Colorado en los casos de intoxicación de animales que ingieren cannabis. Al haber mayor disponibilidad, perros, gatos y otros animales corren riesgo de quedar expuestos. Como cita El Mostrador, Lauren Gladu, portavoz de la Asociación de Médicos Veterinarios de Colorado, declaró sobre la situación: "Ahora que la marihuana se ofrece en forma comestible, los perros tienen más posibilidades de quedar expuestos. Las galletas de chocolate con marihuana son especialmente peligrosas, porque el chocolate también es tóxico para los perros." Pero el tema no queda ahí. La Cámara de Comercio de Cannabis en Colorado continúa impulsado la idea de que se popularice la venta de productos con marihuana para darle a las mascotas, y eso también ha abierto el debate sobre qué tan peligroso puede ser que los animales consuman esta sustancia. Las posturas son diversas, pero los veterinarios advierten que la ingesta en animales puede generar problemas tan graves como síntomas similares a los de casos de tumores cerebrales. De hecho, se discute que si la situación sigue así, se podría acusar de negligencia a los dueños de las mascotas, y considerarse la acusación por crueldad animal. Por otro lado, el portal Sensi Seeds, expone casos recopilados por The Huffington Post, en que el uso de marihuana en dosis controladas han ayudado a algunos animales a mejorar de problemas puntuales. Cuentan la historia de Laura, una mujer de Montana que le administra cannabis medicinal a su enfermo y viejo bulldog Rabito. Después de que el perro pasara 2 años sin hacer mucho más que dormir y vomitar, a la edad de 12 años está en marcha y corriendo de nuevo como un cachorro.
Legales

Diputados argentinos llegan a Chile por debate sobre marihuana


Escucharán debate sobre el uso medicinal de la marihuana.

thumbnail_img
Con el fin de conocer  sobre el debate que realiza la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados es que un total de nueve diputados argentinos viajó a Chile, gestión facilitada por Fundación Daya. En conferencia de prensa, los parlamentarios, de diversas bancadas políticas, fueron encabezados por Carolina Gaillard, Presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de Argentina, actividad en la que también estuvo la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, además de la Presidenta de MamáCultiva, Paulina Bobadilla y la Presidenta de MamáCultiva Argentina, Valeria Salech. “Celebramos este tipo de encuentros y esperamos que sigan existiendo, y así seguir juntos el camino en pro de una mejor salud para todos”, comentó la Directora Ejecutiva de Fundación Daya, Ana María Gazmuri. “Compartimos la mirada de los parlamentarios, el debate por el uso medicinal de cannabis es una oleada regional y creemos sinceramente que abrazándonos y trabajando en conjunto, podemos lograr una mejora en la calidad de vida de las personas”, agregó la representante. Por su parte, la Diputada Gaillard agradeció a Fundación Daya y MamáCultiva porque “gracias a estas organizaciones, pudimos coordinar agenda para conocer cómo se implementa y cómo funciona el uso medicinal de cannabis en Chile”. La parlamentaria argentina indicó que “entendemos que hay una necesidad concreta de miles de madres y pacientes que no han tenido mejoría con tratamientos convencionales, y conocer la experiencia chilena, impulsada por Fundación Daya y MamáCultiva, nos permite entender cómo encarar el proyecto de ley que tenemos en Argentina”. Gaillard recalcó el hecho que los nueve diputados que viajaron a Chile son de distintos bloques políticos, y esto se debe a que “lo central es poder garantizar a todos el acceso a la salud, que es un derecho fundamental”. Quien también se refirió a la visita fue la Diputada Nilda Garré, quien indicó que “los chilenos tienen mucho que contarnos, mucho que decirnos y enseñarnos, y agradecemos su buena voluntad para apoyarnos en nuestro trabajo legislativo, donde queremos dar una solución lo más rápido posible a las personas que tienen alivio con el uso medicinal de cannabis”. La agenda de trabajo de los parlamentarios partió el lunes 26 de septiembre cuando asistieron a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputado de Chile, en medio del debate que se realiza por la modificación a la ley 20.000 de drogas. Luego de la conferencia de prensa, los diputados sostuvieron reunión con pacientes de Fundación Daya, además de médicos de la organización, para luego dar paso a una reunión con expertos en políticas de drogas. “Con esta visita a Chile y Fundación Daya nos llevamos mucha riqueza para la toma de decisiones en Argentina, y entendemos que regular el uso medicinal de cannabis es un tema urgente, por lo que trabajaremos todos juntos para lograr lo mejor para las personas”, esgrimió el Diputado Sergio Wisky. La Presidenta de MamáCultiva Argentina, Valeria Salech, calificó esta reunión como “histórica”, ya que “es un avance muy importante que, frente a tanta división ideológica en Argentina, se unan diversos bloques políticos frente a esta causa”. Finalmente, quien también quiso referirse al encuentro fue la Diputada Diana Conti, quien comentó que “nos gustaría tener una ley parecida a la de Chile, donde la tenencia de cannabis no es delito, y es importante que todos entiendan que la puerta de ingreso a las drogas duras no es el cannabis, sino el contacto con el narcotraficante”. En la visita de los parlamentarios argentinos, Ana María Gazmuri hizo entrega oficial de una carpeta con un compendio de evidencia científica sobre uso medicinal de cannabis, documentación preparada por Fundación Daya. Cabe destacar que los otros diputados argentinos presentes fueron el Presidente de la Comisión de Seguridad Interior, Luis Petri; las Diputadas Gabriela Troiano y Blanca Rossi y los Diputados Jorge Franco y Andrés Guzmán. Daya también ha estado presente con su experiencia en la discusión parlamentaria en la Asamblea Nacional de Ecuador.
Legales

Cambiemos aceptó debatir en el Congreso la marihuana medicinal


Un proyecto de ley para legalizar su uso terapéutico será tratado en comisiones el próximo 13 de octubre.

thumbnail_img
El uso del cannabis con fines terapéuticos tendrá finalmente tratamiento en la Cámara de Diputados el 13 de octubre. Así lo confirmó el oficialismo de Cambiemos el miércoles tras un firme reclamo de la oposición, en una sesión en la que se debatió la penalización del desvío de precursores químicos (como la efedrina) y en la cual el tema del cannabis se coló con fuerza. La diputada Carolina Gaillard (FpV-Entre Ríos), presidenta de la comisión de Salud, reclamó por una ley sobre el uso del cannabis medicinal y por la promoción de la investigación de sus propiedades. También la kirchnerista Diana Conti reclamó debatir la legalización: “No se está contemplando la realidad argentina”. Hubo respaldo a esta posición de los bloques del FpV; Justicialista; Libres del Sur; Frente de Izquierda, Proyecto Sur; y Socialista, entre otros.El punto se llevó un buen rato del debate sobre los cambios al proyecto de precursores químicos que tenía media sanción del Senado (cambios que se habían acordado hacer con los senadores). La jefa del bloque massista, Graciela Camaño, advirtió que “no hemos sido convocados para hablar del cannabis medicinal” y que si introducían una modificación en ese tema el proyecto de precursores iba a terminar “enredándose” en el Senado. Apremiado el oficialismo, el presidente de la Comisión de Seguridad Interior, el radical Luis Petri, indicó que promoverán una ley aparte y se puso fecha para el 13 de octubre para un debate en las comisiones de Seguridad Interior, de Salud y de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. “Somos conscientes que desde el Parlamento debemos dar una respuesta a la utilización del cannabis para uso medicinal”, señaló.  
Legales

Una diputada planteó que la cannabis medicinal encuentra resistencia en el negocio de laboratorios.


thumbnail_img
Claramente aquí hay un interés muy fuerte por parte de los laboratorios y las potencias hegemónicas que siempre impulsaron su prohibición desde el año 61, justamente porque el cannabis es un vegetal que podría tener cualquier persona en su casa. Y alguien que consume cannabis medicinal probablemente deje de consumir diez fármacos diferentes”, dimensionó Carolina Gaillard, quien preside la comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación. Mientras la discusión instalada a nivel nacional se da en torno a la autorización de un tratamiento médico, ya que el uso del cannabis medicinal consiste en ello, las distintas legislaturas avanzan en las provincias sancionando sus marcos legales como en el caso de Chubut que lo incluyó en el vademécum de la obra social SEROS. Sin embargo, en el Congreso nacional es donde la iniciativa encuentra las mayores resistencias, fundamentalmente desde el oficialismo y en función de los posicionamientos del Ministerio de Seguridad. Para Carolina Gaillard (FpV), diputada nacional que preside la comisión de Salud de la Cámara baja la situación no solo tiene contexto en las políticas nacionales de lucha contra el narcotráfico -un argumento que consideró erróneo- sino además en los intereses de los laboratorios. “Claramente aquí hay un interés muy fuerte por parte de los laboratorios y las potencias hegemónicas que siempre impulsaron su prohibición desde el año 61, justamente porque el cannabis es un vegetal que podría tener cualquier persona en su casa. Y alguien que consume cannabis medicinal probablemente deje de consumir diez fármacos diferentes”, expuso ayer al participar en el Cine Teatro Español del 1° Seminario Regional Patagónico de Cannabis Medicinal. INTERESES CRUZADOS Así manifestó que la negativa a autorizar un tratamiento médico derivado de una planta, convive a nivel institucional con un sistema de salud que prescribe con total naturalidad ansiolíticos y psicotrópicos -incluso a nivel pediátrico-, que sí constituyen fármacos “peligrosos” desde el punto de vista del consumo y la adicción, argumentó. “El negocio de los laboratorios es muy importante: mueven 900.000 millones de dólares al año en el mundo. Después del negocio de las armas es el más importante. Si no ha habido investigación en el cannabis y sus posibles beneficios, es porque claramente hay un negocio de los laboratorios que ha impedido no solo que se investigue, se ha impedido y prohibido sus uso en el año 61 justamente porque se trata de un vegetal que cualquiera podría tener”, subrayó la diputada. Gaillard expuso que el debate que actualmente se da en Diputados, se circunscribe puntualmente en el uso medicinal y su autorización que hoy está penalizada por la ley de estupefacientes. Señaló que la mayor oposición al tratamiento proviene del Ministerio de Seguridad y en relación a las políticas contra el narcotráfico. “De allí viene la mayor oposición a que avancemos en la despenalización del uso medicinal -no del consumo recreativo- y trabajamos fuertemente en el consenso de todos los bloques políticos en avanzar en autorizar la investigación del cannabis medicinal, la producción publica y tendríamos que ponernos de acuerdo en algunas posturas cruzadas que hay respecto de la autorización del autocultivo para pacientes que tienen determinadas patologías como al epilepsia refractaria, pacientes oncológicos, que podrían cultivar en sus domicilios para poder hacerse la medicina”, explicó Gaillard en función de que en la Cámara baja existen doce iniciativas vinculadas en análisis, todas provenientes de distintos bloques políticos. “Creemos que podemos hacer una legislación como hay en otros países del mundo donde existen registros en el marco de la autoridad de aplicación, es decir el Ministerio de Salud, que autorizan a pacientes a cultivar en su domicilio. Pero hay mucha hipocresía y nosotros tenemos que dar el debate de cara a la sociedad, sacándonos la caretas que hay. No estamos hablando de legalizar el consumo de la marihuana, pero hay que decir que hoy la política del Gobierno nacional y el Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bulrich está a contramano del mundo, que ya no trata al consumidor como un delincuente, sino como alguien con un problema”, sostuvo. Más allá de ese posicionamiento, Gaillard subrayó que lo que se discute hoy es el cannabis medicinal, un debate totalmente diferente al del consumo y el narcotráfico. “Nuestro debate tiene que ver con la salud, y con que el Estado no les ponga resistencia y dificultad a mamás y pacientes que lo necesitan, y que por estar penalizado aún el uso medicinal lo único que sucede es que es difícil encontrar un médico que te los prescriba, es difícil hacerte del aceite que no se vende en farmacias, y el Estado no puede producir. Nosotros creemos que hay que despenalizar y legalizar el uso medicinal para que todos los pacientes que han encontrado en el cannabis una manera de aliviar el dolor y una mejor calidad de vida lo puedan hacer. Tienen todo el derecho y así se los garantizan los tratados internacionales de Derechos Humanos”, manifestó la diputada.
Legales

Cannabis medicinal: el 13 de octubre Diputados tratará la despenalización del autocultivo con fines terapéuticos


Un plenario de las comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal tratará un planteo de reforma de la Ley 23.737, relativa a la tenencia y tráfico de estupefacientes.

thumbnail_img
Impulsado por un enorme movimiento de lucha de madres, familiares y pacientes que reclaman la legalización del cannabis para paliar diversos síntomas y dolores, el debate sobre su uso medicinal en el marco del derecho a la salud de la población se instaló de lleno en la Cámara de Diputados. El jueves 13 de octubre, un plenario de las comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal tratará un planteo de reforma de la Ley 23.737, relativa a la tenencia y tráfico de estupefacientes, para que excluyera la penalización de la tenencia y cultivo de cannabis para uso terapéutico. Desde los Ministerios de Seguridad y Salud y desde la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología médica (ANMAT) buscan desviar el reclamo de despenalización del autocultivo e interponen maniobras para dilatar el debate. Pacientes y familiares le exigieron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y a los diputados de Cambiemos la reforma de la ley 23.737 para poner fin a la criminalización de los usuarios medicinales. El proyecto del PO en el Frente de Izquierda Nuestra bancada presentó un proyecto propio que establece la despenalización del consumo, el acceso al cannabis medicinal a través de las Obras Sociales y el sistema público de salud, y la investigación y producción estatal de esta sustancia para uso medicinal por la ANMAT. Tal como denunciaron los diputados Pablo López y Néstor Pitrola, el proyecto fue girado a la Comisión de Seguridad Interior, como cabecera, cuando el proyecto enmarca la legalización del cannabis medicinal como un asunto de salud pública y no como un problema penal (Ver: https://www.youtube.com/watch?v=OvICTLmKDpc ,https://youtu.be/tscgdHnRAGw) A principios de este año, la diputada Soledad Sosa y los diputados Néstor Pitrola y Pablo López, organizaron una audiencia pública en una sala colmada, donde se escucharon las voces de Mamá Cultiva, CAMEDA y muchas otras organizaciones, así como de médicos e investigadores especializados en el tema, que dieron testimonio de la persecución estatal contra quienes practican el auto cultivo y los efectos progresivos para la salud de los pacientes con epilepsia refractaria, cáncer, esclerosis múltiple, HIV, Parkinson, autismo, parálisis cerebral, fibromialgia, anorexia y muchas más. Los usos terapéuticos del cannabis están demostrados científicamente para muchas patologías (http://www.cannabismedicinal.com.ar/cannabis-medicinal/investigacion) y en muchos países ya está regulado, como es el caso de Canadá, donde el 24 de agosto último comenzó a regir el Programa de Acceso al Cannabis con Fines Medicinales (ACMPR). Por el derecho a la salud, contra el narcotráfico La legalización del cannabis medicinal bajo control estatal desplazaría a los aprovechadores, protegiendo a las familias y cultivadores. En este sentido, no claudicaremos en nuestra lucha por defender nuestros autocultivos medicinales, los cultivos colectivos y solidarios entre pacientes y cultivadores y la producción nacional tanto de flores de Cannabis Sativa y derivados como el aceite, y su inclusión en el Plan Médico Obligatorio para que todas las personas puedan acceder a su tratamiento a través de hospitales, obras sociales y prepagas. Los familiares y pacientes no queremos ser víctimas de las maniobras parlamentarias de los bloques mayoritarios. Exigimos que este jueves 13 de octubre se cumpla con nuestro derecho a una vida digna y sin dolor. Seguiremos firmes en la lucha hasta alcanzar la legalización del Cannabis medicinal.
Legales

Otro avance en Diputados para despenalizar uso de cannabis medicinal


thumbnail_img
En una reunión informativa de las comisiones de Seguridad Interior, Acción Social y Salud Pública y Legislación Penal, los diputados acordaron emitir dictamen la próxima semana para definir un régimen de cannabis para uso medicinal y despenalización de su suministro con fines terapéuticos, informa a agencia DyN. El plenario tuvo momentos de tensión cuando los representantes del oficialismo trataron de establecer que sea el gobierno quien reparta el aceite de cannabis, mientras que la kirchnerista Diana Conti se expresó a favor de autorizar los monocultivos. Siete proyectos fueron presentados para legislar sobre la despenalización del uso medicinal del cannabis, un tema no había sido tratado ni en comisión por el parlamento pese al reclamo de organizaciones de familiares de pacientes y profesionales. El debate tuvo un inicio polémico porque desde la oposición reclamaron que la cabecera del proyecto fuera la comisión deSalud, que preside la kirchnerista Carolina Gaillard, pero el oficialismo mantuvo el control a manos de la de Seguridad, que encabeza Petri. "Es parte de una visión por la que se criminaliza a los pibes", cuestionó Conti, mientras que Gaillard dijo que "estamos discutiendo un tema de salud, no un tema de drogas y adicciones". "Estamos cumpliendo con un compromiso, no hay voluntad de dilatar el tema", garantizó el cobista Luis Petri (UCR), presidente de la comisión de Seguridad Interior, quien fustigó a los sectores kirchneristas que promueven la propuesta al apuntar que "desde 2003 que estaba presentado" el tema a través de distintas iniciativas. Por su parte, la socialista Gabriela Troiano alertó que "hay grupos que quieren desviar el tema como medicamento que está contemplado dentro de la legislación actual" y, en este contexto, reclamo "celeridad en el tratamiento de este tema". "Es necesario dar el debate del uso medicinal del cannabisdestrabando las cuestiones legales que impiden a nuestros laboratorios nacionales poder encabezar la producción del acceso al medicamento para sectores más vulnerables", agregó. El debate incluyó la participación de familiares de pacientes que reclaman la legalización del cannabis medicinal y, en este contexto, conmovió el testimonio de María Laura Alassi, madre de una nena que tiene epilepsia refractaria que consiguió la autorización del ANMAT para importar aceite de cannabis. "Basta de empujar a las familias a la manos de estafadores y narcotraficantes", exigió Alassi, quien aclaró ante la mirada de los legisladores que "no vengo a generar lastima, vengo a pedir que trabajen por nuestros hijos, por nuestros enfermos, no me voy a ir sin una respuesta positiva". Previamente, el médico psiquiatra Andrew Blake, director Nacional de Salud Mental y Adicciones, propuso avanzar en un ensayo clínico con laboratorios nacionales sobre el uso del cannabis. Silvia Kochen, médica e investigadora del CONICET, confirmó que en Argentina ya se comenzaron a hacer ensayos con pacientes epilépticos y los primeros resultados determinaron que "en alrededor del 40 por ciento" de ellos se redujo "en más del 50 por ciento de los efectos de crisis". Marcelo Morante, médico y profesor adjunto de la cátedra de Medicina Interna de la Universidad Nacional de La Plata, reclamó a los diputados comprometerse a dar un marco regulatorio para que esto sea sincero". Por su parte, el juez federal de Lomas de Zamora Pedro Pianta apuntó que "el autocultivo no es algo ilegal" y pidió "quedarse tranquilos porque están amparados por la Constitución nacional". El debate continuará el martes al mediodía cuando el plenario de comisiones vuelva a reunirse para emitir dictamen.
Legales

Los diputados y el autocultivo


thumbnail_img
En un plenario, las comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal plasmarían los consensos alcanzados el jueves pasado. Hasta ayer, el oficialismo cuestionaba la despenalización del cultivo para uso terapéutico. Hoy se define en Diputados la elaboración del dictamen sobre el uso terapéutico de la marihuana, luego del acuerdo alcanzado por las Comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal en el plenario del jueves pasado. Fuentes de los distintos bloques, de espacialistas y de promotores del autocultivo de cannabis señalaron a este diario que, aunque en términos generales hay consenso sobre el empleo medicinal, no están cerrados los acuerdos en torno a la despenalización del autocultivo para el uso medicinal. El nuevo plenario fue convocado por la Comisión de Seguridad Interior –que encabezará el encuentro, al igual que el jueves pasado– para las 18.30 de hoy. A excepción de Cambiemos, en todos los bloques hay acuerdo en que la despenalización para uso medicinal no es una cuestión de seguridad pública, sino de salud. “Entendemos que la política no puede jugar con la salud de la gente”, dijo a Página/12 la diputada Carolina Gaillard (FpV-Entre Ríos). “Es muy importante que haya un dictamen que contemple a las madres y a los pacientes”, añadió. En las más de cuatro horas y media que duró la reunión consultiva del último jueves, disertaron madres de niños con enfermedades que requieren aceite de cannabis, militantes de organizaciones que defienden y promueven la legalidad del autocultivo como Mamá Cultiva y Cameda (Cannabis Medicinal Argentina), y especialistas. Durante las exposiciones, quedó demostrado el apoyo que distintos sectores sociales e investigadores dan a la legalización del uso con fines terapéuticos de la marihuana, y la urgencia de los pacientes en conseguir el cambio de regulación, que hasta el momento rige bajo la Ley de Drogas, por la cual los enfermos pueden ir presos si recurren a este tipo de medicamentos. Entre las enfermedades que precisan el tratamiento con aceite de cannabis, se encuentran la epilepsia, la epilepsia reactiva, el VIH, el cáncer, el Parkinson y la esclerosis múltiple. Si bien en el plenario se logró el consenso general para sacar el dictamen, quedó en suspenso en qué consistirá específicamente, y qué postura asumirá el oficialismo. Los puntos claves en la propuesta de la Comisión de Salud son la autorización para la investigación (a cargo de Conicet y de universidades públicas), la producción (a cargo de laboratorios nacionales y universidades públicas), y el autocultivo (en manos de los interesados, a partir de un registro expedido por el Ministerio de Salud). La cuestión del autocultivo es la que genera más fricciones con el oficialismo, que teme no poder controlar el cultivo doméstico. La diputada Gaillard explicó a este diario que en la propuesta de la Comisión de Salud “el autocultivo sólo se permite con una autorización y un registro del Ministerio de Salud, luego de evaluar la situación del paciente”, y que no contemplarlo en el dictamen significaría “dejar afuera una de las principales demandas de los familiares de enfermos y de las organizaciones”. “Hay muchos países, como Canadá, que llevan un control eficiente. Es fundamental que exista el registro, y mañana legislemos para que haya un marco regulatorio”, agregó la diputada. Por su parte, el presidente de la comisión de Seguridad Interior, Luis Petri (Cambiemos), afirmó que el dictamen que propiciará el oficialismo contempla que “el Estado realice las investigaciones y proporcione el aceite para tratar determinadas enfermedades”. Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno “ve con buenos ojos” el uso medicinal de cannabis, pero que “tiene que ser algo muy regulado”. Garavano advirtió que la reforma a la Ley de Drogas debe realizarse “siempre teniendo cuidado con lo que es la producción”, y añadió que para los tratamientos “se podrían usar las drogas incautadas”. En tanto, el ministro señaló que en cuanto a la despenalización de la tenencia para el consumo personal de marihuana y otras drogas “recién el año que viene se dará espacio para discutir” esa posibilidad, “junto con el Código Penal”. “El primer paso es fortalecer el rol del Estado, trabajar fuertemente sobre las adicciones y todo lo que tiene que ver con el sistema social de acompañamiento”, dijo. Garavano añadió que al respecto “es muy importante la opinión de los curas villeros”, quienes “han trabajado mucho en la cuestión”.
Legales

Cannabis medicinal: Cambiemos aún no pudo imponer su dictamen, que prohíbe el autocultivo


thumbnail_img
Tras el debate en comisión, el proyecto del oficialismo, que impulsa Bullrich, y el del FPV estaban empatados en firmas. Dudas en el Frente Renovador. Se define el miércoles a la mañana. El debate sobre el uso de cannabis con fines medicinales quedó congelado este martes en el plenario de las comisiones de Seguridad Interior, Salud y Legislación Penal de la Cámara de Diputados y se terminará de definir el miércoles por la mañana, cuando culmine la recolección de firmas y se revele cuál de los dictámenes obtuvo el apoyo mayoritario de legisladores. Hasta el martes a última hora, el proyecto de Cambiemos y el del Frente para la Victoria estaban empatados, mientras que el Frente Renovador mantenía su propio dictamen. Tal como quedó cristalizado en el debate que tuvo lugar la semana pasada, el eje de la discusión está puesto en la autorización para el autocultivo de cannabis con fines medicinales, que piden las organizaciones, especialistas, madres y chicos que padecen distintas enfermedades, que tratan con cannabis y sus derivados. Mientras el oficialismo plantea que garantizará la provisión gratuita por parte del Estado del aceite de cannabis a aquellos pacientes "que presenten las patologías contempladas" por la ley "y cuenten con la indicación médica pertinente", el Frente para a Victoria pretende autorizar el autocultivo de marihuana cuando sea para uso medicinal. En tanto, el Frente Renovador planteó el martes, a instancias de Felipe Solá, una solución intermedia: permitir el autocultivo de manera transitoria, a quienes en los hechos ya lo están practicando, hasta tanto el Estado esté en condiciones de saciar las demandas de los pacientes. Además de la provisión gratuita, Cambiemos propone firmar convenios con universidades nacionales para investigar "los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana", estudiar sus efectos en pacientes y, eventualmente, producir los derivados de la planta - como el aceite - que transitoriamente se importarían de países productores, como Israel, Canadá y Chile. "Estamos generando la respuesta posible a todas las personas que necesitan esto y que durante años fueron dejadas de lado", dijo el presidente de la comisión de Seguridad, Luis Petri, que remarcó el "compromiso público" del oficialismo con la problemática. Antes, el diputado macrista Sergio Wisky había explicado el límite al autocultivo, impuesto por el oficialismo a instancias de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. "Los medicamentos tienen que tener una calidad adecuada y es calidad la tiene que garantizar el Estado", explicó Wisky, quien acató la decisión del interbloque pese a que fue, junto con otros diputados, como Marcelo Weschler,quien intentó hasta último momento mover la voluntad de Cambiemos para abrir el permiso al monocultivo. "Esto es lo mejor que se pudo negociar", se lamentó ante sus colaboradores, aunque celebró que, al menos, la ley pueda contribuir a garantizar el medicamento que necesitan las familias. En el Frente para la Victoria también hubo negociaciones. Mientras durante la comisión se presentaron dos proyectos - uno de Diana Conti, secretaria de la comisión de Legislación Penal, y otro de Carolina Gaillard, presidenta de la Comisión de Salud - hacia el final de la reunión, el bloque logró encolumnarse detrás del texto de la entrerriana, con el agregado de la iniciativa de Conti, que modifica el artículo 15 de la ley de estupefacientes y establece que no será "considerada como tenencia o consumo de estupefacientes la tenencia y el consumo de plantas cannabis en su estado natural o cualquiera de sus derivados, destinados a la práctica medicinal y/o cuidados paliativos". El proyecto también tuvo el acompañamiento de Frente de Izquierda, el socialismo y Libres del Sur y logró 25 firmas. Por último, el Frente Renovador, a través de Solá, planteó en la reunión que "hasta que el Estado no esté en condiciones" de suministrar a los pacientes el cannabis para uso medicinal "el uso privado de los productos quede afuera de la penalización". El resto de los diputados del bloque evitó expresar su posición sobre el proyecto, que divide al massismo.  La propuesta de último momento de Solá sorprendió a Cambiemos, cuyos diputados pensaban que juntarían las firmas para sacar el dictamen de mayoría, algo que se vio frustrado sobre el final de la reunión, cuando las autoridades del bloque contaban casi la misma cantidad de apoyos que tenía el dictamen del Frente para la Victoria. La discusión terminará de saldarse el miércoles a las 10, cuando cierre el plazo para recibir las firmas.
Legales

Modificaciones en la Ley de drogas 23.737


thumbnail_img
El pasado 8 de Noviembre se publicó en el Boletín oficial la modificación de la ley 23.737 de parte del Congreso de la nación. Las modificaciones sustanciales se realizaron sobre artículos referidos a "PRECURSORES QUIMICOS" utilizados para elaborar estupefacientes sintéticos. Se mantiene intacta la penalización tanto de la tenencia como del cultivo de cannabis (O cualquier otra droga ilegal), los artículos de la ley dirigidos a estos temas, apenas sufrieron modificaciones en las multas económicas especificadas para cada caso (especificadas en Australes) Asi que recuerden : ...["Artículo 5°: Será reprimido con prisión de cuatro (4) a quince (15) años y multa de cuarenta y cinco (45) a novecientas (900) unidades fijas el que sin autorización o con destino ilegítimo: a) Siembre o cultive plantas o guarde semillas, precursores químicos o cualquier otra materia prima para producir o fabricar estupefacientes, o elementos destinados a tales fines; b) Produzca, fabrique, extraiga o prepare estupefacientes; c) Comercie con estupefacientes, precursores químicos o cualquier otra materia prima para su producción o fabricación o los tenga con fines de comercialización, o los distribuya, o dé en pago, o almacene o transporte; d) Comercie con plantas o sus semillas, utilizables para producir estupefacientes, o las tenga con fines de comercialización, o las distribuya, o las dé en pago, o las almacene o transporte; e) Entregue, suministre, aplique o facilite a otros estupefacientes a título oneroso. Si lo fuese a título gratuito, se aplicará prisión de tres (3) a doce (12) años y multa de quince (15) a trescientas (300) unidades fijas.?"]..... ...["Artículo 14°: Será reprimido con prisión de uno a seis años y multa de trescientos a seis mil australes el que tuviere en su poder estupefacientes. La pena será de un mes a dos años de prisión cuando, por su escasa cantidad y demás circunstancias, surgiere inequívocamente que la tenencia es para uso personal."].....   Aqui tienen el resumen de toda la modificación: http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/verNorma.do?id=138
Legales

Marcelo Morante: “Hay que ir ahora por el autocultivo”


Es médico, investigador y profesor en la Universidad Nacional de La Plata y uno de los propulsores del uso del cannabis medicinal.

thumbnail_img
"Esto era impensado en 2014”, dice  Marcelo Morante desde Colombia, donde participa de un congreso internacional sobre cannabis medicinal. Morante es docente en la Universidad Nacional de La Plata, donde dirige un departamento de investigación sobre el tema, y uno de los impulsores del uso terapéutico de esta sustancia. Llegó a la marihuana buscando un alivio para el dolor que le provocaban las convulsiones refractarias a su hermana. La legalización del cannabis medicinal obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados y ahora deberá ser tratada en el Senado.   --¿Qué balance hace del tratamiento legislativo? --Es positivo. Empezamos a hablar de la sustancia en el ámbito medicinal, de sus capacidades terapéuticas. Algunos de los niños que padecen epilepsia refractaria tienen resuelto su tratamiento. Otros no. El aceite que va a ingresar por la ley aprobada no sirve para todos, hay que tener alternativas. Se va a poder investigar más, los médicos que hablamos del tema vamos a dejar de ser criminalizados. Salimos de la ilegalidad.  --¿Qué opina sobre la exclusión de los autocultivadores? --Si bien es un avance, es un proyecto que se queda corto. Se deja afuera el autocultivo y no va a poder cumplirse con la demanda.  --¿Por qué? --El 90 por ciento de las prescripciones tienen que ver con el dolor y el cáncer, no con la epilepsia refractaria. El Estado no va a poder responder ante la demanda. Espero que esta ley sea una transición para que el año que viene se discuta la regulación del autocultivo. --¿Cómo se debería regular? --En el mundo ya ni se discute esto. Estamos corriendo de atrás. En Chile, Colombia y México (y ni hablar de los países desarrollados) no se discute el autocultivo. Hay que crear un registro, con la cantidad de plantas necesarias para producir, y controlar la producción. Es más, el Estado debería producir el aceite. Se puede.   --También es cierto que los que ya cultivan no dejarán de cultivar. --Por eso mismo. Regulamos para permanecer en la ilegalidad. La verdad no tiene mucho sentido, pero insisto en que se tendrá que discutir sobre la necesidad del autocultivo porque no habrá forma de cubrir la demanda del aceite de cannabis con la importación.  --Usted comenzó a divulgar las propiedades del cannabis hace unos años, ¿se imaginaba esta situación? --Esto era impensado en 2014. El motor de todo fueron las mamás. Ellas tuvieron la fuerza para visibilizar el tema y llevarlo al Congreso. Ahora tenemos otro marco para investigar. Por más que haya respuestas tardías –porque las investigaciones llevan sus años-, dejamos de demonizar una planta y entendemos que tiene poderes terapéuticos; la podemos analizar desde ese lugar. Empieza a jugar el médico de verdad, con la prescripción y el acompañamiento. Antes, era infringir la ley de manera constante. Enseño hace dos años en la facultad sobre una sustancia que estaba prohibida. Era insólito.
Legales

Un intento de asegurar la paridad


thumbnail_img
Ante el cierre de las sesiones ordinarias, los bloques de la oposición exigen que este año se puedan tratar y convertir en ley los proyectos de paridad de género y de uso medicinal del cannabis, excluidas por Macri de la convocatoria a extraordinarias. El año parlamentario tendrá un final caliente. La convocatoria a sesiones extraordinarias que el Ejecutivo llamó hasta el 30 de diciembre incluye 17 proyectos con trámites en ambas cámaras legislativas, muchos de ellos prioritarios para el Gobierno como el Presupuesto 2017 o la frustrada reforma electoral, otros concedidos a la “oposición amigable” y otros arrancados por el abroquelamiento opositor, como la emergencia social y la modificación del Impuesto a las Ganancias. También habrá disputas por incluir en la última sesión del año dos temas que el Gobierno dejó afuera de su agenda de prioridades: la paridad de género en las candidaturas electorales, y el uso medicinal del cannabis, que obtuvo la casi unánime media sanción de Diputados. Las sesiones ordinarias del Congreso terminan mañana a la medianoche y, antes de que cierre el plazo para poder tratar otros temas por fuera de la agenda que fijó el Gobierno para extraordinarias, desde la oposición buscarán convertir en ley esas dos iniciativas que obtuvieron un amplio respaldo legislativo, de oficialistas y opositores. El proyecto para establecer la paridad de género en las candidaturas electorales surgió de legisladoras de todos los bloques en medio de la discusión en la Cámara baja sobre la reforma electoral propuesta por el Gobierno para implementar el voto electrónico. Aunque con resistencia, la alianza oficialista terminó por aceptar incorporar la obligatoriedad de intercalar un hombre y una mujer o viceversa en la listas de candidatos. El mismo día que Diputados dio media sanción a la reforma electoral, el Senado aprobó su propia iniciativa sobre paridad de género por fuera de la reforma. Los senadores del FpV-PJ frenaron por sugerencia de sus propios gobernadores el voto electrónico, ante los cuestionamientos de los especialistas informáticos sobre la vulnerabilidad del sistema. Después del rechazo al proyecto oficialista, Macri dejó a la paridad de género fuera del temario para las sesiones extraordinarias. Por eso, diputadas de todos los bloques opositores –FpV, Frente Renovador, Progresistas, Peronismo para la Victoria, BJ y otros– solicitarán una sesión especial para mañana, antes de la última sesión ordinaria acordada del año. Hoy habrá una rueda de prensa, donde el colectivo contra la violencia de género Ni Una Menos respaldará el reclamo.  Las legisladoras afirman que la iniciativa cuenta con el amplio consenso con que fue impulsada y aprobada, incluso dentro del oficialismo. Deberán vencer el malhumor de Cambiemos, luego del freno a la reforma electoral. Mientras, el Gobierno no da aún la batalla por perdida al incorporar la reforma electoral al listado de temas para extraordinarias, y al reanudar la negociación con gobernadores peronistas. Las diputadas opositoras intentarán alcanzar el cuestionado requerimiento de dos tercios de los presentes en una sesión especial para un solo tema –a lo que se sumarían diputadas oficialistas– o de llegar a un acuerdo con el Gobierno para que incluya el tema en una ampliación de la convocatoria a extraordinarias. El otro punto pasará por el Senado. La media sanción de Diputados (221 votos a favor, ninguno en contra y una sola abstención) sobre el uso medicinal del cannabis tampoco está incluida en la convocatoria a extraordinarias. El proyecto establece que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) “permitirá la importación de aceite de cannabis cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el programa y cuenten con la indicación médica pertinente”. Las madres cuyos hijos padecen diferentes patologías que resultan aliviadas por el uso del aceite irán hoy al Senado a solicitar que el tema se trate en la sesión ordinaria de mañana, en la que se aprobará el Presupuesto 2017. Las madres que impulsan desde hace años la iniciativa en el Congreso se reunirán con el jefe del bloque del FpV-PJ, Miguel Angel Pichetto, para hacerle el pedido.  Allí, también se debería contar con el aval de Cambiemos para alcanzar los dos tercios e incorporar el tema, que aun no tiene tratamiento de comisiones, al temario. Los legisladores de todos los bloques que impulsaron el proyecto advierten que si no se trata este año será muy difícil retomar el tema en un año electoral como 2017. También habrá un pedido formal para incorporarlo a extraordinarias. Los asuntos que sí están en la agenda del Gobierno son el Presupuesto, si el debate de mañana supera la medianoche; Ganancias y Emergencia Social, que se tratarán en Diputados el 6 de diciembre, para luego pasar al Senado; también se buscará avanzar con la creación del Instituto de Evaluación de Calidad y Equidad Educativa. La Cámara alta tiene pendiente la reforma a la ley de ART, para pasarla a Diputados, y tratará las medias sanciones sobre los regímenes de Extinción de Dominio y Repatriación de Bienes (vinculados al narcotráfico) y de Protección a Víctimas de Delitos, así como la reforma al Código Penal sobre tenencia de armas y las restricciones de libertad a detenidos, entre otros temas.  Comisión por el atentado Hoy a las 14 se reunirá la Comisión de Peticiones de la Cámara de Diputados para analizar la creación en el ámbito del Congreso de la Comisión Investigadora del Atentado a la AMIA. Se trata de una propuesta presentada a fines de septiembre por legisladores del oficialismo y la oposición, más un sector de familiares de víctimas del atentado (Apemia y 18-J). En aquel momento, el diputado de Cambiemos Mario Negri destacó que esta comisión investigadora “reúne todas las facultades indispensables para llegar a la verdad”, en tanto que Fernando Sánchez (CC-ARI) consideró: “Teníamos que tomar la decisión colectiva, no se puede vivir con impunidad y falta de verdad”.